Cómo cobrar un pagaré: lo que tienes que saber

Los pagarés, como efectos comerciales, se han convertido en herramientas esenciales en el ámbito financiero, desempeñando un papel crucial en las transacciones comerciales. En este artículo te contaremos cómo cobrar un pagaré de forma sencilla y esquemática.

Estos documentos comprometen a una parte a pagar una cantidad específica en una fecha determinada a otra parte, generalmente a través de una cuenta bancaria designada para el pago.

En el entorno empresarial, los pagarés permiten extender los plazos de pago más allá de los límites establecidos por las facturas tradicionales. Cuando una empresa emite una factura para el pago de bienes o servicios, los plazos de pago acordados deben cumplir con la legislación vigente. Sin embargo, al utilizar un pagaré, las partes pueden negociar plazos más extensos, brindando flexibilidad financiera.

Es crucial entender que un pagaré debe cumplir con requisitos específicos para funcionar como título ejecutivo. Según el artículo 94 de la Ley Cambiaria y del Cheque (Ley 19/1985, de 16 de julio), un pagaré debe contener elementos como el nombre expreso, una promesa de pago clara y sin condiciones, la fecha y lugar de vencimiento, el beneficiario designado, la fecha de emisión y la firma del obligado al pago, junto con sus datos.

Cómo cobrar un pagaré

Para maximizar la eficacia de la cobranza de un pagaré, es esencial seguir algunos pasos clave:

Presentación y gestión del cobro

Dado que los pagarés suelen estar vinculados a cuentas bancarias, la presentación para el cobro implica entregar el documento al banco correspondiente. La presentación debe realizarse en el día de vencimiento o en los dos días siguientes para evitar que el pagaré pierda su fuerza ejecutiva. Este proceso implica la compensación del pagaré, facilitando su cobro de manera eficiente.

El protesto

En situaciones donde el pagaré no se pague en su totalidad o la cuenta no tenga saldo suficiente, es necesario realizar un protesto. A diferencia de épocas anteriores, el protesto ahora puede documentarse a través de un documento bancario que demuestre que se ha intentado el cobro sin éxito. Sin el protesto, el pagaré perderá su fuerza ejecutiva.

El endoso

El endoso permite la transferencia del pagaré a otra persona para su cobro. Este proceso debe realizarse por escrito en el propio pagaré y firmado por el endosante. Cabe destacar que si el pagaré incluye la cláusula «no a la orden», el endoso no es posible. El endosante asume responsabilidad ante el nuevo titular en caso de incumplimiento de pago por parte del obligado.

El descuento

El descuento de pagarés ofrece una opción para obtener el pago antes de la fecha de vencimiento. A través de un acuerdo con el banco y una línea de descuento, el titular del pagaré puede recibir un adelanto de fondos, descontándose una cantidad que corresponde a los costos financieros asociados.

Consideraciones adicionales

  • Verificar que el documento incluya el nombre del beneficiario, el lugar de pago, el número de cuenta y una promesa de pago específica en la moneda acordada.
  • Analizar la situación financiera del cliente antes de la emisión del pagaré para mitigar el riesgo de impago.
  • Reconocer que los gastos de gestión del pagaré corren a cargo del receptor.

Cobrar un pagaré de manera efectiva implica una comprensión detallada de los procesos legales y financieros asociados, junto con una gestión diligente del documento para optimizar su cobro en el plazo establecido. La correcta implementación de estos pasos asegura la maximización de la liquidez y la eficiencia en las operaciones comerciales.