Cómo saber si estoy en Asnef por internet

Cómo saber si estoy en Asnef por internet

Formar parte del fichero Asnef puede tener consecuencias muy negativas para llevar cabo futuros proyectos personales o profesionales, ya que aparecer en esta lista negra te cierra muchas puertas al mundo de la financiación. Esto, definitivamente, resta oportunidades de adquirir un préstamo o crédito bancario, por mucho que algunas entidades ofrezcan préstamos y créditos con Asnef, ya que en estos casos las cantidades suelen ser pequeñas y sujetas a grandes intereses.

Llegados a este punto damos por hecho que sabes perfectamente qué es Asnef. Si no es así, te recomendamos leer antes dicho artículo para aclarar ideas. Recuerda que muchas empresas tienen acceso a este fichero propiedad de Equifax, ya sean bancos, otro tipo de entidades financieras o empresas de servicios.

Para las empresas anteriores es muy sencillo verificar si tu nombre está o no en la lista. Pero, ¿qué pasa cuando somos nosotros los que no tenemos la certeza de si aparecemos o no en el fichero Asnef? Y es que puede bastar el simple impago de una factura para que nuestros datos pasen a engrosar esta lista negra.

Cuando una persona forma parte de Asnef suele tener un número de referencia que le indica que tiene un puesto en la misma como consecuencia de una deuda no pagada. Dicha referencia ha sido recibida previamente vía correo, pero ¿y si no tenemos el número de referencia?

En el siguiente post vamos a responder tus dudas acerca de cómo saber si estás en Asnef con o sin número de referencia, así que te invitamos a que sigas leyendo.

Cómo saber si mi nombre aparece en Asnef

Con número de referencia

Si tienes un número de referencia en tu poder quiere decir que te llegó una carta en la que se te notificó una incidencia relacionada con una deuda. Esto, de manera inexorable, implica que estás en Asnef.

Pero si la notificación te ha pillado por sorpresa y quieres verificar la información, el procedimiento es sencillo. Debes ingresar vía internet a la plataforma de Equifax, empresa a la que pertenece la lista de morosidad, e ingresar el número de referencia que te fue suministrado, así como tu NIF. En el caso de las empresas, se debe elegir la opción Asnef Empresas e introducir el CIF junto al número de referencia.

Una vez introducido el número de referencia el sistema mostrará tu nombre en la lista Asnef y los motivos de la incorporación. A través del sistema en línea de Equifax, no solo podrás verificarte en Asnef sino también en RAI, otro de los conocidos como ficheros de morosos.

Sin número de referencia

Si por el contrario no cuentas con un número de referencia pero no tienes la seguridad de no figurar en la lista, y deseas acceder a algún beneficio crediticio, hay un camino que debes seguir para comprobarlo.

Primeramente debes contactar -vía correo electrónico o postal- con las oficinas de Equifax, que como ya te hemos mencionado, es la empresa a la que pertenece el fichero Asnef. Puedes hacerlo a través del mail sac@equifax.es o de la dirección: apartado de correos 10.546, Madrid 28080.

Ellos podrán facilitarte la información pedida, pero previamente tendrás que hacer una solicitud formal ante su entidad. Para ello debes redactar una carta de solicitud dirigida al personal de Equifax, en la que se requiere información acerca de si tu nombre aparece en la lista de morosidad.

Dicha carta debe estar claramente datada con el día exacto de la solicitud y debe estar firmada por el solicitante, además dentro del contenido se debe facilitar una dirección de correo electrónico a la cual se hará llegar la información solicitada. La misiva debe ir acompañada de la copia de algún documento de identidad (DNI, carnet de conducir, NIE o CIF en caso de ser una empresa).

¿Es posible saber si estoy en Asnef por internet gratis?

En los dos casos expuestos anteriormente la información te será suministrada de forma gratuita y sin inconvenientes. Debes mantener los ojos muy abiertos ante ofertas engañosas, que te exigen cierta cantidad de dinero por verificar una información que es totalmente gratis. Recuerda que estás en todo tu derecho a confirmar la información de tus deudas sin costo alguno.

Si finalmente has descubierto que tu nombre está incluido en el fichero, en este otro artículo te contamos cómo salir del Asnef.

Qué es Asnef y qué significa estar en este fichero

Qué es Asnef

A la hora de pedir algún tipo de crédito o préstamo, lo primero que hacen las entidades financieras es consultar ficheros como Asnef. Pero, ¿qué es Asnef exactamente? ¿Quién puede consultar este fichero? ¿Qué consecuencias tiene estar incluido en él? En este artículo te explicamos todos estos detalles.

Asnef son las siglas de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, la cual formaliza una plataforma de datos de personas y empresas con deudas sin pagar. Esta información está accesible a todos los entes que forman parte de esta plataforma en España. Lamentablemente, tras la crisis económica, muchas personas físicas y jurídicas han engrosado la lista de Asnef debido a la imposibilidad de hacer frente a los pagos de sus obligaciones financieras.

Ahora bien, llegado a este punto es importante que sepas realmente qué es Asnef y lo que significa formar parte de esta lista negra, ya que de ello dependerán los futuros proyectos que tengas en mente, siempre y cuando requieran de financiación externa –eso sí, siempre hay entidades que ofrecen créditos con Asnef–. A continuación lo explicamos detenidamente.

¿Qué es Asnef Equifax?

De manera coloquial, podemos definir Asnef como un fichero que guarda la información de personas que no han completado sus pagos, aunque para formar parte del mismo no hace falta acumular deudas millonarias. Una persona que deje de abonar una simple factura de alguna empresa puede terminar en este listado. Equifax, por su parte, es una empresa global de soluciones de información, propietaria de este archivo.

¿Quiénes tienen acceso a Asnef?

Cualquier entidad bancaria tiene acceso a Asnef. El objetivo final es consultar si algunos de sus solicitantes de créditos o productos financieros tienen deudas impagadas. Sin embargo cualquier empresa que preste servicios también puede acceder a esta lista. Entre las empresas más comunes que pueden verificar tu nombre en la lista Asnef están las empresas de telefonía, de energía eléctrica, de agua, de luz, de gas…

Pese a que Asnef es una lista de deudas española, esta pertenece a una empresa norteamericana (Equifax) con presencia en más de 15 países, por lo que si te mudas de España sin pagar tu deuda es probable que se refleje en el país donde te encuentres.

¿Qué significa estar en Asnef?

Como dijimos anteriormente, debido a la fuerte crisis económica, muchas personas pasaron a formar parte de la lista de Asnef en los últimos años. Sin embargo, no todos son conscientes de los que esto significa y de las consecuencias que conlleva.

Y es que todas las entidades bancarias, financieras y de préstamos tienen acceso a este fichero, por lo que si queremos solicitar algún crédito, primero nuestro nombre será verificado en la lista Asnef. El resultado es previsible: las posibilidades de recibir el dinero se reducen de manera drástica si nuestro nombre aparece asociado a alguna deuda.

Asnef no solo es útil para los bancos y los agentes financieros, sino también para todas aquellas empresas que quieran verificar tu estatus antes de ofrecerte sus servicios.

Financieras que aceptan Asnef

Formar parte del fichero Asnef puede ser un problema de gran magnitud, ya que significa que muchas puertas se pueden cerrar de manera inmediata. Sin embargo ante la gran cantidad de personas que forman parte de la lista, existen empresas financieras dispuestas a ignorar que tu nombre aparece en ella, siempre y cuando la deuda adquirida. En este otro artículo analizamos dónde puedes solicitar préstamos y créditos con ASNEF.

¿Cómo saber si estoy en el fichero Asnef?

Si no tienes seguridad de si formas parte del fichero Asnef y no tienes un número de referencia, debes ponerte en contacto con Equifax, que te suministrará toda la información necesaria sobre tu estatus en Asnef.

¿Se puede salir del fichero Asnef?

La única manera legal y segura de salir de esta lista de morosidad es pagando la deuda adquirida. Hay personas que se encuentran en un proceso legal debido a que figuran en la lista aun después de cancelada su deuda. En este caso habrá que esperar el dictamen legal que autorice la salida de Asnef.

Tarjeta revolving: qué son las tarjetas revolving

tarjeta revolving

Las tarjetas revolving son un tipo de tarjeta de crédito de consumo. Son instrumentos de pago que permiten aplazar las compras que hagamos con ellas, lo que nos permite, asimismo, realizar la cancelación de los bienes que adquirimos con este instrumento en cómodos plazos, ajustados a nuestras necesidades y condiciones.

Las tarjetas revolving traen asignado un límite de crédito establecido que indica la cantidad de dinero de la que podemos disponer. Estos recursos disminuyen en la medida en que vayas sumando cargos o compras, y se reponen a través de pagos a plazos. Esta ventajosa condición permite contar siempre con un monto de crédito a favor, porque a medida que la deuda se cancela, el dinero vuelve a estar disponible para que el titular de la tarjeta revolving pueda hacer uso de él en cualquier momento.

Ante la pregunta ¿qué son las tarjetas revolving? también podemos decir que son un excelente instrumento financiero que se acopla, no solo a las necesidades del beneficiario, sino que también hace más amigables las condiciones del mercado.

¿Qué beneficios tiene una tarjeta revolving?

El hecho de que puedas escoger la modalidad de pago de tus consumos: total o aplazado, ya es de por sí una gran ventaja. Es decir, compras y te ocupas cómodamente de la cancelación de esos bienes que adquiriste, pero, eso sí, recuerda que el pago a plazos genera la obligación de cancelar intereses de manera adicional. Por ello recomendamos que, siempre que puedas, optes por el pago del monto total -evitarás pagar intereses que incrementen el valor final-.

Infórmate bien de cómo vas a amortizar la deuda, en qué plazo y términos lo harás. Queda en manos de la institución financiera que emite la tarjeta revolving elegir la fecha de pago. Y esto último es importante. Por eso, lo mejor es informarse primero de todos estos detalles para que luego no nos llevemos sorpresas y nos enfrentemos a unos intereses que no podamos pagar.

Entonces, ¿qué son las tarjetas revolving? Ese trozo de plástico es una tarjeta de crédito no convencional que te ofrece las mismas ventajas con el plus de que tú escoges cuánto -entre el 3% y el 25% de la compra-, será la cuota que pagarás mensualmente.

Podemos citar como ejemplo la tarjeta ‘A tu Ritmo BBVA’, en la que se fijan límites de recursos para tus compras que oscilan entre los 20 y 200€. Es una buena opción, pero te recomendamos leer bien las condiciones que te especifica la tarjeta. Otra buena opción, el menos en España, es la tarjeta revolving del Santander ‘Mi Otra 1/2/3’, con un límite de crédito de 12.000 euros.

Otra peculiaridad: las tarjetas revolving tienen otras ventajas muy similares a las tarjetas de crédito tradicionales, como planes de descuentos, seguros y otras garantías que dependen, claro está, de la tarjeta que contrates.

Detalles a considerar

Ojo, a pesar de las ventajas de estas tarjetas siempre recomendamos utilizar los instrumentos financieros con cautela. Toma en consideración que cuando vayas a optar por alguna forma de obtener crédito, sobre todo de la sencilla manera que explicamos en este artículo, debes estar siempre atento a no sobrepasarte en la utilización de estos recursos. Si echas mano de estas tarjetas de manera habitual, intenta no alargar las cuotas de pago de la financiación que estos instrumentos te ofrecen. ¿El motivo? Evitar altos intereses.

Si bien una tarjeta revolving es una opción interesante, elegir una cuota de pago muy pequeña para la cancelación mensual de los productos que compraste con ella puede ser contraproducente, porque el elevado tipo de interés que deberás cancelar podría exceder tus posibilidades. La deuda final se generará sobre el precio inicial del bien que adquiriste -más los intereses- y que, a fin de cuentas, deberás cancelar a la entidad emisora de la tarjeta.

¿Cuál es la diferencia entre crédito y préstamo?

diferencia entre credito y prestamo

Para un ciudadano común, con poca educación financiera, los términos crédito y préstamo pueden llevar a equívoco, ya que muchos se enfrentan a estas palabras con la idea de que son conceptos distintos. Sin embargo, tal y como veremos a continuación con más detalle, ambos hacen referencia a un mismo instrumento, aunque con matices. Debido esta duda recurrente creemos necesario que es importante analizar cuál es la diferencia entre crédito y préstamo… si es que existe.

Crédito bancario vs préstamo bancario

Cuando hablamos de un crédito o contrato de crédito nos referimos a una operación financiera a través de la cual una persona o una institución financiera (el acreedor) pone a disposición de la persona que lo solicita, en ese momento deudor o cliente, de una cantidad de dinero con un límite prefijado.

Generalmente si nos referimos a un crédito, la entidad financiera no entrega todo el dinero de una sola vez al cliente. Este, en cambio, puede utilizar la masa monetaria pedida a la institución según sus necesidades a través de una cuenta bancaria o su tarjeta de crédito.

A solicitud del cliente o deudor, en este caso, la entidad bancaria desembolsará montos parciales a la persona que contraiga la deuda, de acuerdo a como esta lo vaya solicitando. Es decir, si un cliente tiene concedido un crédito de 3.000 euros y solicita 500 para realizar un pago, la entidad únicamente abonará los 500 euros solicitados.

El cliente que obtiene el crédito solo pagará intereses por el dinero del que haya dispuesto de acuerdo a lo que compruebe la institución que eroga dichos recursos. El deudor, a su vez, se compromete a devolver el dinero más una pequeña comisión sobre el saldo no dispuesto.

La ventaja es que en la medida que devuelve el dinero podrá seguir disponiendo de más, sin sobrepasar, eso sí, el límite que se fijó al momento de transar la operación.

Qué es un crédito: definición

Los créditos también se otorgan a un plazo determinado, y muy por el contrario a lo que ocurre con un préstamo, cuando la transacción ha terminado sin problemas entre la institución y el cliente o deudor, este se puede renovar o ampliar.

Esa es una diferencia sustantiva con el préstamo, que implica el fin de la relación entre ambas partes cuando la deuda ha sido saldada. Otra diferencia con el crédito es que los intereses no son tan elevados.

Como decimos, los intereses de los créditos suelen ser más altos que los de un préstamo, pero, como conviene recalcar, sólo se paga por la cantidad utilizada. Esta es una gran diferencia entre crédito y préstamo.

Qué es un préstamo: definición

Un préstamo también es una operación financiera. En ella la entidad bancaria funge como prestamista y entrega una cantidad de dinero fija a otra institución o persona, que se convierte en el prestatario.

La transacción está condicionada a que el beneficiario de dichos recursos devuelva correctamente y en el tiempo estipulado, la cantidad de dinero que se le otorgó como préstamo, más los intereses generados en un plazo determinado fijado generalmente por el prestamista.

Esta amortización o pago se realiza de manera fraccionada, mediante cuotas prefijadas y regularmente. Las condiciones de la referida operación son muy específicas y se exige su estricto cumplimiento.

El fin: otra diferencia entre crédito y préstamo

Los fines para los que se solicitan préstamos o créditos también diferencian estas operaciones financieras.

Explican los expertos que cuando se quiere financiar la compra de un bien específico como un vehículo, un viaje, estudios, o la modificación o reparación de la vivienda, por ejemplo, se tiende a otorgar un préstamo.

Los créditos, por su parte, se utilizan para sufragar períodos en los que se registra falta de liquidez en una empresa o se producen la baja de recursos temporales por retrasos entre cobros y pagos.

Así que recuerda siempre que no es lo mismo solicitar un préstamo que un crédito. Estos últimos, incluso, son más recomendados para necesidades de una empresa que para los requerimientos de una persona particular. Las empresas también tienen alternativas de financiación, como el crowdfunding, el crowdlending o el descuento de pagarés, herramientas que ya hemos analizado en profundidad en anteriores artículos.

Prestamista y prestatario: conoce sus diferencias

prestamista y prestatario

Como en cualquier operación mercantil, a la hora de firmar un préstamo aparecen conceptos que no siempre están del todo claros. Por ello conviene conocer la terminología específica para no cometer errores que puedan volverse en nuestra contra en un futuro.

En las siguientes líneas vamos hablar en profundidad sobre las dos figuras principales en todo préstamo. Se trata del prestamista y el prestatario; términos muy útiles en el mundo financiero y que vale la pena tener claro para evitar confusiones. En este punto damos por hecho que todos los lectores tienen claro qué es un préstamo, por lo que vamos a pasar de puntillas por su definición.

A pesar de que estos dos términos se usan de manera habitual, muchas personas que no tienen conocimientos financieros no diferencian con precisión estas figuras. A continuación entraremos con detalle en estos conceptos, presentes en cualquier contrato de préstamo de dinero.

Prestamista: definición

Por prestamista se entiende toda persona, física o jurídica, que tiene la capacidad de realizar un préstamo. Pero, ¿qué es un préstamo? Para el asunto que nos atañe vamos a definirlo como un contrato mediante el cual una persona otorga una cantidad de dinero a otra a cambio de unos intereses.

Los prestamistas de dinero, que como decimos pueden ser personas físicas o jurídicas, son aquellos que hacen entrega de una cantidad a un tercero que este debe devolver íntegra con una serie de condiciones establecida en un contrato verbal o escrito, donde se especifica el modo, las cuotas, el interés y los lapsos de tiempo en que este capital debe ser devuelto. Todo contrato tiene que estar sujeto a las leyes y normas de la zona donde se realizó y firmó.

Un prestamista puede ser de tipo bancario y de tipo no bancario. El prestamista de tipo bancario es el tipo de prestamista más popular al que se recurre a la hora de solicitar un préstamo. Un prestamista bancario no es más que el ente financiero jurídico que ofrece préstamos de todo tipo, ya sea personal, de inversión y desarrollo de empresas, hipotecarios o remodelación, etc.

Por lo general, este tipo de prestamista exige una serie de requisitos, como soporte y demostración de solvencia para devolver el préstamo que está otorgando. El prestamista de tipo no bancario, a su vez, se clasifica en prestamista individual y prestamistas jurídicos. Los prestamistas individuales son todas aquellas personas físicas que tienen la capacidad de realizar un préstamo.

Este tipo de prestamista no exige tantos requisitos y son más flexibles con las cuotas para el pago del préstamo. Los principales prestamista jurídicos no bancarios son empresas de inversión, caja de ahorros, empresas de crédito rápido o empresas comerciales. El prestamista, por tanto, como se suele decir coloquialmente, es “la gente que presta dinero”.

Prestatario: definición. ¿Quién es la parte prestataria?

Por su parte, un prestatario es la persona física o jurídica que solicita y recibe un capital en concepto de préstamo, el cual acepta, a través de un contrato, el modo, las cuotas, el interés y los lapsos de tiempo en que este capital debe ser devuelto.

En fin, el prestatario asume todas las obligaciones y adquiere todos los derechos del contrato de préstamo firmado. Dicho contrato está sujeto a los derechos y deberes que establece las leyes de la zona donde se desarrolló y se firmó. Los prestatarios son personas que necesitan financiación para cualquier fin: comprar vivienda, crear o reimpulsar una empresa, etc.

Prestamista y prestatario: diferencias

Las diferencias entre un prestamista y un prestatario, por tanto, son muy evidentes. El prestamista es quien tiene la capacidad de dar un capital en préstamo y es quien recibe dicho pago del capital prestado en cuotas y medios preestablecidos en un contrato junto a un interés asociado al préstamo. Y el prestatario es quien recibe el préstamo y debe pagar el mismo en cuotas, modos de pago e interés ya preestablecido en un contrato que él y el prestamista hayan aceptado.

A modo de resumen, el prestamista es quien ofrece un préstamo con las condiciones que se preestablecen en un contrato, ya sea verbal o escrito, y el prestatario es quien recibe el préstamo y acepta las condiciones del contrato convirtiéndose en el titular del préstamo. Está obligado a pagar como lo han establecido ambas partes en el contrato.

Préstamos y créditos con ASNEF, ¿dónde solicitarlos?

Dónde solicitar préstamos y créditos con ASNEF

A la hora de aprobar la concesión de un préstamo o un crédito, las entidades analizan la situación financiera de quien realiza la solicitud para analizar la viabilidad de la operación. Lo primero que hacen es comprobar los listados de morosos, siendo ASNEF, CIRBE y RAI los más conocidos y consultados por todos los bancos y entidades financieras.

No podemos obviar que aparecer en un listado de morosos como ASNEF dificulta de manera notable la posibilidad de acceder a un préstamo, pero la realidad es que hoy en día podemos encontrar en el mercado opciones y compañías que facilitan el acceso al crédito a pesar de ello. Muchas de estas empresas operan a través de internet y prometen dinero rápido y sencillo, por lo que debemos asegurarnos de que trabajamos con compañías serias antes de dar el paso.

Leer másPréstamos y créditos con ASNEF, ¿dónde solicitarlos?

35 expertos en economía y finanzas que debes seguir en Twitter

Expertos en economía y finanzas que debes seguir en Twitter

Las redes sociales nos ofrecen un escaparate único para estar al día de todas las novedades que ocurren en todos los sectores de actividad, y el mundo de la economía y las finanzas no iba a ser menos. Por este motivo hemos elaborado un listado con los 35 influencers y expertos en habla hispana que no puedes dejar de seguir en Twitter para estar informado de todo lo que ocurre en este sector.

Con esta lista queremos acotar en la medida de lo posible la enorme cantidad de información que cada día se genera a través de estos canales, ya que más del 80% de los usuarios habituales de internet tiene en la actualidad algún perfil activo en alguna red social.

Leer más35 expertos en economía y finanzas que debes seguir en Twitter

El 53% de las empresas españolas financió más de 100.000 euros en 2016

El 53% de las empresas españolas financiaron más de 100.000 euros en 2016

Algo más de la mitad de las empresas españolas, en concreto el 53%, tuvieron en 2016 unas necesidades de financiación superiores a 100.000 euros, según pone de manifiesto la última encuesta sobre acceso a la financiación elaborada por el Banco Central Europeo y la Comisión Europea.

Leer másEl 53% de las empresas españolas financió más de 100.000 euros en 2016

7 empresas de minicréditos y microcréditos online al instante

8 empresas de minicréditos y microcréditos online al instante

Muchos autónomos y particulares tienen que recurrir a menudo a minicréditos o microcréditos para hacer frente al pago de alguna factura, abonar impuestos o, simplemente, realizar una pequeña inversión en equipos para llevar a cabo nuevos trabajos y proyectos.

Para facilitarles la labor, en este artículo hemos reunido un total de siete empresas que ofrecen préstamos rápidos online a través de internet, en muchos casos con Asnef. Todos estos préstamos sin papeleos al instante garantizan una respuesta rápida y una tramitación sencilla y sin papeleos. Además, operan sin avales ni nóminas y permiten conseguir dinero rápido online sin cambiar de banco.

Con estas empresas podrás solicitar minicreditos online nuevos que te permitan ganar liquidez a corto plazo. También te recomendamos leer nuestro artículo sobre Préstamos y créditos con Asnef, donde te explicamos dónde puedes conseguir dinero aunque estés en un fichero de morosos.

Leer más7 empresas de minicréditos y microcréditos online al instante

7 alternativas a los bancos para la financiación de pymes y autónomos

Alternativas a los bancos para la financiación de pymes y autónomos

Las consecuencias de la crisis económica y su impacto sobre el sistema financiero español provocaron que los bancos decidieran cerrar el grifo de la financiación y elevar sus criterios de evaluación para acceder al crédito. Aunque la banca ha comenzado tímidamente a incrementar el número de operaciones, lo cierto es que las pymes y los autónomos continúan encontrando serias dificultades para encontrar la financiación necesaria para afrontar el pago de impuestos, realizar pagos a proveedores o poner en marcha nuevos proyectos.

Leer más7 alternativas a los bancos para la financiación de pymes y autónomos