Calcula la indemnización por despido improcedente de forma fácil

indemnización por despido improcedente

La palabra indemnización se define como “compensación por daño, deterioro, menoscabo o pérdida causados a terceros”. Partiendo de esto concluimos que la indemnización por despido improcedente es la compensación por el servicio de trabajo prestado a un patrón que decide dar de baja o despedir a un empleado sin tener una razón legal; es decir, las establecidas en el contrato o en las leyes laborales.

Para saber si tu despido es improcedente o no te recomendamos leer este otro artículo sobre los tipos de despido, en el que explicamos las situaciones más habituales que se dan hoy en día en las empresas.

Variables para las indemnizaciones

Hay algunas variables que condicionan las indemnizaciones. Incluso, no todos los despidos son motivo de indemnización. Así que hay que tomar en cuenta las siguientes variables:

  1. Salario del trabajador: Sueldo acordado con el trabajador en el periodo de 12 meses.
  2. Antigüedad laboral: Cantidad de meses que el asalariado trabajó para la empresa.
  3. Tipo de despido: Solo son indemnizables los despidos objetivos y los improcedentes, es decir, los que no tengan una base legal.

Cómo se calcula la indemnización por despido improcedente

1. Calcular el salario diario

Para empezar, hay que calcular el salario diario. Para esto se suman todos los salarios mensuales recibidos durante 12 meses. Posteriormente se divide esa suma entre el número de días promedio de un mes, que es 30. Además, se le suman las pagas extra por otros conceptos ajenos al pago del salario normal.

Veamos un ejemplo:

Si un empleado ganara 500€ por mes, al año (12 meses) serían 6.000€. Además, recibió 3 pagas extra de 300€, un total de 900€ anuales. Estos se suman: 6.000+900= 6.900€.

Ese sería el salario medio anual y ahora se divide entre los 12 meses trabajados: 6.900÷12= 575€. De esta manera obtenemos el salario medio mensual.

Para obtener el salario diario, se divide el resultado que acabamos de obtener entre el número de días del mes (30): 575÷30= 19,16€ sería el salario diario a considerar en la indemnización.

2. Determinar la antigüedad laboral

Posteriormente, se establece la cantidad de años trabajados. Para hacerlo con exactitud hay que entender que no solo cuentan los meses trabajados completamente, sino también aquellos en los que se trabajó menos días, incluso solo uno.

Es decir, si un empleado fue contratado el 17 de enero de 2016 y despedido el 2 de julio de 2019, la cantidad de años son: 3 años y 6 meses. Deben contarse completos el primer mes (enero de 2016) y el último (julio de 2019) aunque no se hayan trabajado completos. Estos se llevan a días, entendiendo que cada año es de 365, y cada mes de 30. Lo que nos da: 1.275 días de trabajo.

3. Calcular la indemnización correspondiente

Lo que sigue es aplicar la indemnización que corresponda. Puede llegar a haber diferencias en la cantidad de días que se indemnicen por mes, pues la ley establece que varían según la antigüedad del trabajador y el tipo de despido. Pueden ser de 33 días o 45 días.

Seguimos con el ejemplo anterior y supongamos que es de 45 días por año a indemnizar. Se multiplica la cantidad de días trabajados (1.275) por los días al año que corresponden, en este caso 45; luego se dividen por los días de un año (365). Esta sería la ecuación en este caso: 1.275×45÷365= 161,16. Y estos son los días a indemnizar por los 3 años y 6 meses de trabajo.

Una vez hecho esto se multiplica los días a indemnizar por el salario medio diario. Siguiendo con el ejemplo queda así: 161,16×19,16 = 3.087,93€. Esta sería la indemnización.

Con estos sencillos pasos podrás calcular la indemnización por despido improcedente. Recuerda investigar cuáles son los parámetros que se aplican en cada caso establecidos en la ley en la zona donde vivas.

Extinción de Condominio: gastos e impuestos cuando hay hipoteca

Extinción de Condominio

La extinción de condominio es la transmisión de una propiedad -o de un bien- que comparten varias personas, ya sean físicas o jurídicas. Por lo tanto, todas ellas poseen derechos sobre la misma.

En el caso de que haya un divorcio, la extinción de condominio hace referencia a que si hay un desacuerdo con algunas de las propiedades, la pareja pacta ceder la propiedad a una de las partes.

También puede que haya alguna herencia familiar, comúnmente entre hermanos, o un negocio compartido entre socios… y estos soliciten repartirse equitativamente la propiedad y terminar así la comunidad de bienes.

En el caso de España, el Código Civil que regula este tipo de desacuerdo establece, en los artículos 400 y 406, que nadie está obligado a permanecer en una propiedad, pudiendo solicitar su venta a las demás personas involucradas.

Por ejemplo, si hablamos de un condominio regular, cada titular de la propiedad cuando lo desee tiene derecho de ponerle fin a esta, solicitando la división de la casa común.

La división de la casa común se refiere a que si uno de los involucrados no estuviese de acuerdo en solicitar la extinción de condominio, otro podría solicitarla y las propiedades, tales como la vivienda, que se consideran indivisibles, pasa a ser un equivalente monetario y justo para las partes involucradas, tocándole así un porcentaje honesto y lo que le corresponde a cada individuo.

Gastos por extinción de condominio

Realizar el proceso de extinción de condominio es muy económico; sin embargo existen varios impuestos que hay que pagar.

  • El proceso incluye el papeleo y la formalización de la trasmisión de propiedad a un involucrado ante un notario y su posterior estructuración en el Registro de la Propiedad.
  • También se deben pagar los gastos de la gestoría, en el caso de que la persona haya contratado a alguien para que lo asesore en el proceso.
  • De igual manera, se deben pagar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

Extinción de Condominio con Hipoteca

Este caso hace referencia generalmente a parejas que estando en matrimonio hayan adquirido una propiedad, comúnmente una casa, mediante un préstamo hipotecario y después de un periodo de tiempo deciden ambas partes divorciarse y así solicitar la extinción de condominio.

En estos casos se establece darle a una de las partes la totalidad de los derechos de propiedad. Esto no significa que al ceder uno de los propietarios la titularidad a la otra persona se elimine automáticamente la parte que le corresponde de la deuda. En estos casos y procedimientos seguirá siendo deudor de la hipoteca.

Por otra parte, para que pueda ceder la titularidad de la propiedad y así quedar libre de la deuda, es necesario que el banco permita otro préstamo en la que el cedente no figure como deudor.

Estos tipos de procedimientos legales son de suma importancia para tratar de reestablecer la paz y la tranquilidad de los involucrados, resultando satisfactorio para ambas partes, ya que un individuo se queda con la casa y la deuda y el otro cede la casa y deja de ser deudor.

La extinción de condominio, por tanto, se utiliza de manera habitual entre hermanos, exparejas, socios y otras personas que han mantenido -o mantienen- algún nexo de unión entre ellas. Permite

Pagaralia y Urgialis, ¿cuál interesa para descontar pagarés?

Pagaralia y Urgialis

En este artículo abordaremos todo lo relacionado con el descuento de pagarés a través de Pagaralia y Urgialis, dos de las compañías más importantes que existen en la actualidad en lo relacionado con esta modalidad de producto financiero para conseguir financiación a corto plazo.

Descuento de pagarés a través de Pagaralia

Pagaralia permite obtener liquidez en un plazo no superior a 24 horas a través de empresas poseedoras de un rating financiero bajo. Asimismo, la compañía efectúa los descuentos en todos y cada uno de los sectores, incluyendo el de la Promoción Inmobiliaria y el de la Construcción.

Las características de los descuentos de pagarés por medio de Pagaralia son los siguientes:

  • Exclusividad: No se reciben impagados en las cuentas de los clientes. Los descuentos que ofrece la compañía son sin recurso, o sea, si el pagaré no fuera atendido una vez llegada su fecha de vencimiento, solamente por haber contratado a Pagaralia, el cliente queda completamente blindado ante cualquier tipo de reclamaciones que se puedan presentar contra él.
  • Pagaralia se encarga de asegurar operación por operación, lo cual la diferencia del tradicional seguro de crédito.
  • Los clientes de la compañía no sufren indemnizaciones ni reclamaciones en caso de que se presenten impagos. Pagaralia se encarga de todo.
  • El balance de las empresas mejora ostensiblemente, al igual que sus ratios financieros.
  • Los clientes reciben asesoría completa en todas sus futuras operaciones relacionadas con descuentos de pagares toda vez que Pagaralia cuenta con un departamento de análisis de riesgo con amplia experiencia en el sector.

Descuento con Urgialis

Urgialis es otra de las empresas de descuento de pagarés más importantes en la actualidad que se enfoca principalmente en la financiación y apoyo a pymes y autónomos.

Urgialis se cimienta en los siguientes principios esenciales, a saber:

  • Inmediatez: Este principios se basa en la necesidad de liquidez por parte de pymes y autónomos con el fin de hacer frente a sus pagos pendientes. La gran ventaja de los descuentos de pagarés a través de Urgialis es que la compañía anticipa el cobro de los pagarés para así poder obtener liquidez en un término no superior a las 24 horas.
  • Importe sin límite: Urgialis no establece límite alguno a la hora de descontar pagarés, a diferencia de los límites que normalmente pone el sistema bancario tradicional. También se puede descontar cualquier cantidad, las líneas de descuento no se llenan por completo con esta compañía.
  • Inexistencia de riesgo: No se exige que los clientes avalen sus diversas operaciones, en otras palabras, Urgialis no pide a sus clientes ningún tipo de garantía para cubrir un eventual impago o devolución del pagaré, como sí sucede con los bancos que exigen avales para proceder con la operación.
  • No existen costes extras o adicionales: Es común tener que contratar servicios adicionales al descontar papel a través del sistema bancario. Nos referimos a servicios o productos tales como seguros, tarjetas de crédito, etc., haciendo que los clientes incurran en gastos adicionales que no necesitan. Con Urgialis, no se requiere contratar nada adicional, ni productos ni servicios de ninguna clase, evitando gastos indeseados.

Una vez vistas las ventajas de Pagaralia y Urgialis, te invitamos a visitar nuestros otros enlaces y secciones con más información siempre actualizada sobre este tema. En otros artículos te contamos más detalles sobre Gedesco o empresas como Crealsa, Famisa y Corfisa. Asimismo, si quieres directamente saber cuánto podrías recibir por tus pagarés, entra en nuestra calculadora de descuento de pagarés y haz la prueba sin compromiso.

Crealsa, ¿una buena opción para descontar pagarés?

crealsa

Crealsa ofrece una diversa gama de productos en lo relacionado con el descuento de pagarés. En este artículo vamos a analizar los dos más importantes: descuento de pagarés a la orden y no a la orden. Si tienes dudas de qué es un pagaré a la orden y no a la orden te recomendamos leer el artículo que te enlazamos antes de seguir adelante.

¿Cómo descuento pagarés a la orden con Crealsa?

El descuento de este tipo de pagaré es muy sencillo ya que es transmisible por endoso, así que se trata de un verdadero instrumento de crédito que hace mucho más fáciles las operaciones mercantiles de cualquier índole.

Una de las especialidades de Crealsa es precisamente el descuento de pagarés a la orden a aquellas personas o empresas que necesitan anticipar el cobro correspondiente para así financiar su circulante. El proceso es rápido y fácil, ya que con Crealsa todo se realiza completamente online.

¿Y si el pagaré es NO a la orden?

Para descontar pagarés de este tipo, se requiere una notificación al emisor del pagaré de forma fehaciente, y si éste no expresa su oposición luego de que recibe la comunicación correspondiente, se entenderá como consentida. A través de su servicio online, con Crealsa es posible realizar este trámite de cesión de forma fácil y rápida, descontando a sus clientes durante el mismo día aunque se trate de pagarés NO a la orden.

Sobre su conveniencia debemos decir que Crealsa es una empresa con una larga trayectoria en el mercado de los servicios financieros, con productos sin Cirbe, rápidos y sin gastos de estudio. Además pagan de manera rápida. Por lo tanto, es una empresa 100% fiable que puedes utilizar para conseguir liquidez a corto plazo.

Una vez vistas las ventajas de Crealsa te invitamos a visitar nuestros otros enlaces y secciones con más información siempre actualizada sobre este tema. En otros artículos te contamos más detalles sobre Gedesco o empresas como Famisa y Corfisa. Asimismo, si quieres directamente saber cuánto podrías recibir por tus pagarés, entra en nuestra calculadora de descuento de pagarés y haz la prueba sin compromiso.

Descuento de pagarés en Famisa o Corfisa, ¿cuál interesa?

Descuento de pagarés en Famisa o Corfisa

A la hora buscar una compañía financiera para realizar descuento de pagarés, lo más importante es tener siempre al alcance un listado con las principales empresas de descuento de pagarés que existen en el mercado y en las cuales podemos confiar a ojos cerrados a la hora de llevar a cabo la operación que estamos necesitando.

En este artículo hablaremos de dos de las compañías más importantes en España, Famisa y Corfisa, incluyendo las ventajas y características de cada una de ellas a la hora de realizar el descuento, para que así podamos decidir más fácilmente cuál es la que más nos conviene o se ajusta de mejor forma a nuestras necesidades particulares.

Pero si quieres directamente saber cuánto podrías recibir por tus pagarés, entra en nuestra calculadora de descuento de pagarés, que operamos en colaboración con Gedesco, y consigue una valoración sin ningún tipo de compromiso.

Famisa: descuento de pagarés con rapidez

Famisa es una de las compañías en el mercado del descuento de pagarés que se distingue principalmente por su rapidez en el proceso. Al realizar el descuento tiene un límite de importe que se establece de acuerdo a la solvencia o garantías con las que cuente el emisor, situación que Famisa evalúa directamente a la hora de determinar el importe máximo a descontar.

Una de las grandes ventajas de esta compañía es que el descuento de pagarés no tiene costes de apertura ni gastos de intervención por firmas de pólizas. Tampoco requiere la apertura de otros productos: el cliente sólo paga por la operación en la que se encuentra interesado. Otro aspecto positivo es que el análisis y el estudio de viabilidad no genera un compromiso para los clientes, independientemente de que se formalice o no la operación correspondiente.

La documentación básica que se debe aportar para el descuento pagares a través de Famisa son la fotocopia del pagaré como tal y las fotocopias de las facturas que originan los pagos. Famisa anticipa solamente los pagarés que no sobrepasan los 180 días desde la fecha de emisión hasta la de vencimiento.

Corfisa: sin riesgo bancario

Corfisa es otra compañía dedicada al descuento de pagarés que ofrece unas atractivas ventajas a sus clientes debido a su extensa experiencia profesional en este campo. La primera ventaja es que sus clientes reciben respuesta a sus propuestas en menos de 24 horas y una vez aprobadas, la operaciónse ejecuta de forma inmediata y bajo la fórmula que el cliente elija.

Otra gran ventaja de Corfisa, quizás la más importante para muchos, es que su descuento comercial se efectúa sin riesgo bancario , o sea, los importes que se descuentan no incrementan el riesgo bancario que asume la empresa. Por otro lado, y al igual que Famisa, no existen costes adicionales ni se exige suscribir pólizas o presentar avales financieros. El procedimiento consta de 4 pasos:

  • Envío de las fotocopias del efecto y de las correspondientes facturas.
  • Análisis del riesgo que supone cada operación.
  • Comunicación del resultado y envío de propuesta de contrato al cliente incluyendo las condiciones económicas.
  • Firma del contrato y realización del endoso del efecto y el pago.

Estas son las características y ventajas del descuento de pagarés a través de Famisa y Corfisa. En otros artículos analizamos más compañías que destacan por la calidad de su servicio y su larga trayectoria y experiencia en el ramo, como Gedesco o Crealsa.

Qué es una conciliación bancaria y cómo hacerla

conciliación bancaria

Se le llama conciliación bancaria al proceso de comparación entre los estados de cuenta de las cuentas de ahorro o corrientes de una empresa y sus libros contables, primarios o auxiliares.

Aunque por lo general ambos registros no han de coincidir del todo, la conciliación permite establecer un balance actualizado, estructurado y realista de la condición económica de la empresa.

Desde un punto de vista puramente legal, hacer una conciliación bancaria no es obligatorio. Sin embargo, al analizar la naturaleza de su función notamos que tiene una importancia significativa.

En este artículo hablamos de sus ventajas y cómo hacer una conciliación bancaria de manera efectiva.

El uso de los recursos económicos

Al realizar la conciliación, que por lo general se hace cada mes, podemos ver en realidad cuál es el capital de la empresa a fin de poder disponer de él con plena confianza.

Si bien es cierto que con el extracto bancario bastaría para conocer el saldo de las cuentas, compararlo con los libros contables de la empresa nos permite visualizar cómo se está movilizando el dinero.

Las entidades bancarias cobran comisiones por concepto de transacciones en las cuentas; además, hay algunas ganancias pagadas por el banco debido a los intereses en las cuentas de ahorro.

Pero en la conciliación bancaria no solo están los movimientos con relación a los bancos, sino también a otros servicios que se relacionen con la empresa. Aunque estos saldos no son significativos en cuanto a cantidad, al ser comparados y asentados en el proceso de conciliación podemos establecer un balance real y fidedigno del capital disponible.

La importancia de realizar una conciliación bancaria

Aunque no es un documento necesario, cuando la entidad gubernamental encargada de supervisar y regular el comercio en la zona donde está la empresa realiza una inspección, tener la conciliación bancaria al día facilita el proceso, ahorrando energías y tiempo tanto al inspector como a la empresa, pudiendo esta retomar sus actividades lo antes posible.

Asimismo, mantener un registro fiable motivará a otros inversores a colaborar con la empresa al ver la transparencia y eficacia del negocio. Por ejemplo: bancos dispuestos a otorgar créditos o préstamos.

Aunque el proceso de conciliación bancaria podría ser lento y hasta tedioso, usarlo, sin dudas, da un buen resultado.

Cómo se realiza la conciliación bancaria

Aquí te enumeramos los pasos que deben seguirse para elaborar por ti mismo la conciliación bancaria de tu negocio.

  1. Conseguir el extracto bancario del mes que se quiere conciliar.
  2. Verificar el saldo o capital con la conciliación del mes anterior o repasar el libro mayor de contabilidad de la empresa.
  3. Confirmar que el extracto bancario corresponda al banco y tipo de cuenta que queremos conciliar. Esto se debe a que muchas empresas tienen varias cuentas y utilizan más de un banco.
  4. Con la hoja de conciliación a la mano se realizan los cálculos. Es conveniente reconformarlo, bien sea por la misma persona o por otra que conozca el proceso.

¿Qué son los pagarés de empresa?

pagares de empresa

Si estás en el mundo de los negocios sabrás que existen muchas formas de hacer crecer tu dinero o conseguir financiación. Es cuestión de conocer las opciones existentes en el mercado. Una de esas opciones financieras son los pagarés de empresa, pero ¿qué es un pagaré de empresa? ¿Cómo puedes sacarle provecho? La respuesta a estas preguntas las daremos a continuación.

Damos por hecho que si estás aquí es porque conoces perfectamente qué es un pagaré, cuál es la diferencia entre pagaré y letra de cambio y qué es el descuento de pagarés. Si no es así te invitamos a leer los artículos enlazados para profundizar en estos conceptos.

El pagaré y su uso en las empresas

Un pagaré, básicamente, es un documento de crédito, en el cual hay como mínimo dos partes implicadas; la primera parte es la empresa deudora, quien, al recibir un monto, acepta y reconoce una deuda con la segunda parte, el beneficiario. Dicha deuda debe ser pagada según el plazo pactado, obviamente junto con el capital. Convirtiéndose así el pagaré en el documento que certifica dicho acuerdo.

Partiendo de este concepto, el pagaré puede convertirse en una excelente vía para que las compañías puedan buscar opciones de financiación a corto plazo, tanto para potenciar su crecimiento como para apalancarse por vías alternativas a los créditos bancarios tradicionales.

El pagaré de empresa desde el punto de vista de la inversión

Así como para las empresas un pagaré es una forma de obtener financiación utilizando su propia actividad comercial, para aquellas personas que tienen un capital y están buscando la manera de multiplicarlo o hacerlo crecer, los pagarés son un producto que puede resultar bastante atractivo. En este caso hablamos de los pagarés de empresa.

El motivo es que los inversores pueden conseguir muy buenas rentabilidades a través de este instrumento, ya que la empresa, al vencer el plazo, debe abonar el capital más los intereses y comisiones acordados.

Así, un inversor pudiese distribuir cierta cantidad de dinero en varios pagarés de distintas empresas y a final de año estar recibiendo los frutos de dicha inversión.

Normalmente, un pagaré suele tener un plazo de vencimiento de 12 a 24 meses. Se debe tener en cuenta que los intereses esperados por este tipo de producto financiero son mayores a los instrumentos financieros de bajo riesgo o de plazo fijo. Pero, por supuesto, como bien lo estipula la ley del mundo de los negocios: “a mayor ganancia mayor riesgo”.

Un producto financiero de alto riesgo

Desde la óptica de quien invierte, un pagaré, conlleva muchos riesgos, ya que la única garantía de pago es la firma de la persona (jurídica en este caso) que emite el pagaré, es decir, la que adquiere la deuda. Si la empresa, al llegar la fecha de pago, se encuentra insolvente o en quiebra, el proceso de recoger el dinero y las ganancias se volverá muy difícil y, en algunos casos, imposibles.

Por ende, a la hora de negociar con este tipo de instrumentos financieros, se recomienda analizar muy bien la situación financiera de la empresa emisora; así como también es importante contar con la asesoría de un abogado experto en la materia y, por supuesto, se debe exigir que el documento sea debidamente notariado.

Es más importante aún evaluar la situación financiera del emisor cuando la empresa es una pyme, ya que por lo general estas empresas no han recibido nunca una calificación por parte de ninguna compañía de rating. El problema es que las pymes, en algunas ocasiones cuentan, con muy poco tiempo para avalar su futuro financiero a través de una proyección financiera; por lo que un contador en este caso también te será de gran utilidad.

Sin embargo, la finalidad de este artículo no es desanimarte ni quitarte las ganas de invertir en pagarés de empresa. Como todo negocio e inversión siempre existirá un riesgo; pero si recibes la asesoría adecuada y cuentas con un equipo de trabajo que te apoye, el riesgo disminuirá y tus probabilidades de éxito se multiplicarán, pudiendo obtener grandes ventajas y unas buenas utilidades en cada inversión.

Cuáles son los gastos por un descuento de pagarés

gastos descuento de pagares

Los gastos derivados de realizar un descuento de pagarés pueden variar mucho en función de si tramitamos el descuento en una entidad bancaria o en una entidad financiera, como por ejemplo Gedesco, quizá la más conocida de España (aunque existen otras empresas de descuento de pagarés con servicios muy similares).

Y es que, por lo general, cuando se acude a otra financiera estamos reconociendo de alguna manera que en la banca tradicional nos han negado el descuento.

Pero los gastos también dependerán del riesgo de la operación, las comisiones, el tipo de interés aplicado, el plazo de vencimiento del pagaré y otras características o condiciones como puedan ser las garantías de pago que ofrece el librador.

Los gastos más comunes por descuento de pagarés

  • Los que se cobran por el estudio de la operación.
  • Por gestión de cobro, si este es domiciliado o no, cobros aceptados o no, etc.
  • Gastos por devolución de efectos (por impagos).
  • Intereses aplicados por adelantar el pago.

En algunas financieras únicamente se tiene en cuenta para fijar los gastos la solvencia del emisor y el plazo de vencimiento del pagaré. En este caso se valoraría el riesgo de la operación teniendo en cuenta estas dos características y en función de ellas se establecerán tanto los gastos como el tipo de interés (algunas empresas retienen un porcentaje del monto total hasta la fecha de vencimiento).

Las entidades bancarias tienen niveles de exigencia mucho más altos y no suelen coger papel sobre el que haya alguna duda de impago. Esta mayor exigencia tiene su parte positiva en el tipo de interés aplicado, ya que suele estar entre un 4% y un 8% anual. En cualquier caso tanto las comisiones como el tipo de interés que nos apliquen puede depender de las herramientas de negociación que tengamos: si el emisor del pagaré es una empresa solvente y nosotros nunca hemos tenido impagos seguro que podemos ajustar los gastos a la baja.

Si quieres saber cuánto recibirás por tus pagarés, utiliza nuestra calculadora de descuento de pagarés y tarifica cuánto podrías recibir sin ningún tipo de compromiso.

Cómo calcular el IVA de forma rápida y sencilla

Cómo calcular el IVA

Aprende en este artículo cómo calcular el IVA de forma rápida y sencilla, sin complicaciones de ningún tipo, ni cálculos matemáticos difíciles.

Qué es el IVA

Antes de profundizar en su cálculo debemos definir el concepto. IVA son las siglas para Impuesto sobre el Valor Añadido. Se trata de un impuesto del tipo indirecto, ya que no tiene una cantidad o precio específico, sino que depende de un porcentaje que es estipulado por el gobierno y que se adapta a distintas circunstancias o productos. Además, se abona una sola vez cuando se compra un producto o se contrata un servicio (no es recurrente).

Para saber más te recomendamos leer nuestro artículo sobre los tipos de IVA, en el que profundizamos sobre los diferentes tipos impositivos que existen en España.

Diferencia del IVA con otros impuestos

El IVA se deduce del consumo hecho por las personas y no de las ganancias de las empresas o su producción.

En este sentido, se puede afirmar que las empresas funcionan como recaudadores del Estado, en vista de que, así como lo agregan al precio a pagar por el consumidor, también lo pagan al rendir cuentas fiscales trimestralmente -también hay que tener en cuenta el IVA deducible y no deducible a la hora de la liquidación-.

El IVA se diferencia de la Renta de las Personas Físicas, pues esta última se deduce de las ganancias que se hayan recibido y no del consumo.

¿Es obligatorio pagar el IVA?

El IVA es ley en todos los países y economías. Debido a esto hay sanciones bien establecidas y claras, que varían dependiendo de la nación y la gravedad de la falta.

La más común es el retraso en la declaración de impuestos. De hecho, para incentivar el pago a tiempo, en muchos países se ofrecen beneficios por parte del gobierno a aquellas empresas que lo paguen puntualmente.

Este impuesto se creó con la intención de reforzar la tesorería de los países. Aunque hay casos en los que las personas naturales no pagan ningún tipo de IVA, centrándose este gravamen en los grandes contribuyentes o poseedores de mayores riquezas.

Cómo calcular el IVA

Es posible calcular el IVA mediante un proceso muy sencillo que, no solo deben conocer las empresas para poder rendir cuentas legítimas al Estado, sino también nosotros que somos consumidores de todo tipo de productos y servicios, a fin de cuidar nuestras finanzas.

Procedimiento para calcular el IVA

Para calcular el IVA, se debe multiplicar el precio establecido por la empresa luego de realizar sus cálculos de producción, es decir, precio sin IVA, con el porcentaje establecido para ese producto o servicio.

La fórmula sería así:

Precio sin IVA x % IVA del producto (se expresa en decimales)

Supongamos que una empresa calcula que, cubriendo sus gastos totales y ganancia, el precio de determinado producto será de 15 euros. Si para tal producto el IVA es del 10%, la fórmula quedaría así:

15 x 10%= 1,5 €

1,5 € sería el Impuesto sobre el Valor Añadido a pagar en este producto. Entonces, sumando este resultado al precio establecido por la empresa quedaría así: 15+1,5=16,5 €. Así que 16,5€ es el precio que debe pagar el cliente por el producto.

¿Cuál es la diferencia entre pagaré y letra de cambio?

Diferencia entre pagaré y letra de cambio

Antes de comenzar debemos dejar claro y definir qué es un pagaré exactamente. Un pagaré no es más que un documento contable mediante el cual una persona o empresa se compromete a pagar a una segunda persona (física o jurídica) una cantidad de dinero acordada en un tiempo determinado. Este título de crédito, cada día más utilizado para transacciones comerciales, también puede emplearse en operaciones de compra-venta o, entre otros usos, para garantizar mercancías.

Por su parte, una letra de cambio es un documento mercantil que implica una obligación de pago de una cantidad de dinero una vez finalizado un plazo establecido en el mismo. Una definición muy similar y que a menudo lleva a equívocos. En este título intervienen varias personas, físicas o jurídicas, que van desde el acreedor hasta el beneficiario, pasando por el deudor, figuras de las que puedes encontrar más información en este otro artículo sobre la letra de cambio.

El pagaré, cuando se utiliza en operaciones comerciales, tiene un carácter muy similar al de la letra de cambio, aunque existen algunas diferencias que distinguen ambos títulos. Aunque ambos documentos sirven para acreditar la obligación o el deber de pagar una suma de dinero, el pagaré se ha ido imponiendo de manera clara a la letra de cambio, documento que está prácticamente en desuso.

Diferencia entre pagaré y letra de cambio

Las primeras diferencias las encontramos en la propia definición. Mientras un pagaré es un documento privado firmado entre dos personas (la que se compromete a pagar y el beneficiario del pago), la letra de cambio es un documento oficial timbrado por el Estado, en el que encontramos tres participantes: el que emite la letra, el deudor y el beneficiario (aunque el asunto se complica en el caso del descuento de pagarés tras un endoso).

Otra diferencia, quizá la más importante, reside en el emisor del documento. Mientras que en el pagaré es el propio deudor el que emite el título de crédito, en la letra de cambio esa responsabilidad recae en el acreedor. Además, en la letra de cambio no están admitidos los intereses, algo que sí ocurre en el pagaré.

Por último, el pagaré puede definirse como la promesa que una persona hace de pagarle una suma de dinero a otra persona, mientras que la letra de cambio se entiende como una obligación. Es decir, una persona le da una orden a una segunda para que pague una cantidad a una tercera. Esta contraposición entre promesa y obligación marca otra de las grandes diferencias entre ambos documentos.