Sinergia en la empresa: tipos de sinergia empresarial

sinergia en la empresa

Cada vez es más frecuente oír hablar de sinergia empresarial, un término que grosso modo podemos traducir como “trabajando en conjunto”. Pero, ¿qué es la sinergia empresarial exactamente? ¿Qué tipos existen? ¿Cómo podemos aprovecharnos de ella para mejorar la productividad de nuestros negocios?

Una definición académica más clara plantea que es un trabajo, un esfuerzo en conjunto, que realiza una tarea muy compleja obteniendo así un significativo éxito al final.

Qué es la sinergia empresarial

Cuando la sinergia se aplica en el campo empresarial tiene como resultado la producción de efectos adicionales que resultan de la unión de dos o más organizaciones que trabajan en conjunto para tener un mejor funcionamiento y, a su vez, un importante resultado que no obtendrían trabajando por separado.

Este concepto es de vital importancia en el ámbito de los negocios, ya que es importante que haya sinergia entre los distintos departamentos para que el trabajo se dé en conjunto y con una máxima cooperación.

Debido a las graves crisis que atraviesan los países, fue necesario crear una opción positiva para los negocios y así impulsar y desarrollar todo lo que tenemos a nuestro alcance con el propósito de tener un gran beneficio a cambio del mismo o menor coste.

Desde el punto de vista empresarial, la sinergia es un objetivo estratégico a tomar en cuenta, ya que eleva la cooperación e innovación entre los departamentos, ya sea de una misma o de diferentes empresas. Es por esto que hay que desarrollar diversas estrategias sinérgicas para mejorar la manera de hacer negocios.

De igual manera, para que este proceso se pueda llevar a cabo de forma exitosa, es necesario un líder que tenga la capacidad de organizar los equipos de trabajo tomando en cuenta el desempeño de los trabajadores, permitiéndoles su desarrollo individual, basándose así en valores como confianza, respeto, compromiso. Un líder que no tiene por qué ser el CEO de la compañía.

También, para que la sinergia se pueda efectuar y así ver resultados positivos, es imprescindible el trabajo cotidiano, encontrando así ideas y habilidades dentro de la fuerza laboral empresarial.

Tipos de sinergia empresarial

Según la aplicación de las sinergias y sus distintas características tenemos varios tipos:

  • Sinergia Empresarial de Ventas: Por lo general, un departamento de una empresa, si es lo suficientemente grande, cuenta con diversas líneas de negocios, así como también distintos equipos de ventas y distribución. Lo que hace la sinergia es utilizar los mismos canales de distribución, compartiendo además los mismos gastos de publicidad y promoción. El objetivo que se obtiene con esto es vender más con los mismos costes.
  • Sinergia Empresarial de Producción: Mediante la mayor utilización de la fuerza laboral, empleando una buena planificación de la producción de la empresa se busca disminuir los costos o mantenerlos fijos.
  • Sinergia Empresarial de Inversión: Esta se lleva a cabo cuando se utiliza la misma empresa compartiendo un espacio de trabajo destinado a la producción de diferentes productos de la actividad económica, compartiendo además los costes fijos como las maquinarias, herramientas, instalaciones y equipos informáticos. Utilizando los mismos recursos con la finalidad de obtener más a cambio. Se puede llevar a cabo en cualquier ámbito de la empresa.
  • Sinergia Empresarial de Dirección: Una definición simple de esta sinergia afirma que es básicamente cuando se aprovechan de las habilidades y capacidades de un equipo directivo para encargarse simultáneamente de varios negocios. Afecta así los conocimientos, prácticas de dirección que puedan aplicarse en las diversas organizaciones.
  • Sinergia Empresarial de Operaciones: Son sinergias en la comercialización como las que se crean al utilizar por ejemplo canales de venta, servicios posventa, entre otros.

Recargo de equivalencia: tipos de recargo y contabilidad

recargo de equivalencia

Si eres un pequeño emprendedor o un comerciante minorista te interesa entender qué es el recargo de equivalencia del IVA. Por eso, en este artículo te lo explicaremos de manera sencilla y te mostraremos qué tipos existen.

Qué es el recargo de equivalencia

El recargo de equivalencia define el impuesto especial sobre el IVA que deben abonar los comerciantes de pequeñas empresas, o los minoristas, cuya actividad primaria es vender al consumidor final sin intervenir de ningún modo en el proceso de producción o manufacturación de los productos que venden.

Los negocios que utilizan el recargo de equivalencia son las tiendas que se encargan de vender ropa, comida, electrodomésticos (todo comerciante minorista), las farmacias, tiendas online y cualquier minorista que venda la mercancía tal y como la compró, sin realizar ninguna modificación.

Vale aclarar que este impuesto no aplica para empresas que brindan servicios, comercio mayorista y grandes industrias, ya que el impuesto que corresponde a ellas es el propio IVA.

Tipos de recargo de equivalencia

  • IVA súper reducido a un 4%: recargo de equivalencia de un 0,5%.
  • IVA general al 21%: recargo de equivalencia de un 5,2%.
  • Tabaco: recargo de equivalencia de un 1,75%.
  • IVA reducido al 10%: recargo de equivalencia de 1,4%.

Función del recargo de equivalencia

El recargo de equivalencia agiliza el papeleo de pago del IVA, ya que los minoristas no harán declaración de este impuesto al cancelar el recargo. Es decir, la declaración se le delega a las empresas mayoristas en vista de que ellas son las que cobran el IVA en sus productos y son ellos los que los cancelan al Estado en su declaración de impuesto.

En la práctica, el minorista abonará al mayorista el IVA correspondiente más el recargo de equivalencia. De esta forma, el minorista queda eximido de la obligación de presentar la liquidación del IVA ante Hacienda. Será el mayorista, por tanto, el que tendrá que realizar dicha liquidación.

Obligaciones de los minoristas referentes al recargo de equivalencia

Todo aquel pequeño comerciante que tiene acceso al recargo de equivalencia, debe tener en cuenta las siguientes obligaciones:

  • Aunque no está en la obligación de hacer facturas, cuando algún particular así lo pida deberá otorgarle una.
  • El autónomo que realice importaciones de cualquier tipo deberá abonar en aduana según la cantidad que esta le exija. Al tiempo que notificará a sus proveedores que se encuentra bajo el recargo de equivalencia.
  • El comerciante minorista en recargo de equivalencia no está en la obligación de llevar libros contables a fin de contabilizar el IVA.

Ejemplo

El siguiente ejemplo te ayudará a entender lo que anteriormente te hemos descrito:

Supongamos que un comerciante minorista adquiere 10.000 euros en productos con el IVA reducido del 10%. Su factura quedará así:

  • Total de productos: 10.000 euros
  • IVA: 1.000 (10% DE 10.000)
  • Recargo de equivalencia: 140 euros (1,4% de 10.000 euros)
  • Total: 11.140 euros.

Cabe destacar que debido al recargo de equivalencia, la inversión del autónomo se verá afectada, ya que no podrá descontar el IVA, sin importar la cantidad de capital invertido, y esto afectará tanto al capital como a los productos que vendas.

Domicilio social y fiscal, ¿en qué se diferencian y cuál debes elegir?

Domicilio social y fiscal

En este artículo te explicaremos de manera fácil y sencilla qué es el domicilio social y fiscal, un par de conceptos importantes especialmente para quienes desean empezar una empresa.

En las sociedades mercantiles, estos términos tienen funciones diferentes, de ahí la importancia de conocerlos y aprender a diferenciarlos. Y es que su importancia puede ser tan grande como la del propio capital social.

Qué es el domicilio social

El domicilio social es la oficina o lugar físico desde donde se administra y dirige todas las actividades relacionadas con una empresa.

Debido a esto, el domicilio social es de carácter exclusivo de las empresas, ya que para los emprendedores autónomos no es un requisito necesario.

Es esencial inscribir el domicilio social en el Registro Mercantil para que este sea de dominio público y así sea más fácil encontrar la dirección específica de la empresa. Cabe destacar que si tu empresa tiene una tienda o establecimiento comercial, el domicilio fiscal no tiene por qué ser el mismo.

Sin embargo, debes escoger bien el domicilio social, ya que solo lo puedes cambiar mediante un documento escrito que tendrías que enviar al Registro Mercantil y a la Agencia Tributaria, que se encargará de publicar tu nueva dirección.

Qué es el domicilio fiscal

El domicilio fiscal son las instalaciones de una empresa dedicadas a los asuntos administrativos y directivos de dicha empresa. Es, además, donde se reciben las notificaciones por parte de la Agencia Tributaria.

Pueden estar en las mismas instalaciones donde lleva a cabo su labor la empresa o en otra edificación distinta. Lo verdaderamente importante es que esté bien aclarado en los papeles de registro de comercio de la empresa a fin de evitar confusiones y posteriores sanciones.

El domicilio fiscal de acuerdo a los siguientes casos:

  • Personas Físicas: es decir, aquellos que no llevan a cabo ninguna actividad por cuenta propia, su domicilio fiscal será su lugar de habitación normal (su vivienda habitual).
  • Emprendedores autónomos: al igual que las personas físicas, su domicilio fiscal es su lugar de residencia. Pero en este caso también puede ser el lugar donde administra y dirige sus actividades comerciales.
  • Empresas: casi siempre coincide con el domicilio social, ya que este es la zona donde se lleva a cabo toda la parte administrativa de las actividades económicas.

Diferencias entre domicilio fiscal y social

El domicilio social y el domicilio fiscal están muy relacionados. Por ello, sus diferencias suelen ser muy pocas y solo afectan a sociedades mercantiles.

A continuación te mostraremos algunas de ellas:

  • En el social es en el que se desarrollan todas las actividades comerciales y en el fiscal donde se envían los avisos por parte de la Agencia Tributaria.
  • En el caso del domicilio social, la ubicación está al alcance del público en general pero la dirección del domicilio fiscal se mantiene de manera confidencial.
  • El domicilio social está amparado por la ley de sociedades de capital mientras que el domicilio fiscal está avalado por la ley general tributaria.

Es bueno destacar que los dos domicilios se deben informar a la Agencia Tributaria para hacer la solicitud del NIF y también comunicar a la Seguridad Social la contratación de empleados.

Qué es un autónomo colaborador: requisitos y bonificaciones

autonomo colaborador

Si estás a punto de iniciar un negocio, seguro que te interesará leer este artículo en el que te explicaremos qué es un autónomo colaborador, qué requisitos debe cumplir y qué beneficios puede traer para tu negocio. Si eres familiar de un empresario también te será muy útil conocer esta información.

Qué es un autónomo colaborador

El autónomo colaborador es un familiar cercano del trabajador independiente, que además de convivir con él, decide apoyarlo y trabajar para su familiar en su pequeña empresa. El propietario de la sociedad, como empresario, deberá darse de alta como autónomo societario.

Debe ser un familiar directo, ya sea un hermano, padre, hijo, cónyuge o cualquier familiar hasta segundo grado, es decir, primos, tíos, abuelos y cuñados.

Requisitos legales para ser un autónomo colaborador

Los requisitos establecidos para actuar como autónomo colaborador son:

  • Trabajar en el oficio de manera constante. No se le podrá considerar un autónomo colaborador si solo trabaja ocasionalmente.
  • La exigencia mínima de edad es de 16 años. Las leyes no permiten que una persona menor de 16 años realice ninguna actividad profesional.
  • Debe residir en el mismo hogar que el autónomo independiente.

Deberes de ambos autónomos (titular y colaborador)

Algunas de las responsabilidades del autónomo trabajador titular en relación con el colaborador son:

  • Pagar de manera puntual el salario acordado de acuerdo al contrato o de su desempeño laboral.
  • Hacerse responsable de pagar todas las facturas y los gastos que implican la producción o servicios de la empresa.
  • Debe responder por las cotizaciones que el empleado ha ido abonando ante la Seguridad Social.

Por su parte, el autónomo colaborador debe cumplir con el pago de los impuestos y las obligaciones publicas según lo estipulen las leyes del país.

A pesar de que para la Agencia Tributaria un trabajador autónomo es visto como un trabajador independiente, el autónomo colaborador no tiene el compromiso de mostrar declaraciones de IVA porque esto es responsabilidad del dueño del negocio. Sin embargo, al poseer una nómina, debe presentar una declaración anual de renta, como cualquier otro trabajador por cuenta ajena.

Cómo darse de alta como autónomo colaborador

Este proceso es realmente sencillo para los autónomos colaboradores y es mucho más fácil que el de un trabajador independiente normal. No es necesario darse de alta en la Agencia Tributaria, sino que basta con hacerlo en la Seguridad Social y cumplir con los requisitos que establece la ley.

Beneficios de contar con autónomos colaboradores

En España, como en muchos otros países, las pequeñas y medianas empresas son las que dan un gran impulso en sentido económico y proporcionan oportunidades de trabajo a la sociedad.

El inicio de estas empresas suele ser difícil y generan gran estrés al emprendedor; en este punto el apoyo de los familiares es muy útil, ya que al ver que cuenta con ellos no se sentirá solo en esta fase tan importante. Además, el trabajo y la experiencia de los familiares suelen contribuir al buen funcionamiento el negocio.

Si quieres montar tu empresa pero no sabes a qué te quieres dedicar, en este artículo te ayudamos a identificar oportunidades de negocio. Quién sabe, quizá la persona con la que ahora vives se convierta en tu mejor aliado en forma de autónomo colaborador.

Qué es una sociedad patrimonial y cuáles son sus ventajas

sociedad patrimonial

Si tienes un gran patrimonio o quieres gestionar tus activos de manera efectiva quizá te interese montar una sociedad patrimonial. En este artículo analizamos qué es una sociedad patrimonial, los tipos que existen y qué ventajas ofrece a sus administradores.

Qué es una sociedad patrimonial

Las sociedades patrimoniales son aquellas que se dedican esencialmente a la administración y gestión de patrimonios, los cuales pueden estar compuestos por bienes inmuebles, valores o la mezcla de ambos.

Para que una sociedad se considere patrimonial más del 50% de sus activos no deben estar relacionados con ninguna actividad económica.

Por tal motivo, consideremos este ejemplo:

Debido a que la ley española no considera como actividad económica el que se alquile los inmuebles, la sociedad patrimonial pudiera en un momento dado alquilar alguna de sus propiedades, pero nunca deberá contratar personal con fines laborales o con el propósito de percibir algún ingreso económico procedente del mismo porque entonces dejaría de ser una sociedad patrimonial.

Tipos de sociedades patrimoniales

Sociedad patrimonial de tenencia de inmuebles

En esta sociedad únicamente se poseen inmuebles familiares con el fin de utilizarlos para esparcimiento o cualquier otro uso que se le desee dar siempre y cuando no represente una actividad económica mayor.

El siguiente ejemplo te ayudará a entender mejor en qué consiste este patrimonio:

Supongamos que una familia tiene el poder adquisitivo para poseer una casa de veraneo en la playa; una de invierno en las montañas y una hacienda familiar. A fin de darle algún uso tal vez la familia alquile la casa de la playa en época de vacaciones, pero solo con ese propósito.

Otro caso sería que decidieras prestar tu hacienda familiar para un plan vacacional de alguna escuela o empresa, pero siendo solo en una ocasión o sin fines lucrativos, para que no se convierta en una actividad comercial.

Sociedad patrimonial de tenencia de valores

Una sociedad patrimonial de tenencia de valores solo invierte en la bolsa y exclusivamente posee valores.

Sociedad patrimonial de alquiler de inmuebles

En esta sociedad se utilizan las propiedades adquiridas para alquiler. La ley española lo permite solo si no contrata a una persona que se encargue de supervisar este proceso.

Requisitos para crear una sociedad patrimonial

En realidad las sociedades de propiedad patrimonial no se crean sino que tienen como base las sociedades mercantiles ya establecidas -leer tipos de administradores-.

Para que se considere una sociedad patrimonial, esta no debe tener destinada la mitad (50%) de sus activos a asuntos comerciales, pues en lugar de ser propiedad patrimonial sería una actividad comercial propiamente dicha, ya que estaría centrada más que nada en producir ganancias.

Aunque la sociedad patrimonial pudiera generar algunas ganancias económicas, no centra estas actividades en obtener ingresos y lo deja claro la normativa de que el 50% del crédito de su capital no debe tener como objetivo el generar ganancias.

Ventaja de las sociedades patrimoniales

La sociedad patrimonial principalmente traerá ventaja para las empresas más grandes o corporativas pues le permite diferenciar lo patrimonial de lo dedicado a las actividades comerciales. Pero ¿dónde se centra la ventaja? En el hecho de beneficiarse de la exención de algunos impuestos.

Qué es una cooperativa de trabajo asociado

cooperativa de trabajo asociado

¿Eres un profesional autónomo? ¿Eres emprendedor? ¿Estás considerando la posibilidad de formar parte de una cooperativa de trabajo asociado? ¿Te conviene? En este artículo encontrarás información muy útil que te ayudará a tomar la mejor decisión.

Qué es una cooperativa de trabajo asociado

Para empezar, debes saber que las cooperativas de trabajo asociado son corporaciones compuestas por profesionales de una misma especialidad. Si decides pertenecer a una, serás considerado al mismo tiempo trabajador y socio de la misma.

En la actualidad esta opción para facturar está siendo usada en muchos países del mundo. Por ejemplo, en España, sectores productivos de servicio social, educativo, artesanal, entre otros, están presentes en las cooperativas de trabajo asociado.

Tipos de cooperativas de trabajo asociado

Las cooperativas de trabajo asociado se clasifican según su naturaleza y el propósito para el cual fueron creadas.

Cooperativas de impulso empresarial

Tienen como propósito orientar a sus asociados con la intención de mejorar la calidad de sus trabajos. Además, promueven los logros empresariales de cada uno de sus miembros. Se utilizan principalmente para tramitar el trabajo de los jóvenes emprendedores.

Cooperativas de interés social

Surgen con la intención de ayudar a los grupos menos favorecidos o con menos ventajas, a incorporase al campo laboral. Existen cooperativas de este tipo que apoyan, por ejemplo, a personas con algún tipo de discapacidad o víctimas de violencia de género.

Cooperativas de transporte

Ta como lo indica su nombre, agrupa a los trabajadores del sector transporte, ya sea de personas, mercancías o cualquier otro producto que genere algún ingreso. Es posible que los vehículos que la componen sea propiedad de la cooperativa o de alguno de sus socios.

Beneficios de estar en una cooperativa de trabajo asociado

Al formar parte de una cooperativa de trabajo asociado dejarás de ser un trabajador independiente, al mismo tiempo podrás facturar tus trabajos y obtener los ingresos correspondientes. Recibirás tu pago cuando tu cliente haya abonado la factura en su totalidad.

Las facturas se emitirán a nombre de la cooperativa, la cual hará el descuento concerniente a los gastos de las gestiones que haya tenido que realizar y los impuestos que correspondan.

Algunos aspectos legales que debes tener en cuenta

Es normal que el aspecto legal te inquiete un poco, y aunque ciertamente no existen pruebas que puedan usarse para definir la práctica de facturar a través de las cooperativas de trabajo asociado como una actividad ilegal, es importante que sepas que las autoridades, como el Ministerio de Hacienda, tienen la potestad de realizar algunas investigaciones al respecto.

Como resultado de dichas investigaciones algunas cooperativas de trabajo asociado han cerrado sus puertas.

Por lo tanto, para evitar cualquier clase de penalización por parte del Ministerio de Hacienda, de Trabajo o de Seguridad Social, debes usar estos sistemas solo para facturar ocasionalmente y no de manera muy frecuente.

También es importante que sepas a qué tipo de cooperativa de trabajo asociado debes pertenecer según tu especialidad.

Ejemplos de cooperativas de trabajo asociado

Algunos ejemplos de cooperativas de trabajo asociado son estos:

  1. Smart Ibérica: una cooperativa con sede en la Península Ibérica y que está compuesta por artistas.
  2. SBP-CA: esta cooperativa de trabajo asociado está formada por periodistas y comunicadores.
  3. Por supuesto el mundo del internet no escapa a esta modalidad de facturación ya que cada vez son más utilizadas las cooperativas en línea que permiten realizar facturas de manera rápida, sencilla y legal.

Tipos de despido: los 3 motivos por los que pueden despedirte

tipos de despido

¿Qué es un despido?, ¿cuáles son los tipos de despido más comunes?, ¿cuándo se considera que el despido es nulo o, por el contrario, procedente? En este artículo te lo explicaremos todo.

Qué es un despido

El despido es la acción por la cual el empresario decide dar por terminado el contrato de trabajo y toda relación laboral con el empleado.

En algunos países, entre los que se encuentra España, el despido es libre. Esto quiere decir que el empresario puede despedir al trabajador cuando él lo considere conveniente. Sin embargo, en muchas ocasiones debe cumplir con algunas exigencias legales para poder proceder con el despido.

Tipos de despido

Veamos ahora cuáles son los tipos de despido que existen y cuándo se consideran válidos.

1. Despido disciplinario

Este se lleva a cabo cuando se considera que el trabajador ha cometido alguna falta grave o ha incumplido con sus obligaciones laborales. Puedes declararse procedente, improcedente o nulo.

Algunas faltas que justifican este despido son:

  • La desobediencia e incumplimiento a las órdenes del empresario.
  • Ser agresivo o irrespetuoso de manera verbal o física, no solo con el empresario sino también con sus compañeros de trabajo.
  • El abuso frecuente de alcohol y sustancias psicotrópicas que repercuten de manera directa en el rendimiento laboral.

2. Despido colectivo

Esta acción se realiza cuando, por causas financieras, organizativas o sistemáticas, se tiene que terminar el contrato con varios trabajadores al mismo tiempo. La cantidad de empleados a despedir dependerá del número con el que cuente la empresa y la situación de necesidad de la misma.

Para que se considere despido colectivo tienen que abandonar la empresa los siguientes empleados:

  • 10 trabajadores en las empresas de hasta 100 empleados
  • El 10% de la plantilla en compañías de entre 100 y 300 empleados
  • 30 trabajadores en las empresas que ocupan a más de 300 personas

3. Despido objetivo

En la mayoría de las ocasiones estos despidos se llevan a cabo por causas económicas e, incluso, por la falta de adaptación del trabajador o de capacidades para el puesto de trabajo. Cabe resaltar que en algunos casos el trabajador no tiene culpa de la situación que ha causado su despido.

Por ello es importante proceder de la manera correcta para llevar a cabo este despido, ya que de lo contrario puede ser declarado improcedente.

Por lo tanto, las condiciones que deben tomarse en cuenta para hacerlo de forma adecuada son estas:

  • Notificar al trabajador mediante una carta de despido, en la que se expliquen los motivos por el cual se lleva a cabo este proceso y la fecha en que tendrá efecto.
  • El empresario debe avisar con 15 días de anticipación.
  • Ofrecer al trabajador la indemnización adecuada mediante un cheque, en efectivo o un ingreso previo.

Cuando no se realizan los despidos de la manera correcta o si el empleado no está de acuerdo, puede llevar el caso ante un juez, quien examinará y dictaminará si el despido es procedente, improcedente o nulo. Entremos en mayor profundidad en estos conceptos.

Despido procedente

Cuando el despido se considera procedente es porque cumple todos los requisitos exigidos por la ley y la empresa ha podido justificar las causas del mismo, lo cual permitirá que el proceso se lleve a cabo de la forma correcta y que el empresario no reciba más consecuencias de las que establezca el Estatuto de los Trabajadores.

Por lo general, se refiere tanto al despido disciplinario como al objetivo siempre y cuando las causas sean ciertas y justificadas. Las causas más frecuentes de un despido procedente son la desobediencia o indisciplina, la ausencias o retrasos sin justificación, el descenso en el rendimiento laboral y el acoso laboral u otras conductas discriminatorias.

Despido improcedente

Este tipo de despido suele ser el más habitual, ya que no existe una causa de despido justificada o las mismas no se pueden acreditar. Se produce cuando el empresario de manera unilateral decide prescindir de alguno de los trabajadores de su compañía sin que existan problemas disciplinarios o causas objetivas.

En estos casos, la compañía tendrá que indemnizar al trabajador con una cantidad que en España asciende a 33 días por año trabajado (serán 45 días por año trabajado con anterioridad al mes de febrero del año 2012).

Despido nulo

Un despido nulo se da cuando el empresario lleva a cabo el procedimiento sin tomar en cuenta las leyes del país, viola los derechos del trabajador o lo discrimina por su religión, cultura o raza.

En caso de que el agraviado no esté de acuerdo con los motivos por los que se quiere procesar su despido, tendrá 20 días para impugnarlo. Si no se le ha hecho llegar la carta de despido, o la recibe pero los motivos que están expuestas en esta no son lo suficientemente justificados, el despido se podría considerar improcedente.

Estos son los tipos de despido que existen en España. El más frecuente es el improcedente, que lleva aparejada una indemnización al no existir causas objetivas para el cese de la relación laboral.

Working capital o fondo de maniobra: todo lo que debes saber

working capital o fondo de maniobra

Working capital, fondo de maniobra, capital circulante o fondo de rotación, son algunos de los nombres que recibe un parámetro fundamental concreto para la gestión de cualquier empresa.

Pero ¿qué es exactamente el working capital? ¿Cómo se calcula? ¿Qué significa su resultado? Descubre todas las respuestas en este artículo.

Definición de working capital o fondo de maniobra

El fondo de maniobra es definido como la diferencia entre los activos a corto plazo (activo liquido) de una empresa y los pasivos (deudas por pagar), también a corto plazo.

Este indicador determina si dicha empresa está en capacidad de honrar sus pagos de menos de 12 meses, con activos que son o serán líquidos en los próximos 12 meses.

Una definición más sencilla y extendida indica que el fondo de maniobra son aquellos recursos financieros a largo plazo que una empresa necesita para funcionar a corto plazo.

Como veremos un poco más adelante, para comprender mejor la definición del working capital, es necesario saber que el activo corriente engloba cualquier activo líquido, y que el pasivo corriente se refiere a los pagos que deben ser realizados en un periodo de tiempo inferior a un año.

Cómo se calcula el working capital

El fondo de maniobra puede ser calculado de una de estas dos formas con iguales resultados en ambos casos:

Desde la perspectiva de la financiación a largo plazo

FM = (PNC-PN) – ANC

Las variables representan:

  • FM: Fondo de maniobra
  • PNC: Pasivos no corrientes
  • PN: Patrimonio neto
  • ANC: Activo no corriente

Desde la perspectiva de la financiación a corto plazo

FM = AC – PC

En este caso, las variables representan:

  • AC: Activo corriente
  • PC: Pasivo corriente

Interpretación del fondo de maniobra

Al aplicar alguna de las fórmulas anteriores se obtiene un resultado que puede ser positivo, negativo o igual a cero. Lo que significan cada uno de estos tres escenarios te lo explicamos a continuación.

Fondo de maniobra positivo

Que el fondo de maniobra sea positivo es lo que busca toda empresa, pues esto habla muy bien de su situación financiera actual. Este resultado indica que los activos corrientes son financiados con recursos a largo plazo y que la empresa podrá cumplir sin problemas con todos sus compromisos de pago a largo plazo.

Fondo de maniobra negativo

Si el resultado de aplicar la fórmula para el cálculo del fondo de maniobra es negativo, la situación en la empresa no está bien, porque se están financiando activos no corrientes con recursos a corto plazo. Como consecuencia, puede que se le haga difícil pagar las deudas a corto plazo que ha contraído pues no dispone de liquidez suficiente.

Fondo de maniobra igual a cero

Si esto ocurre, la empresa está en riesgo debido a que todo el activo corriente está siendo financiado con préstamos a corto plazo, por lo tanto, si se llega a producir algún retraso en el cobro, la empresa no podrá honrar sus pagos.

El escenario óptimo para una empresa es que su working capital o fondo de maniobra sea positivo, pues le permitirá pagar todas sus deudas a tiempo sin perder capital ni oportunidades de inversión.

Los mejores espacios de coworking en Barcelona

Los mejores espacios de coworking en Barcelona

El aumento del número de autónomos y el elevado precio de las oficinas en las grandes ciudades han provocado que cada vez sean más los profesionales que deciden compartir su espacio de trabajo para reducir costes. Esta tendencia ha hecho que el coworking haya tomado protagonismo en los últimos años en ciudades como Barcelona, donde ya podemos encontrar multitud de propuestas para todos los gustos.

Estos espacios de coworking no deben entenderse únicamente como simples oficinas compartidas o despachos compartidos. Más allá de ser un espacio físico, estas instalaciones permiten a los autónomos y profesionales independientes compartir experiencias, realizar contactos comerciales y exprimir al máximo las oportunidades que ofrece el networking.

Además, casi todas las oficinas cuentan con despachos para realizar reuniones y estancias para tomar un café y charlar de manera distendida, por lo que ofrecen infraestructuras más que suficientes para recibir clientes, poner en marcha nuevos proyectos y, en definitiva, dar una imagen de empresa, algo muy difícil de conseguir desde una oficina instalada en el domicilio particular del autónomo.

Los 17 espacios de coworking en Barcelona que debes conocer

Ante esta proliferación de espacios de coworking en Barcelona, en descuentodepagares10.com nos hemos propuesto seleccionar los mejores centros de la capital catalana para ofrecer una visión global. Esta guía útil pretende ser de ayuda a todos los autónomos y emprendedores que quieren encontrar el lugar más adecuado, y por ello vamos a contar las bondades de 15 espacios y los precios de partida para disfrutar de sus instalaciones.

Los nombres de cada una de estas oficinas compartidas tienen un enlace a la página oficial del coworking para que puedas ampliar la información y conocer su ubicación exacta, sus tarifas o ver muchas más fotos de las instalaciones.

Eso sí, cuando comiences a operar y encuentres el puesto de trabajo ideal para dar rienda suelta a tus proyectos, te recomendamos que utilices un buen programa de CRM gratuito para que puedas gestionar tu cartera de clientes y con ello la calidad de tu servicio y tu rentabilidad.

Ponte cómodo, ¡empezamos!

Attico Coworking Barcelona
Attico › Ronda Sant Pere, 52, Ático

Aticco

Un ático de 1.000 metros cuadrados con vistas a la ciudad es uno de los grandes atractivos de Attico. Este espacio no sólo ofrece puestos de trabajo, sino también servicios como asesoría, marketing online, gimnasio o menús diarios. Dispone de dos salas de reuniones, 300 m2 de terrazas, wifi con 300Mb de velocidad, cocina con neveras y microondas, sala de estar con sofás, impresoras profesionales y hasta baños con ducha para que te sientas como en casa.

Attico está abierto las 24 horas del día los 7 días de la semana. El acceso es por huella dactilar para que no tengas que preocuparte por las llaves. Además, podrás venir en bici y dejarla aparcada en el mismo local. Tienen mesas de trabajo y despachos de coworking para una mayor privacidad.

Dirección: Ronda Sant Pere, 52, Ático, 08010 Barcelona

BCNewt Coworking Barcelona
BCNewt › Carrer de Llull, 47

BCNewt

BCNewt se levanta en Poblenou, uno de los distritos más innovadores y modernos de la Ciudad Condal. Este local ha ido mutando con el tiempo hasta convertirse en toda una comunidad de emprendedores. Cuenta con mesas de trabajo, salas de reuniones que puedes alquilar por horas y amplio espacio diáfano que permite ser transformado para la celebración de eventos.

La estética es plenamente industrial. De hecho, las lámparas de techo, las divisiones de las salas, las mesas de la cocina y de la sala de reuniones y los zócalos del suelo se ha construido con pallets recolectados en la calle. Destaca el hormigón y la iluminación de bajo consumo. Los precios parten de los 120 euros al mes por cuatro horas al día. La jornada completa parte de los 165 euros/mes. Se pueden alquilar mesas por 25 euros al día y salas de reuniones por 30 euros la hora.

Dirección: Carrer de Llull, 47, 08005 Barcelona

Betahaus coworking Barcelona
Betahaus › Carrer de Vilafranca, 7

Betahaus

Betahaus Barcelona es uno de los coworking de moda de la capital y uno de los espacios que aglutina una mayor comunidad emprendedora. En nada más y nada menos que seis plantas, creadas de manera casi artesanal con materiales reciclados, Betahaus ofrece todo lo necesario para poner en marcha un proyecto y hacer networking con profesionales de casi cualquier ámbito.

En sus diferentes plantas podemos encontrar mesas de trabajo, despachos, salas de reuniones… y hasta pequeñas cabinas para realizar llamadas por Skype. Y todo ello en un ambiente acogedor y con una agenda de eventos de referencia. No te puedes perder sus terrazas, su gran cafetería, sus salas de estar o su tejado, desde donde se obtiene una bonita panorámica de la ciudad. El paquete flexible parte desde los 199 euros mensuales (+IVA), aunque puedes tener tu mesa propia por 299 euros/mes. El acceso para trabajar un día suelto es de 25 euros.

Dirección: Carrer de Vilafranca, 7, 08024 Barcelona

Canvas coworking Barcelona
Canvas Barcelona › La Rambla, 130

Canvas Barcelona

Canvas Barcelona se define como un espacio para eventos en el corazón de Barcelona. Sus más de 500 metros cuadrados de superficie le permiten ofrecer diferentes estancias para realizar todo tipo de reuniones, presentaciones, talleres… y, por supuesto, para compartir oficina con otros profesionales. Sus salas se alquilan por precios muy ajustados que parten de los 72 euros/día para un espacio de 20 metros cuadrados.

Su servicio de coworking tiene un precio muy contenido si tenemos en cuenta que hablamos de un espacio moderno y funcional en pleno centro de la ciudad. Por 135 euros al mes (+IVA) tenemos un puesto de trabajo de lunes a viernes de 9 a 21 horas. Si queremos un puesto fijo el precio sube a 160 euros/mes. Esto también incluye 4 horas al mes de sala de reuniones. Hacer un uso esporádico de las instalaciones cuesta 20 euros al día o 90 euros a la semana.

Dirección: La Rambla, 130, 08002 Barcelona

Cloud Coworking Barcelona
Cloud Coworking › Carrer de Sardenya, 229

Cloud Coworking

Los responsables de Cloud se autodefinen como el coworking más completo de Barcelona. Dicen esto porque tienen dos maravillosas terrazas con vistas a la ciudad, parking en el mismo edificio, cocina, área de descanso, videovigilancia, salas de reuniones, acceso 24 horas al día por huella dactilar, aparcamiento para bicis… ¡y café y té gratis! Su ubicación entre el centro de Barcelona y la Sagrada Familia es otro de sus puntos fuertes.

Su solución más flexible tiene un precio de 180 euros al mes (+IVA) y permite utilizar el espacio de coworking las 24 horas del día los 7 días de la semana sin restricciones. Además, este pack da derecho a tres horas mensuales de sala de reuniones. También hay paquetes menos económicos para los profesionales que prefieran una mesa y una estantería de uso propio o, incluso, un despacho privado de hasta 15 personas.

Dirección: Carrer de Sardenya, 229, 08013 Barcelona

CREC Coworking Barcelona
CREC Coworking › Blesa, 27 y Gran Via de les Corts Catalanes, 672

CREC Coworking

CREC es un proyecto relativamente nuevo pero con un enorme potencial de crecimiento. Su andadura nació con CREC Poble Sec, un espacio con más de 1000 m2 de instalaciones, 150 posiciones de coworking, salas de reuniones y formación, estudio de fotografía y diferentes espacios comunes. Tras el éxito de este local, su última apuesta es CREC Eixample, con posiciones fijas y flex, sala de reunión, office y varios espacios privados para equipos. Más de 200 profesionales confían actualmente en sus servicios.

Su tarifa flexible es de 180 euros al mes (+IVA) y da derecho a usar las instalaciones de lunes a viernes de 8.00 de la mañana a 21.00 de la noche. Si quieres tu espacio fijo tendrás que abonar 230 euros al mes. El uso de la sala de reuniones está limitado a 3 ó 4 horas al mes según el pack elegido. Una idea muy interesante es que cada usuario está reflejado en la web de CREC con una foto, su nombre, a qué se dedica y un enlace a su web.

Direcciones: C/ Blesa, 27, 08004 Barcelona y C/ Gran Via de les Corts Catalanes, 672. 08010. Barcelona

cwork coworking Barcelona
Cwork › Carrer del Camp, 79

Cwork

Situado en la zona alta de Barcelona, CWork dispone tanto de espacios unipersonales con mesas individuales como equipos de hasta cuatro personas. Entre sus servicios encontramos una zona de relax con nevera y máquinas de café y una sala de reuniones con capacidad para 8 personas con TV y sistema de videoconferencias.

El precio fijo es de 225 euros al mes (+IVA) y no ofrecen servicios temporales por horas o días. Esta tarifa permite acceder al espacio 24 horas al día de lunes a domingo, tener una mesa de trabajo fija, gestión de la correspondencia, 12 horas mensuales de uso de la sala de reuniones, estanterías, etc. Además, permite incorporar el logo de tu empresa en el escaparate de la fachada.

Dirección: Carrer del Camp, 79, 08022 Barcelona

Home Work Coworking Barcelona
Home Work Coworking › Avenida Diagonal, 460, 2-2,

Home Work Coworking

En plena Avenida Diagonal se levanta este moderno y luminoso espacio de coworking en el que se dan cita profesionales independientes de todos los sectores. La instalación está separada en dos espacios: uno para 10 personas y otro para 15. Además, cuenta con tres salas de reuniones, una de las cuales está preparada para realizar cualquier tipo de evento. Home Work Coworking abre 24 horas al día.

Los precios están en la media de la capital. La tarifa flexible cuesta 225 euros y permite utilizar el espacio todos los días del mes sin límite de tiempo y con acceso 24 horas. La tarifa diaria es de 25 euros y da derecho a utilizar una mesa de trabajo durante un tiempo máximo de 8 horas. La sala para eventos, de 30 metros cuadrados, tiene un precio de alquiler de 35 euros/hora.

Dirección: Avenida Diagonal, 460, 2-2, 08006 Barcelona

Kubik coworking Barcelona
Kubik › Carrer Luis Antúnez, 6

Kubik

Con más de 20 años de trayectoria, Kubik se enorgullece de ser “el primer coworking de España y probablemente del planeta”. Ubicado en el barrio de Gràcia, se define como una comunidad de emprendedores del ámbito creativo, artístico, diseño, comunicación, innovación social y economía colaborativa. La instalación cuenta actualmente con tres espacios (900 m2 totales) que dan cabida a una comunidad de más de 100 emprendedores.

Kubik tiene múltiples planes con tarifas muy ajustadas para dar servicio a cualquier tipo de profesional. Por apenas 66 euros al mes se puede usar el espacio en media jornada (4,5 horas diarias) de lunes a viernes. Por un poco más, 89 euros, se tiene derecho a un espacio de trabajo de lunes a viernes de 9.30 a 18.30 horas (es decir, 9 horas diarias). Si el profesional quiere tener acceso las 24 horas del día los 7 días de la semana tendrá que abonar 179 euros. Y el pase de un día (9 horas) es de tan solo ¡10 euros!

Dirección: Carrer Luis Antúnez, 6, 08006 Barcelona

Meet BCN coworking Barcelona
Meet BCN › Rambla de Catalunya, 125, 3º 2ª

Meet BCN

Espacio de coworking, salas de reuniones y salas de formación en el centro de Barcelona es lo que promete Meet BCN. Actualmente ofrece dos tarifas: Coworking Full Time, con acceso ilimitado de lunes a viernes mediante sistema de control de acceso; y Coworking Part Time, válido de lunes a viernes a escoger entre horario de mañana (9:00 a 14:00) u horario de tarde (14:30 a 19:00). El primer programa tiene un precio que parte de los 291 euros mensuales, mientras que el segundo cuesta desde 176 euros/mes.

Meet BCN está situado en el barrio del Eixample, en un enclave estratégico, ya que se encuentra a sólo tres minutos de varias líneas de metro, autobuses y trenes. Sus salas de reuniones se alquilan por horas. Tienen una para 4/5 personas y otra con capacidad para 16 personas. Ambas tienen pizarra, internet por cable y wifi. Su sala de formación acoge, según la disposición de las mesas y las sillas, a un aforo de entre 12 y 16 personas.

Dirección: Rambla de Catalunya, 125, 3º 2ª 08008 Barcelona

Pipoca coworking Barcelona
Pipoca › Carrer Portaferrissa, 8

Pipoca

En un espacio moderno y funcional en pleno centro de Barcelona, Pipoca ofrece tranquilidad y buen ambiente para que puedas desarrollar tu proyecto y entrar en contacto con otros profesionales. Tiene balcones con vistas a Las Ramblas, una pequeña sala de reuniones para seis personas, hamacas y hasta mesa de ping pong para que puedas relajarte. Y como puedes deducir por su nombre… ¡las palomitas son gratis!

Su tarifa flexible es de 150 euros (+IVA) y permite utilizar el espacio libremente de 9 a 21 horas con acceso gratuito a la sala de reuniones. La tarifa fija es de 180 euros (+IVA) y te da derecho a contar con mesa, cajonera y estantería de uso propio y exclusivo. Por 90 euros al mes (+IVA) puedes usar el espacio de 9 a 15 horas o de 15 a 21 horas (sí, seis horas de coworking al día por sólo 90 euros, ¿se puede pedir más?).

Dirección: Carrer Portaferrissa, 8, 08002 Barcelona

Sowo Carrer Consell de cent, 413-415, 4º

Sowo

Sowo es un lugar para todos los apasionados, soñadores, creativos y profesionales que piensan que trabajar es tan importante como compartir inquietudes, gustos y momentos. Tanto si necesitas una mesa como si te sientes mejor trabajando en una oficina privada, este coworking es para ti. Dispones de todas las comodidades que tu negocio necesita: Wifi de alta velocidad, mucha luz natural, salas de reuniones, zonas de descanso, y café y té para que no decaiga la energía. Abierto 24/7 con acceso por huella dactilar en el centro de Barcelona.

Dirección: Carrer Consell de cent, 413-415, 4º, 08009 Barcelona

SPACE&CO coworking Barcelona
SPACE & CO › Carrer Muntaner, 328 y Carrer Balmes, 211

SPACE & CO

Space&Co pone a disposición de los emprendedores un total de 900 metros cuadrados de instalaciones y zonas de trabajo en dos ubicaciones de la ciudad de Barcelona (Balmes, 211 y Muntaner, 328). Aquí podemos encontrar 15 mesas en espacios compartidos y 28 despachos privados. Todos los espacios están perfectamente dotados y equipados para que puedas realizar tu actividad de la mejor manera posible.

Si quieres trabajar de lunes a viernes la mejor opción es el paquete Part-Time, cuyo precio es de 140 euros/mes (+IVA). Pero si no puedes aparcar tus obligaciones durante el fin de semana, entonces lo ideal es que optes por el paquete Coworking, que te permite utilizar las instalaciones sin restricciones por 210 euros/mes (+IVA). El precio de los despachos privados oscila entre los 380 euros mensuales por una estancia de 7 m2 y los 850 euros que cuesta una oficina de 25 m2.

Direcciones: Carrer Muntaner, 328, 08021 Barcelona y Carrer Balmes, 211, 08006 Barcelona

The Foundery coworking Barcelona
The Foundery › Plaça Reial, 18

The Foundery

Ubicado en un edificio del sigle XIX situado en plena Plaza Real de Barcelona, The Foundery cuenta con 650 metros cuadrados de espacios de trabajo y una enorme terraza para hacer networking y contemplar las espectaculares vistas que nos ofrece el barrio gótico. Formar parte de esta comunidad también permite disfrutar de salas de reuniones, salas de conferencias o espacios para eventos. Y por supuesto a mesas de trabajo flexibles y fijas.

The Foundery ofrece a los profesionales unas tarifas más que interesantes. Si estás empezando y no puedes permitirte grandes dispendios te recomendamos la tarifa Mini, que cuesta apenas 60 euros (+IVA), pero te permite disfrutar de una mesa de trabajo de lunes a viernes de 9 a 19 horas. Sí, has leído bien, puedes trabajar 10 horas diarias de lunes a viernes por un precio de risa. A partir de ahí podemos subir de precio hasta los 150 euros de la tarifa Flex o los 1.350 euros que cuesta un despacho privado.

Dirección: Plaça Reial, 18, 08002 Barcelona

Valkiria Hub Space coworking Barcelona
Valkiria Hub Space › Carrer Pujades, 126

Valkiria Hub Space

Este interesante espacio multidisciplinar ubicado en Poblenou no sólo ofrece puestos de trabajo, sino también una amplia agenda de eventos, servicios de mentoring o consultoría. Valkiria Hub Space se levanta en una antigua nave industrial, por lo que es un lugar ideal para celebrar cualquier tipo de evento, como ferias, congresos, seminarios, showrooms o lanzamientos de producto. Tienen salas privadas con capacidad de entre 10 y 50 personas y un amplio salón diáfano con aforo para 500 personas.

El precio de partida es de 80 euros/mes por usar las instalaciones en mesa flexible durante una media jornada (de lunes a viernes de 9 a 14 horas o de 14 a 19 horas). La jornada completa en mesa flexible (de lunes a viernes de 9 a 19 horas) cuesta 140 euros, mientras que si quieres una mesa fija tendrás que abonar 200 euros al mes. A día de hoy este espacio para coworking cierra los fines de semana y entre semana a las 19 horas.

Dirección: Carrer Pujades, 126, 08005 Barcelona

Zamness coworking Madrid
Zamness › Carrer Zamora, 46, 4-4

Zamness

En Poblenou, uno de los barrios de moda de la capital catalana y a cinco minutos de la playa, se levanta esta moderna e innovadora propuesta. En un espectacular espacio de 300 metros cuadrados, con amplios ventanales y un diseño atractivo, Zamness ofrece puestos de trabajo para 32 personas en dos zonas diferenciadas, dos salas de reuniones sin coste adicional, barra de bar, dos áreas de descanso y un largo etcétera. Abre de 9 a 20 horas y tiene taquillas, conserje, parking para bicicletas, un espacio chill out y hasta duchas.

Los precios, eso sí, están por encima de la media, aunque las instalaciones, la ubicación y los servicios bien lo justifican. El Plan Individual cuesta 220 euros mensuales y permite disfrutar del espacio cinco días a la semana, del bar/office y de la sala de reuniones. También existe el Plan Empresa 3 con un precio de 600 euros para un equipo de tres personas (200 euros cada uno). El Plan Empresa 6 cuesta 1.180 euros/mes y permite el uso de las instalaciones a un total de seis personas diferentes (196 euros por persona).

Dirección: Carrer Zamora, 46, 4-4, 08005 Barcelona

Si eres emprendedor y buscas un espacio de coworking en Barcelona para dar rienda suelta a tu creatividad, no dudes en probar alguna de estas propuestas. Todas ellas ofrecen un gran servicio a precios contenidos y lo más importante, la posibilidad de conocer a decenas de profesionales como tú para compartir experiencias y, quien sabe, proyectos.

Qué es un autónomo societario y cuál es su cuota

autonomo societario

Cuando se habla de autónomo se hace referencia a una persona que trabaja por cuenta propia, con sus propios recursos y medios, y que emite facturas por su trabajo.

Muy probablemente eso ya lo sabías, pero, si hablamos de autónomo societario, ¿tienes claro de qué se trata? Si tu respuesta es no, en este artículo aclararás tu duda.

Por otro lado, si tú mismo eres un autónomo societario y quieres saber cuál es tu cuota en este 2019 también la descubrirás si sigues leyendo.

Qué es un autónomo societario

Un autónomo societario es un trabajador por cuenta propia que ha formado una empresa de cualquier tipo, sin que su situación fiscal sufra algún cambio.

Para ser autónomo societario, el trabajador debe tener mínimo 25% de las participaciones de la sociedad y ejercer funciones de dirección o gerencia dentro de la misma. Sin embargo, si este no es el caso, también puede serlo si posee como mínimo 33% del capital de la empresa y trabaja en ella.

Si ninguna de las condiciones anteriores se cumple, el trabajador aún puede darse de alta como autónomo societario aunque no posea acciones en la sociedad pero conviva con uno de los socios que tenga al menos 50% del capital.

Darse de alta como autónomo societario

El proceso básico para registrarse como autónomo societario comprende darse de alta en la Agencia Tributaria usando los modelos 036 y 037, darse de alta en la Seguridad Social con el modelo TA 0521 y presentar todos los recaudos, incluida la escritura de constitución de la sociedad (original y copia).

¿Factura o nómina?

Una de las preguntas más frecuentes sobre el autónomo societario es si este debe cobrar por su trabajo mediante facturación o nómina.

A este respecto, la Dirección General de Tributos aclaró en las comunicaciones V1147-15 y V1148-15 que el cobro debe hacerse por factura si el trabajador en cuestión realiza un trabajo independiente, es decir, usa sus propios medios, organiza su propio horario de trabajo, soporta el riesgo económico de sus tareas y tiene contratos directos con clientes.

En caso contrario, el autónomo societario recibirá una nómina por parte de la empresa.

Cuota de los autónomos societarios en 2020

La persona registrada como autónomo societario está obligada a cotizar en la Seguridad Social, pero su cuota en 2020 es superior a la del resto de autónomos, lo cual sin duda se convierte en una desventaja para este tipo de trabajador.

Desde el año 2017, el valor de la cuota está estrechamente ligado a los Presupuestos Generales del Estado. En este sentido, por decreto gubernamental, la cuota del autónomo societario para el año 2019 es de 364,23 € al mes, es decir, 20% más que la cuota del resto de autónomos comunes.

Además, el autónomo societario no puede beneficiarse de las bonificaciones en la cuota de la que sé se benefician otros, y no solo esto, sino que la cuota cada año sube, de hecho en 2019 está 7 euros por encima de la del pasado 2018.

También te puede interesar: Tipos de administradores de una sociedad