¿Qué son los pagarés de empresa?

pagares de empresa

Si estás en el mundo de los negocios sabrás que existen muchas formas de hacer crecer tu dinero o conseguir financiación. Es cuestión de conocer las opciones existentes en el mercado. Una de esas opciones financieras son los pagarés de empresa, pero ¿qué es un pagaré de empresa? ¿Cómo puedes sacarle provecho? La respuesta a estas preguntas las daremos a continuación.

Damos por hecho que si estás aquí es porque conoces perfectamente qué es un pagaré, cuál es la diferencia entre pagaré y letra de cambio y qué es el descuento de pagarés. Si no es así te invitamos a leer los artículos enlazados para profundizar en estos conceptos.

El pagaré y su uso en las empresas

Un pagaré, básicamente, es un documento de crédito, en el cual hay como mínimo dos partes implicadas; la primera parte es la empresa deudora, quien, al recibir un monto, acepta y reconoce una deuda con la segunda parte, el beneficiario. Dicha deuda debe ser pagada según el plazo pactado, obviamente junto con el capital. Convirtiéndose así el pagaré en el documento que certifica dicho acuerdo.

Partiendo de este concepto, el pagaré puede convertirse en una excelente vía para que las compañías puedan buscar opciones de financiación a corto plazo, tanto para potenciar su crecimiento como para apalancarse por vías alternativas a los créditos bancarios tradicionales.

El pagaré de empresa desde el punto de vista de la inversión

Así como para las empresas un pagaré es una forma de obtener financiación utilizando su propia actividad comercial, para aquellas personas que tienen un capital y están buscando la manera de multiplicarlo o hacerlo crecer, los pagarés son un producto que puede resultar bastante atractivo. En este caso hablamos de los pagarés de empresa.

El motivo es que los inversores pueden conseguir muy buenas rentabilidades a través de este instrumento, ya que la empresa, al vencer el plazo, debe abonar el capital más los intereses y comisiones acordados.

Así, un inversor pudiese distribuir cierta cantidad de dinero en varios pagarés de distintas empresas y a final de año estar recibiendo los frutos de dicha inversión.

Normalmente, un pagaré suele tener un plazo de vencimiento de 12 a 24 meses. Se debe tener en cuenta que los intereses esperados por este tipo de producto financiero son mayores a los instrumentos financieros de bajo riesgo o de plazo fijo. Pero, por supuesto, como bien lo estipula la ley del mundo de los negocios: “a mayor ganancia mayor riesgo”.

Un producto financiero de alto riesgo

Desde la óptica de quien invierte, un pagaré, conlleva muchos riesgos, ya que la única garantía de pago es la firma de la persona (jurídica en este caso) que emite el pagaré, es decir, la que adquiere la deuda. Si la empresa, al llegar la fecha de pago, se encuentra insolvente o en quiebra, el proceso de recoger el dinero y las ganancias se volverá muy difícil y, en algunos casos, imposibles.

Por ende, a la hora de negociar con este tipo de instrumentos financieros, se recomienda analizar muy bien la situación financiera de la empresa emisora; así como también es importante contar con la asesoría de un abogado experto en la materia y, por supuesto, se debe exigir que el documento sea debidamente notariado.

Es más importante aún evaluar la situación financiera del emisor cuando la empresa es una pyme, ya que por lo general estas empresas no han recibido nunca una calificación por parte de ninguna compañía de rating. El problema es que las pymes, en algunas ocasiones cuentan, con muy poco tiempo para avalar su futuro financiero a través de una proyección financiera; por lo que un contador en este caso también te será de gran utilidad.

Sin embargo, la finalidad de este artículo no es desanimarte ni quitarte las ganas de invertir en pagarés de empresa. Como todo negocio e inversión siempre existirá un riesgo; pero si recibes la asesoría adecuada y cuentas con un equipo de trabajo que te apoye, el riesgo disminuirá y tus probabilidades de éxito se multiplicarán, pudiendo obtener grandes ventajas y unas buenas utilidades en cada inversión.