▷ Domicilio social y fiscal, ¿en qué se diferencian y cuál debes elegir?

Domicilio social y fiscal, ¿en qué se diferencian y cuál debes elegir?

Domicilio social y fiscal

En este artículo te explicaremos de manera fácil y sencilla qué es el domicilio social y fiscal, un par de conceptos importantes especialmente para quienes desean empezar una empresa.

En las sociedades mercantiles, estos términos tienen funciones diferentes, de ahí la importancia de conocerlos y aprender a diferenciarlos. Y es que su importancia puede ser tan grande como la del propio capital social.

Qué es el domicilio social

El domicilio social es la oficina o lugar físico desde donde se administra y dirige todas las actividades relacionadas con una empresa.

Debido a esto, el domicilio social es de carácter exclusivo de las empresas, ya que para los emprendedores autónomos no es un requisito necesario.

Es esencial inscribir el domicilio social en el Registro Mercantil para que este sea de dominio público y así sea más fácil encontrar la dirección específica de la empresa. Cabe destacar que si tu empresa tiene una tienda o establecimiento comercial, el domicilio fiscal no tiene por qué ser el mismo.

Sin embargo, debes escoger bien el domicilio social, ya que solo lo puedes cambiar mediante un documento escrito que tendrías que enviar al Registro Mercantil y a la Agencia Tributaria, que se encargará de publicar tu nueva dirección.

Qué es el domicilio fiscal

El domicilio fiscal son las instalaciones de una empresa dedicadas a los asuntos administrativos y directivos de dicha empresa. Es, además, donde se reciben las notificaciones por parte de la Agencia Tributaria.

Pueden estar en las mismas instalaciones donde lleva a cabo su labor la empresa o en otra edificación distinta. Lo verdaderamente importante es que esté bien aclarado en los papeles de registro de comercio de la empresa a fin de evitar confusiones y posteriores sanciones.

El domicilio fiscal de acuerdo a los siguientes casos:

  • Personas Físicas: es decir, aquellos que no llevan a cabo ninguna actividad por cuenta propia, su domicilio fiscal será su lugar de habitación normal (su vivienda habitual).
  • Emprendedores autónomos: al igual que las personas físicas, su domicilio fiscal es su lugar de residencia. Pero en este caso también puede ser el lugar donde administra y dirige sus actividades comerciales.
  • Empresas: casi siempre coincide con el domicilio social, ya que este es la zona donde se lleva a cabo toda la parte administrativa de las actividades económicas.

Diferencias entre domicilio fiscal y social

El domicilio social y el domicilio fiscal están muy relacionados. Por ello, sus diferencias suelen ser muy pocas y solo afectan a sociedades mercantiles.

A continuación te mostraremos algunas de ellas:

  • En el social es en el que se desarrollan todas las actividades comerciales y en el fiscal donde se envían los avisos por parte de la Agencia Tributaria.
  • En el caso del domicilio social, la ubicación está al alcance del público en general pero la dirección del domicilio fiscal se mantiene de manera confidencial.
  • El domicilio social está amparado por la ley de sociedades de capital mientras que el domicilio fiscal está avalado por la ley general tributaria.

Es bueno destacar que los dos domicilios se deben informar a la Agencia Tributaria para hacer la solicitud del NIF y también comunicar a la Seguridad Social la contratación de empleados.

No Comments, Be The First!

Tu dirección de correo no será publicada.