¿Cuál es el salario mínimo en España en 2019?

¿Cuál es el salario mínimo en España?

salario mínimo en España
¿Cuál es el salario mínimo en España?
Valoración: 5 (100%) 1 votos

El salario mínimo en España es llamado oficialmente Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y cada año lo establece el Gobierno de España, siendo el primero de enero la fecha en que –por lo general– entra en vigencia. Esta retribución es la mínima que pueden recibir los trabajadores por una jornada legal de trabajo y su incremento está estrechamente relacionado con la productividad media nacional, el IPC, entre otros.

Para calcular el SMI diario, se debe dividir la cantidad completa mensual entre 30, y para el anual se multiplica el total mensual por 14 (12 pagas más las extras). Sin embargo, en el caso de las personas que reciben 12 pagas al año en vez de 14, se calcula prorrateándolas.

El Salario Mínimo en 2019

En la actualidad, el Salario Mínimo Interprofesional está fijado en 900 € al mes, pero al estar dividido en 14 pagas anuales (un total de 12.600 € al año), el ingreso mensual es de 1.050 € al mes. Con respecto a 2018, aumentó un 22,3%, el mayor alza desde 1977. Para los temporeros, el salario mínimo es de 42,62 euros al día y para los empleados del hogar, de 7,04 euros por hora.

Evolución del Salario Mínimo Interprofesional en España

El SMI suele ser aumentado anualmente, sin embargo, ha habido años en los que se ha mantenido la misma cifra. También hay ejercicios en los que se ha incrementado más de una vez en 365 días. A continuación, presentamos cómo han evolucionado las cantidades desde 1999, cuando la moneda nacional dejó de ser la Peseta para cambiar al Euro.

  • 1999: 485,7 €
  • 2000: 495,6 €
  • 2001: 505,7 €
  • 2002: 515,9 €
  • 2003: 526,4 €
  • 2004: 537,3 € y 572,6 €
  • 2005: 598,5 €
  • 2006: 631,1 €
  • 2007: 665,7 €
  • 2008: 700,0 €
  • 2009: 728,0 €
  • 2010: 738,9 €
  • 2011 y 2012: 748,3 €
  • 2013 y 2014: 752,9 €
  • 2015: 756,7 €
  • 2016: 764,4 €
  • 2017: 825,7 €
  • 2018: 858,6 €
  • 2019: 1.050 €

Consecuencias reales del incremento del SMI

Como explican muchos detractores, un salario mínimo muy alto podría ser un obstáculo para ingresar en el mercado laboral, debido a que muchas empresas no cuentan con la capacidad de pagar no solo el coste del salario por trabajador, sino los salarios reales, es decir, el SMI más los gastos de prestaciones, beneficios, entre otros, para un volumen de empleados más alto.

Sin embargo, defensores del aumento del SMI alegan que este incremento ayudaría a incentivar a los trabajadores -que verían mejorar su situación económica- y a los desempleados a que busquen empleo. Asimismo, coinciden en que el incremento aminora las tasas de pobreza entre la población activa, mejorando su capacidad adquisitiva. Por otro lado, los costes e ingresos para la Seguridad Social surgirán de cotizaciones sociales a 33,22 millones por cada punto de subida del Salario Mínimo Interprofesional.

¿Cuánto les cuesta a las empresas los salarios “reales”?

El salario “real” es la cifra total que debe pagar una empresa por la contratación de un trabajador. En España, el ingreso de SMI vigente es de 12.600 € anuales para cada trabajador, pero las compañías deben abonar alrededor de un 30% más por cada uno en concepto de Seguridad Social, es decir, 1.365 € por paga o casi 16.400 € anuales por cada trabajador que percibe SMI, sumando las cotizaciones empresariales.

Esto podría influir directamente en la decisión de contratar o no a un empleado, y en casos muy extremos, podría llevar a las compañías que no puedan con el gasto a buscar alternativas en lo que refiere a la contratación.

No Comments, Be The First!

Tu dirección de correo no será publicada.