Qué es una letra de cambio: definición y ejemplo

Qué es una letra de cambio: definición y ejemplo

Letra de cambio: concepto: Una letra de cambio es un título de crédito o un documento mercantil que implica una obligación de pago de una cantidad de dinero una vez finalizado un plazo establecido en el mismo. En este título intervienen varias personas, físicas o jurídicas, que van desde el acreedor hasta el beneficiario, pasando por el deudor, figuras que analizaremos más en detalle a continuación.

Uno de los aspectos más interesantes de una letra de cambio es que el tomador puede transferir su derecho de cobro a un tercero, es decir, este tipo de documento puede transmitirse por endoso para conseguir liquidez a corto plazo, del mismo modo que puede hacerse con un pagaré para obtener financiación utilizando la propia actividad de la empresa. No en vano, estos títulos suelen ser fruto de una actividad comercial, como la compraventa.

Leer másQué es una letra de cambio: definición y ejemplo

Responsabilidad solidaria y subsidiaria, ¿son lo mismo?

Responsabilidad solidaria y subsidiaria

En los términos legales, financieros y mercantiles es importante hablar de responsabilidad solidaria y subsidiaria. Estos conceptos no solo hacen referencia al titular de dicha responsabilidad, sino también a terceras personas.

Además, estas responsabilidades se establecieron para que ante determinadas acciones sancionables haya quien se haga cargo de las deudas, es decir, alguien que se haga responsable de hacer frente a las mismas.

A continuación vamos a intentar explicar qué es la responsabilidad solidaria, qué es la responsabilidad subsidiaria y qué diferencias hay entre ellas.

Qué es la responsabilidad solidaria

La responsabilidad solidaria implica que, ante una deuda, existe la responsabilidad y obligación de pagarla desde el primer momento que se solicitó el préstamo.

La deuda se puede extender a distintas personas relacionadas con el deudor principal pero debe ser aceptada voluntariamente por todos los involucrados.

A diferencia de la responsabilidad subsidiaria, no es necesario que el deudor principal falle en el cumplimiento del plazo para que la deuda se traspase a los deudores terceros. Es un hecho importante y que hay que tomar en cuenta en el momento de firmar un acuerdo voluntario.

La responsabilidad solidaria tiene la función de asegurar que las decisiones que se tomarán estarán sujetas a los derechos de cada individuo.

Qué es la responsabilidad subsidiaria

La responsabilidad subsidiaria es la obligación que tiene una parte con respecto al incumplimiento de un tercero, generalmente un deudor financiero. Aunque no haya causado la falta se ve en la obligación de responder ante el perjuicio que haya ocurrido.

Al no poder recaudar al titular, se traslada la obligación a aquellos que tienen deudas que pagar con él. Esto no significa que la deuda pasa a ser de estos, aunque sí se le puede reclamar tomando en cuenta la cantidad de dinero que estuviera pendiente en ese momento del proceso legal.

En el Código Civil, la responsabilidad subsidiaria solo obliga a abonar las deudas en el caso que el deudor no quiera afrontarlas, llegando así el plazo de vencimiento de la deuda.

Poniendo un ejemplo, cuando un funcionario público no paga una indemnización por negligencia profesional sería la administración quien tiene que llevar a cabo dicha deuda. Es decir, la responsabilidad subsidiaria solo existe en el caso que el deudor principal no pague.

Sin embargo, en otros ámbitos legales, la responsabilidad subsidiaria no solo es útil para cuando estamos en una posición de deudores, sino también la podemos utilizar para una gestión de cobros efectiva, es decir, en caso de que nos deban pagar alguna deuda y que haya habido un incumplimiento del plazo acordado, podemos tomar acciones legales.

¿Se pueden efectuar las dos a la vez?

Con respecto a sus diferencias, surge la interrogante, ¿se puede efectuar la responsabilidad Solidaria y la responsabilidad Subsidiaria a la vez?

La respuesta es sí.

Pongamos un ejemplo: En un préstamo con avales, los avalistas asumen la deuda en el caso de que el deudor principal falle en su cumplimiento, es decir, tienen una responsabilidad subsidiaria. También, pueden ser responsables solidarios porque pueden llevar a cabo acciones de cobro de manera indistinta.

Sinergia en la empresa: tipos de sinergia empresarial

sinergia en la empresa

Cada vez es más frecuente oír hablar de sinergia empresarial, un término que grosso modo podemos traducir como “trabajando en conjunto”. Pero, ¿qué es la sinergia empresarial exactamente? ¿Qué tipos existen? ¿Cómo podemos aprovecharnos de ella para mejorar la productividad de nuestros negocios?

Una definición académica más clara plantea que es un trabajo, un esfuerzo en conjunto, que realiza una tarea muy compleja obteniendo así un significativo éxito al final.

Qué es la sinergia empresarial

Cuando la sinergia se aplica en el campo empresarial tiene como resultado la producción de efectos adicionales que resultan de la unión de dos o más organizaciones que trabajan en conjunto para tener un mejor funcionamiento y, a su vez, un importante resultado que no obtendrían trabajando por separado.

Este concepto es de vital importancia en el ámbito de los negocios, ya que es importante que haya sinergia entre los distintos departamentos para que el trabajo se dé en conjunto y con una máxima cooperación.

Debido a las graves crisis que atraviesan los países, fue necesario crear una opción positiva para los negocios y así impulsar y desarrollar todo lo que tenemos a nuestro alcance con el propósito de tener un gran beneficio a cambio del mismo o menor coste.

Desde el punto de vista empresarial, la sinergia es un objetivo estratégico a tomar en cuenta, ya que eleva la cooperación e innovación entre los departamentos, ya sea de una misma o de diferentes empresas. Es por esto que hay que desarrollar diversas estrategias sinérgicas para mejorar la manera de hacer negocios.

De igual manera, para que este proceso se pueda llevar a cabo de forma exitosa, es necesario un líder que tenga la capacidad de organizar los equipos de trabajo tomando en cuenta el desempeño de los trabajadores, permitiéndoles su desarrollo individual, basándose así en valores como confianza, respeto, compromiso. Un líder que no tiene por qué ser el CEO de la compañía.

También, para que la sinergia se pueda efectuar y así ver resultados positivos, es imprescindible el trabajo cotidiano, encontrando así ideas y habilidades dentro de la fuerza laboral empresarial.

Tipos de sinergia empresarial

Según la aplicación de las sinergias y sus distintas características tenemos varios tipos:

  • Sinergia Empresarial de Ventas: Por lo general, un departamento de una empresa, si es lo suficientemente grande, cuenta con diversas líneas de negocios, así como también distintos equipos de ventas y distribución. Lo que hace la sinergia es utilizar los mismos canales de distribución, compartiendo además los mismos gastos de publicidad y promoción. El objetivo que se obtiene con esto es vender más con los mismos costes.
  • Sinergia Empresarial de Producción: Mediante la mayor utilización de la fuerza laboral, empleando una buena planificación de la producción de la empresa se busca disminuir los costos o mantenerlos fijos.
  • Sinergia Empresarial de Inversión: Esta se lleva a cabo cuando se utiliza la misma empresa compartiendo un espacio de trabajo destinado a la producción de diferentes productos de la actividad económica, compartiendo además los costes fijos como las maquinarias, herramientas, instalaciones y equipos informáticos. Utilizando los mismos recursos con la finalidad de obtener más a cambio. Se puede llevar a cabo en cualquier ámbito de la empresa.
  • Sinergia Empresarial de Dirección: Una definición simple de esta sinergia afirma que es básicamente cuando se aprovechan de las habilidades y capacidades de un equipo directivo para encargarse simultáneamente de varios negocios. Afecta así los conocimientos, prácticas de dirección que puedan aplicarse en las diversas organizaciones.
  • Sinergia Empresarial de Operaciones: Son sinergias en la comercialización como las que se crean al utilizar por ejemplo canales de venta, servicios posventa, entre otros.

Recargo de equivalencia: tipos de recargo y contabilidad

recargo de equivalencia

Si eres un pequeño emprendedor o un comerciante minorista te interesa entender qué es el recargo de equivalencia del IVA. Por eso, en este artículo te lo explicaremos de manera sencilla y te mostraremos qué tipos existen.

Qué es el recargo de equivalencia

El recargo de equivalencia define el impuesto especial sobre el IVA que deben abonar los comerciantes de pequeñas empresas, o los minoristas, cuya actividad primaria es vender al consumidor final sin intervenir de ningún modo en el proceso de producción o manufacturación de los productos que venden.

Los negocios que utilizan el recargo de equivalencia son las tiendas que se encargan de vender ropa, comida, electrodomésticos (todo comerciante minorista), las farmacias, tiendas online y cualquier minorista que venda la mercancía tal y como la compró, sin realizar ninguna modificación.

Vale aclarar que este impuesto no aplica para empresas que brindan servicios, comercio mayorista y grandes industrias, ya que el impuesto que corresponde a ellas es el propio IVA.

Tipos de recargo de equivalencia

  • IVA súper reducido a un 4%: recargo de equivalencia de un 0,5%.
  • IVA general al 21%: recargo de equivalencia de un 5,2%.
  • Tabaco: recargo de equivalencia de un 1,75%.
  • IVA reducido al 10%: recargo de equivalencia de 1,4%.

Función del recargo de equivalencia

El recargo de equivalencia agiliza el papeleo de pago del IVA, ya que los minoristas no harán declaración de este impuesto al cancelar el recargo. Es decir, la declaración se le delega a las empresas mayoristas en vista de que ellas son las que cobran el IVA en sus productos y son ellos los que los cancelan al Estado en su declaración de impuesto.

En la práctica, el minorista abonará al mayorista el IVA correspondiente más el recargo de equivalencia. De esta forma, el minorista queda eximido de la obligación de presentar la liquidación del IVA ante Hacienda. Será el mayorista, por tanto, el que tendrá que realizar dicha liquidación.

Obligaciones de los minoristas referentes al recargo de equivalencia

Todo aquel pequeño comerciante que tiene acceso al recargo de equivalencia, debe tener en cuenta las siguientes obligaciones:

  • Aunque no está en la obligación de hacer facturas, cuando algún particular así lo pida deberá otorgarle una.
  • El autónomo que realice importaciones de cualquier tipo deberá abonar en aduana según la cantidad que esta le exija. Al tiempo que notificará a sus proveedores que se encuentra bajo el recargo de equivalencia.
  • El comerciante minorista en recargo de equivalencia no está en la obligación de llevar libros contables a fin de contabilizar el IVA.

Ejemplo

El siguiente ejemplo te ayudará a entender lo que anteriormente te hemos descrito:

Supongamos que un comerciante minorista adquiere 10.000 euros en productos con el IVA reducido del 10%. Su factura quedará así:

  • Total de productos: 10.000 euros
  • IVA: 1.000 (10% DE 10.000)
  • Recargo de equivalencia: 140 euros (1,4% de 10.000 euros)
  • Total: 11.140 euros.

Cabe destacar que debido al recargo de equivalencia, la inversión del autónomo se verá afectada, ya que no podrá descontar el IVA, sin importar la cantidad de capital invertido, y esto afectará tanto al capital como a los productos que vendas.

Domicilio social y fiscal, ¿en qué se diferencian y cuál debes elegir?

Domicilio social y fiscal

En este artículo te explicaremos de manera fácil y sencilla qué es el domicilio social y fiscal, un par de conceptos importantes especialmente para quienes desean empezar una empresa.

En las sociedades mercantiles, estos términos tienen funciones diferentes, de ahí la importancia de conocerlos y aprender a diferenciarlos. Y es que su importancia puede ser tan grande como la del propio capital social.

Qué es el domicilio social

El domicilio social es la oficina o lugar físico desde donde se administra y dirige todas las actividades relacionadas con una empresa.

Debido a esto, el domicilio social es de carácter exclusivo de las empresas, ya que para los emprendedores autónomos no es un requisito necesario.

Es esencial inscribir el domicilio social en el Registro Mercantil para que este sea de dominio público y así sea más fácil encontrar la dirección específica de la empresa. Cabe destacar que si tu empresa tiene una tienda o establecimiento comercial, el domicilio fiscal no tiene por qué ser el mismo.

Sin embargo, debes escoger bien el domicilio social, ya que solo lo puedes cambiar mediante un documento escrito que tendrías que enviar al Registro Mercantil y a la Agencia Tributaria, que se encargará de publicar tu nueva dirección.

Qué es el domicilio fiscal

El domicilio fiscal son las instalaciones de una empresa dedicadas a los asuntos administrativos y directivos de dicha empresa. Es, además, donde se reciben las notificaciones por parte de la Agencia Tributaria.

Pueden estar en las mismas instalaciones donde lleva a cabo su labor la empresa o en otra edificación distinta. Lo verdaderamente importante es que esté bien aclarado en los papeles de registro de comercio de la empresa a fin de evitar confusiones y posteriores sanciones.

El domicilio fiscal de acuerdo a los siguientes casos:

  • Personas Físicas: es decir, aquellos que no llevan a cabo ninguna actividad por cuenta propia, su domicilio fiscal será su lugar de habitación normal (su vivienda habitual).
  • Emprendedores autónomos: al igual que las personas físicas, su domicilio fiscal es su lugar de residencia. Pero en este caso también puede ser el lugar donde administra y dirige sus actividades comerciales.
  • Empresas: casi siempre coincide con el domicilio social, ya que este es la zona donde se lleva a cabo toda la parte administrativa de las actividades económicas.

Diferencias entre domicilio fiscal y social

El domicilio social y el domicilio fiscal están muy relacionados. Por ello, sus diferencias suelen ser muy pocas y solo afectan a sociedades mercantiles.

A continuación te mostraremos algunas de ellas:

  • En el social es en el que se desarrollan todas las actividades comerciales y en el fiscal donde se envían los avisos por parte de la Agencia Tributaria.
  • En el caso del domicilio social, la ubicación está al alcance del público en general pero la dirección del domicilio fiscal se mantiene de manera confidencial.
  • El domicilio social está amparado por la ley de sociedades de capital mientras que el domicilio fiscal está avalado por la ley general tributaria.

Es bueno destacar que los dos domicilios se deben informar a la Agencia Tributaria para hacer la solicitud del NIF y también comunicar a la Seguridad Social la contratación de empleados.

Qué es un autónomo colaborador: requisitos y bonificaciones

autonomo colaborador

Si estás a punto de iniciar un negocio, seguro que te interesará leer este artículo en el que te explicaremos qué es un autónomo colaborador, qué requisitos debe cumplir y qué beneficios puede traer para tu negocio. Si eres familiar de un empresario también te será muy útil conocer esta información.

Qué es un autónomo colaborador

El autónomo colaborador es un familiar cercano del trabajador independiente, que además de convivir con él, decide apoyarlo y trabajar para su familiar en su pequeña empresa. El propietario de la sociedad, como empresario, deberá darse de alta como autónomo societario.

Debe ser un familiar directo, ya sea un hermano, padre, hijo, cónyuge o cualquier familiar hasta segundo grado, es decir, primos, tíos, abuelos y cuñados.

Requisitos legales para ser un autónomo colaborador

Los requisitos establecidos para actuar como autónomo colaborador son:

  • Trabajar en el oficio de manera constante. No se le podrá considerar un autónomo colaborador si solo trabaja ocasionalmente.
  • La exigencia mínima de edad es de 16 años. Las leyes no permiten que una persona menor de 16 años realice ninguna actividad profesional.
  • Debe residir en el mismo hogar que el autónomo independiente.

Deberes de ambos autónomos (titular y colaborador)

Algunas de las responsabilidades del autónomo trabajador titular en relación con el colaborador son:

  • Pagar de manera puntual el salario acordado de acuerdo al contrato o de su desempeño laboral.
  • Hacerse responsable de pagar todas las facturas y los gastos que implican la producción o servicios de la empresa.
  • Debe responder por las cotizaciones que el empleado ha ido abonando ante la Seguridad Social.

Por su parte, el autónomo colaborador debe cumplir con el pago de los impuestos y las obligaciones publicas según lo estipulen las leyes del país.

A pesar de que para la Agencia Tributaria un trabajador autónomo es visto como un trabajador independiente, el autónomo colaborador no tiene el compromiso de mostrar declaraciones de IVA porque esto es responsabilidad del dueño del negocio. Sin embargo, al poseer una nómina, debe presentar una declaración anual de renta, como cualquier otro trabajador por cuenta ajena.

Cómo darse de alta como autónomo colaborador

Este proceso es realmente sencillo para los autónomos colaboradores y es mucho más fácil que el de un trabajador independiente normal. No es necesario darse de alta en la Agencia Tributaria, sino que basta con hacerlo en la Seguridad Social y cumplir con los requisitos que establece la ley.

Beneficios de contar con autónomos colaboradores

En España, como en muchos otros países, las pequeñas y medianas empresas son las que dan un gran impulso en sentido económico y proporcionan oportunidades de trabajo a la sociedad.

El inicio de estas empresas suele ser difícil y generan gran estrés al emprendedor; en este punto el apoyo de los familiares es muy útil, ya que al ver que cuenta con ellos no se sentirá solo en esta fase tan importante. Además, el trabajo y la experiencia de los familiares suelen contribuir al buen funcionamiento el negocio.

Si quieres montar tu empresa pero no sabes a qué te quieres dedicar, en este artículo te ayudamos a identificar oportunidades de negocio. Quién sabe, quizá la persona con la que ahora vives se convierta en tu mejor aliado en forma de autónomo colaborador.

Qué es una sociedad patrimonial y cuáles son sus ventajas

sociedad patrimonial

Si tienes un gran patrimonio o quieres gestionar tus activos de manera efectiva quizá te interese montar una sociedad patrimonial. En este artículo analizamos qué es una sociedad patrimonial, los tipos que existen y qué ventajas ofrece a sus administradores.

Qué es una sociedad patrimonial

Las sociedades patrimoniales son aquellas que se dedican esencialmente a la administración y gestión de patrimonios, los cuales pueden estar compuestos por bienes inmuebles, valores o la mezcla de ambos.

Para que una sociedad se considere patrimonial más del 50% de sus activos no deben estar relacionados con ninguna actividad económica.

Por tal motivo, consideremos este ejemplo:

Debido a que la ley española no considera como actividad económica el que se alquile los inmuebles, la sociedad patrimonial pudiera en un momento dado alquilar alguna de sus propiedades, pero nunca deberá contratar personal con fines laborales o con el propósito de percibir algún ingreso económico procedente del mismo porque entonces dejaría de ser una sociedad patrimonial.

Tipos de sociedades patrimoniales

Sociedad patrimonial de tenencia de inmuebles

En esta sociedad únicamente se poseen inmuebles familiares con el fin de utilizarlos para esparcimiento o cualquier otro uso que se le desee dar siempre y cuando no represente una actividad económica mayor.

El siguiente ejemplo te ayudará a entender mejor en qué consiste este patrimonio:

Supongamos que una familia tiene el poder adquisitivo para poseer una casa de veraneo en la playa; una de invierno en las montañas y una hacienda familiar. A fin de darle algún uso tal vez la familia alquile la casa de la playa en época de vacaciones, pero solo con ese propósito.

Otro caso sería que decidieras prestar tu hacienda familiar para un plan vacacional de alguna escuela o empresa, pero siendo solo en una ocasión o sin fines lucrativos, para que no se convierta en una actividad comercial.

Sociedad patrimonial de tenencia de valores

Una sociedad patrimonial de tenencia de valores solo invierte en la bolsa y exclusivamente posee valores.

Sociedad patrimonial de alquiler de inmuebles

En esta sociedad se utilizan las propiedades adquiridas para alquiler. La ley española lo permite solo si no contrata a una persona que se encargue de supervisar este proceso.

Requisitos para crear una sociedad patrimonial

En realidad las sociedades de propiedad patrimonial no se crean sino que tienen como base las sociedades mercantiles ya establecidas -leer tipos de administradores-.

Para que se considere una sociedad patrimonial, esta no debe tener destinada la mitad (50%) de sus activos a asuntos comerciales, pues en lugar de ser propiedad patrimonial sería una actividad comercial propiamente dicha, ya que estaría centrada más que nada en producir ganancias.

Aunque la sociedad patrimonial pudiera generar algunas ganancias económicas, no centra estas actividades en obtener ingresos y lo deja claro la normativa de que el 50% del crédito de su capital no debe tener como objetivo el generar ganancias.

Ventaja de las sociedades patrimoniales

La sociedad patrimonial principalmente traerá ventaja para las empresas más grandes o corporativas pues le permite diferenciar lo patrimonial de lo dedicado a las actividades comerciales. Pero ¿dónde se centra la ventaja? En el hecho de beneficiarse de la exención de algunos impuestos.

Qué es un burofax, cuánto tarda y cuánto cuesta

burofax

El burofax es un servicio que nos puede ayudar cuando necesitamos hacer alguna reclamación a las empresas que nos suministran alguna prestación o surgen conflictos entre propietarios de una vivienda y sus inquilinos.

Debido a lo útil que resultan los burofax para validar asuntos legales, es bueno darle a la persona que queremos demandar un ultimátum utilizando este servicio, ya que de esta manera el destinatario podrá percibir la seriedad del asunto. En todo caso estaremos formando una prueba sólida para presentar ante un tribunal.

Pero ¿qué es un burofax?, ¿cuándo y cómo usarlo?, ¿cuánto tarda? En este artículo te lo explicamos.

Qué es un burofax

El burofax es un servicio que nos permite hacer envíos rápidos y urgentes de documentos u otro tipo de información, que puede servir para presentar como prueba antes terceros.

Esta ayuda es un método rápido y completo en el que se certifica el contenido del envío, su fecha, el remitente y el destinatario.

Debido a que se llama burofax, muchas personas suelen confundirse y pensar que se necesita un número de fax para poder enviarlo. Sin embargo, solo es necesaria una dirección postal.

Diferencia con la carta certificada

Una carta certificada solo sirve para aseverar que se ha recibido una correspondencia, pero no sirve como prueba sólida ante un tribunal.

¿Por qué? Porque la persona a la que se le ha enviado pude alegar que la recibió pero que estaba vacía o que algunas de sus páginas estaban en blanco. De esta forma no existirá manera de mostrar lo contrario ya que en este servicio no queda confirmación del texto que se envía.

En el caso del servicio de burofax, este sí confirma el contenido del envío, y sí puede usarse como prueba solida ante un tribunal, ya que mostrará que el remitente realizó dicho envió y quedará acreditado debido a que también mostrará la fecha en la que se realizó dicho envío.

Cómo se envía un burofax

Se puede enviar desde una oficina de correos pero también puede enviarse desde un ordenador personal.

En este último caso el procedimiento es el siguiente:

  1. Registrarse en el portal de Correos. Este proceso no tiene ningún costo.
  2. Preparar el documento o la información que se escribirá en el burofax. Puede presentarse en el formato que la persona desee.
  3. Introducir los datos de la persona a la que le queremos enviar el burofax (se puede enviar a 1 o más destinatarios) y modo de entrega.
  4. En caso de querer contratar servicios adicionales debe indicarse antes de terminar el envío.

Cuánto tarda un burofax

El plazo de entrega de un burofax es bastante rápido. En caso de enviarlo desde una oficina de correos, si se entrega antes de las 13.00 horas y se le va a entregar a una persona que reside en el mismo lugar de donde se envía, se entregará ese mismo día.

Sin embargo, cuando el receptor está en el extranjero, la entrega tardará de acuerdo al país que sea.

Cuánto cuesta el burofax

El costo de un envío de un burofax desde una oficina de correos puede variar dependiendo de la cantidad de páginas y de los servicios adicionales que se quieran solicitar.

Por lo general, el precio a pagar va desde 6€ en adelante, con opción a pagar a través de varios métodos incluida la tarjeta de crédito.

Qué es una cooperativa de trabajo asociado

cooperativa de trabajo asociado

¿Eres un profesional autónomo? ¿Eres emprendedor? ¿Estás considerando la posibilidad de formar parte de una cooperativa de trabajo asociado? ¿Te conviene? En este artículo encontrarás información muy útil que te ayudará a tomar la mejor decisión.

Qué es una cooperativa de trabajo asociado

Para empezar, debes saber que las cooperativas de trabajo asociado son corporaciones compuestas por profesionales de una misma especialidad. Si decides pertenecer a una, serás considerado al mismo tiempo trabajador y socio de la misma.

En la actualidad esta opción para facturar está siendo usada en muchos países del mundo. Por ejemplo, en España, sectores productivos de servicio social, educativo, artesanal, entre otros, están presentes en las cooperativas de trabajo asociado.

Tipos de cooperativas de trabajo asociado

Las cooperativas de trabajo asociado se clasifican según su naturaleza y el propósito para el cual fueron creadas.

Cooperativas de impulso empresarial

Tienen como propósito orientar a sus asociados con la intención de mejorar la calidad de sus trabajos. Además, promueven los logros empresariales de cada uno de sus miembros. Se utilizan principalmente para tramitar el trabajo de los jóvenes emprendedores.

Cooperativas de interés social

Surgen con la intención de ayudar a los grupos menos favorecidos o con menos ventajas, a incorporase al campo laboral. Existen cooperativas de este tipo que apoyan, por ejemplo, a personas con algún tipo de discapacidad o víctimas de violencia de género.

Cooperativas de transporte

Ta como lo indica su nombre, agrupa a los trabajadores del sector transporte, ya sea de personas, mercancías o cualquier otro producto que genere algún ingreso. Es posible que los vehículos que la componen sea propiedad de la cooperativa o de alguno de sus socios.

Beneficios de estar en una cooperativa de trabajo asociado

Al formar parte de una cooperativa de trabajo asociado dejarás de ser un trabajador independiente, al mismo tiempo podrás facturar tus trabajos y obtener los ingresos correspondientes. Recibirás tu pago cuando tu cliente haya abonado la factura en su totalidad.

Las facturas se emitirán a nombre de la cooperativa, la cual hará el descuento concerniente a los gastos de las gestiones que haya tenido que realizar y los impuestos que correspondan.

Algunos aspectos legales que debes tener en cuenta

Es normal que el aspecto legal te inquiete un poco, y aunque ciertamente no existen pruebas que puedan usarse para definir la práctica de facturar a través de las cooperativas de trabajo asociado como una actividad ilegal, es importante que sepas que las autoridades, como el Ministerio de Hacienda, tienen la potestad de realizar algunas investigaciones al respecto.

Como resultado de dichas investigaciones algunas cooperativas de trabajo asociado han cerrado sus puertas.

Por lo tanto, para evitar cualquier clase de penalización por parte del Ministerio de Hacienda, de Trabajo o de Seguridad Social, debes usar estos sistemas solo para facturar ocasionalmente y no de manera muy frecuente.

También es importante que sepas a qué tipo de cooperativa de trabajo asociado debes pertenecer según tu especialidad.

Ejemplos de cooperativas de trabajo asociado

Algunos ejemplos de cooperativas de trabajo asociado son estos:

  1. Smart Ibérica: una cooperativa con sede en la Península Ibérica y que está compuesta por artistas.
  2. SBP-CA: esta cooperativa de trabajo asociado está formada por periodistas y comunicadores.
  3. Por supuesto el mundo del internet no escapa a esta modalidad de facturación ya que cada vez son más utilizadas las cooperativas en línea que permiten realizar facturas de manera rápida, sencilla y legal.

¿Puedes cobrar el paro tras una baja voluntaria?

baja voluntaria y paro

¿Alguna vez te has preguntado si puedes causar baja de manera voluntaria y cobrar el paro? El artículo 49 del Estatuto de los Trabajadores establece como derecho para todo trabajador la posibilidad de solicitar, en el momento que desee, la baja voluntaria. A continuación te contamos si puedes cobrar el paro una vez que la solicites.

Qué es la baja voluntaria

La baja voluntaria no es más que el deseo de finalizar un contrato en cualquier empresa, es decir, finalizar el trabajo que realizas en la misma de manera unilateral y por decisión propia.

Una vez que un trabajador hace el anuncio a la empresa de la baja voluntaria no puede retractarse de dicha decisión a menos que la empresa esté de acuerdo. Para solicitarla no es necesario presentar ninguna formalidad ni explicar las causas de la misma. El trabajador solo tiene la obligación de informar previamente a la empresa acerca de su salida.

El Instituto de Trabajadores no fija un plazo en concreto para que el trabajador pueda comunicar su deseo de finalizar sus labores, sino que este periodo queda a decisión de la empresa y del trabajador. Por ejemplo, algunos contratos establecen que para la baja voluntaria debe respetarse un lapso de entre 15 días y 2 meses.

Por otra parte, un trabajador antes de irse de la empresa debe exigir a esta el finiquito correspondiente a la función del período de trabajo, incluyendo el salario del mes en curso, así como también la parte proporcional a las pagas extraordinarias y las vacaciones no disfrutadas durante el año en curso.

Si se trata de un trabajador que aún está en periodo de prueba, no es necesario el preaviso ni ningún tipo de justificación. Teniendo, además, el derecho de recibir el dinero generado en los días trabajados antes de exigir la baja voluntaria.

¿Se puede cobrar el paro tras la baja voluntaria?

La norma general establece que para poder cobrar el paro, es decir, el derecho por desempleo, es estrictamente necesario que el trabajador haya perdido el empleo por razones ajenas a su voluntad, como un despido, conclusión del contrato, entre otras. En este artículo sobre los tipos de despido podrás profundizar sobre este asunto.

De lo contrario, no se podrá solicitar dicha prestación, ya que cuando un trabajador solicita la baja voluntaria no está en condiciones de desempleo porque se ha solicitado bajo su consentimiento y voluntad, terminando así su relación laboral.

Asimismo, en el momento de marcharse de la empresa, aunque el trabajador tenga muchas cotizaciones acumuladas, no tiene el derecho para pedir ningún tipo de prestación.

Cuando un trabajador expresa sus deseos de salir de la empresa con una baja voluntaria, dicha empresa prepara un documento llamado “Certificado de Empresa”, donde advierte al Servicio Público de Empleo las condiciones y motivos del porqué pone fin a las relaciones laborales con dicho trabajador.

Por medio del sistema informático se envía este certificado (o en su defecto se le da personalmente al trabajador para que lo lleve a la oficina de empleos), cuyo informe indicará “clave 21”, lo que significa que las labores han cesado por voluntad propia.

Por otra parte, existen requisitos relacionados para cuando un trabajador que se ha ido de la empresa de manera voluntaria pueda cobrar el paro por las cotizaciones que ya tiene acumuladas, expresando así de manera primordial que inmediatamente después de exigir su baja voluntaria no puede cobrar el paro.

Para que pueda pedir un paro con sus cotizaciones anteriores el trabajador debe conseguir un nuevo empleo que cotice por desempleo en el régimen general. Por lo tanto, baja voluntaria y paro parecen dos conceptos completamente enfrentados.