Monopsonio: definición, características y ejemplos de monopsonio

monopsonio

Una de las definiciones menos habituales que podemos encontrar en el mundo de la economía es el monopsonio. Vamos a explicar sus características con ejemplos para que entiendas su significado.

Leer másMonopsonio: definición, características y ejemplos de monopsonio

¿Qué son los sectores económicos y cuáles son? Con ejemplos

sectores económicos

Los sectores económicos juegan un papel muy importante dentro de las finanzas y el potencial económico de una nación, ya que determina el grado de desarrollo industrial de su economía y el origen de los ingresos totales que van distribuidos hacia el Estado.

Se trata de uno de los conceptos más básicos y fundamentales de la economía global, por lo que muchos expertos tienen opiniones enfrentadas en relación a las funciones que estos sectores cumplen. A continuación, conoceremos qué son los sectores económicos, cuáles son y lo explicaremos con ejemplos.

Qué son los sectores económicos

Los sectores económicos se conforman como grupos específicos de la actividad económica de una determinada región, los cuales se encuentran divididos según el proceso comercial que realizan en sus zonas correspondientes.

Cada sector determina una tarea específica, las cuales pasan por distintos procesos con el fin de entregar un producto de calidad en el mercado. Cada sector se encuentra posicionado por su importancia e impacto en la cadena de producción establecida en la cadena de producción general.

En pocas palabras, podemos decir que los sectores económicos son los distintas grupos en los que se divide la actividad económica de un Estado o de un territorio concreto, e incluye cualquier tipo de actividad económica y productiva, desde la exploración de los recursos naturales hasta la industrialización y la preparación de dichos bienes para su consumo. También incluye la distribución de las mercancías y la comercialización, ya sea de bienes o de servicios.

¿Cuáles son los sectores económicos? Ejemplos

Los sectores económicos, como bien mencionamos anteriormente, se encuentran divididos en categorías especiales, donde cada una cumple con una tarea escalonada dentro del proceso de producción de cualquier producto que hoy consumimos.

Debemos tener en cuenta que todo artículo que compramos cumple con requisitos mínimos, y ha pasado por todo este sistema de manufactura.

En este sentido, tenemos que los principales sectores económicos son los siguientes:

Sector primario

El sector primario se basa en la extracción de bienes y materias primas, como minerales y elementos como la plata, el oro, el diamante, etc., con el fin de ser utilizados en la fabricación de artículos como joyas, accesorios, como también para el mejoramiento de aparatos electrónicos, como computadoras, dispositivos láser, entre otros.

En este sector también se engloban los trabajos relacionados con la agricultura, la pesca, la ganadería, la apicultura, la explotación forestal, la recolección, la caza etc. Se trata, por tanto, de la consecución de la materia prima sin elaborar.

Ejemplos del sector primario

  • Siembra de plantas y su cosecha.
  • Cría de ganado y reproducción de ellos.
  • Cría de peces y su pesca.
  • Siembra de árboles y la obtención de su producto.
  • Caza de animales.
  • Minería.
  • Etc.

Sector secundario

En este sector se transforman los materiales y recursos extraídos del primer sector, con el fin de darles forma y amoldarlos al producto final que queremos conseguir. Esta es una de las áreas donde se realiza la mayor labor de manufactura y fabricación de cualquier artículo en diferentes industrias, además de incluir el uso de maquinarias pesadas.

Ejemplos del sector secundario

  • Carpintería.
  • Empresas de enlatados.
  • Industria energética.
  • Industria de construcción.
  • Industria textil.
  • Industria de gas.
  • Metalurgia.
  • Etc.

Sector terciario

El tercero de los sectores económicos que se encuentran activos dentro de la industria mundial se encarga de la oferta de servicios básicos y de uso prolongado por los ciudadanos. Entre ellos se encuentran los servicios de hospitales, hoteles, o cualquier otra clase de servicios a los que tengamos acceso.

Ejemplos del sector terciario

  • Servicios gubernamentales.
  • Servicios de salud.
  • Servicios de telecomunicaciones.
  • Servicios bancarios.
  • Servicios legales y jurídicos.
  • Servicios de comunicación.
  • Servicios de hotelería.
  • Servicios de turismo.
  • Servicios de comercio.
  • Servicios de seguridad.
  • Servicios de transporte.
  • Servicios financieros.
  • Servicios sanitarios.
  • Etc.

Características de los sectores económicos

Debemos saber que la economía global se rige por ciertas medidas que cada nación debe cumplir, con el fin de establecer un orden natural sobre el flujo de bienes e ingresos totales provenientes de distintos medios. En este caso, los sectores económicos cumplen la función de ser proveedores de estos ingresos, con los cuales cualquier país puede hacer uso para desarrollar su infraestructura tanto social como económica.

Cada sector cumple con tareas con las cuales obtienen un puesto en la escala de producción en cualquier industria. Como, por ejemplo, el sector primario dedica sus recursos para extraer los materiales preciados del suelo con el fin de que estos mismos sean utilizados en la fabricación de artículos que ayuden a mejorar la calidad de vida las personas.

El sector secundario se caracteriza por ser uno de los sectores con mayor uso de herramientas pesadas y con el mayor nivel de logística en todo el proceso de fabricación productos, ya que es aquí donde se crean todos los elementos que consumimos día a día.

Mientras que el sector terciario maneja lo referente a los servicios de acceso a los que tenemos derecho a acudir. Como podemos ver, cada área forma una escala perfecta de manufactura que se ha mantenido igual durante muchos años, permitiendo que el mundo como lo conocemos, funcione.

Ahora que sabes qué son los sectores económicos y cuáles son, ¿sabrías dónde te ubicas por tu actividad económica?

Finanzas personales: 13 consejos para organizar tus finanzas

finanzas personales

De repente el salario ya no compensa los gastos regulares del mes, su salud se debilita y el insomnio aparece, seguido por una gran sensación de desesperación. Esos son algunos signos del descontrol financiero si no contamos con unas finanzas personales con buena salud.

A pesar de que muchas personas no saben cómo lidiar con el dinero, cambiar esa realidad es posible con un poco de formación. El descontrol financiero puede ser evitado con algunas acciones que impactan en el día a día de las personas.

No gastar más de lo que se gana, no caer en deudas e intereses, anotar los gastos diarios y ser racional a la hora de consumir son algunos pasos importantes. A continuación analizaremos 7 consejos que le ayudarán a salir del desorden financiero.

1. Reconozca su descontrol financiero

Sólo quien asume que su vida financiera está descontrolada logra organizarla. Quien no encara esa situación como un hecho, tiende a postergar la propia recuperación.

Si está sin crédito y su nombre ya tiene un mal historial crediticio, debe tomar acción (aquí le explicamos cómo saber si estoy en Asnef). Eso es descontrol financiero. Muchas personas pasan por el mismo problema, por eso, no tenga reparos a la hora de asumir su situación real.

Haga un diagnóstico realista de su vida financiera. Si es necesario, recurra a los profesionales del área o softwares que le ayudarán en el diagnóstico. Acepte su situación y prepare una estrategia de combate y recuperación.

2. Haga una planificación

Para salir del sofoco financiero es necesario hacer una buena planificación. Vea cuáles son sus cuellos de botella financieros: tarjeta de crédito, hipoteca de su vivienda, deuda en la escuela de los niños, etc. Planifique cómo va a eliminar cada deuda, considerando que aquellas más caras -como la tarjeta de crédito- debe ser su prioridad.

Toda planificación debe tener un objetivo, una fecha correcta para comenzar las acciones e indicaciones de cómo se desarrollarán. Recuerde poner metas objetivas y factibles, por ejemplo: negociar la deuda en la escuela de los niños, cortar las compras con tarjeta de crédito, etc. Ojo con las tarjetas revolving.

3. Adecuarse a la nueva realidad

El que pasa por un período de descontrol financiero necesita adaptarse a las nuevas necesidades para salir de esa situación. Esto incluye un consumo más consciente, nueva rutina que implica reducción de gastos y descubrimiento de nuevas formas de ingreso. Si ha hecho una planificación financiera sin duda una de sus metas debe ser reducir el gasto.

Siempre comience reduciendo los gastos superfluos. Corte el consumo de ropa y accesorios, reduzca los gastos en ocio… Adquiera nuevos hábitos en su rutina y opte por llevar comida para el trabajo en lugar de almorzar todos los días en restaurante.

Haga estas pequeñas adecuaciones y vea cuánto ahorrará en el día a día. Las acciones pueden ser por un período, pero después de que percibe el resultado, se convertirán en verdaderos hábitos de vida.

4. Registre todos sus gastos

No tenga pereza ni miedo a registrar sus gastos. Del pan al pago de la cuota del coche. Todo debe estar debidamente registrado en un cuaderno, hoja de cálculo o una aplicación.

Lo importante es no perder esos gastos de vista. Incluso el café que toma todos los días debe ser anotado. Si cuesta 1,30 euros, en una semana habrá gastado 9,10 euros; en un mes, 39 €… y al final de un año serán 475 euros que podrían ser ahorrados.

Esta es una acción esencial para salir del descontrol financiero. Al ver cuánto gasto innecesario podría haber sido evitado, se movilizará en pro de acciones que van a auxiliar en su recuperación y reeducación financiera.

También vale la pena mirar los contratos de servicio que están en vigencia. Identifique servicios o tasas ilegales o que no tengan sentido para usted. Reducir el plan de datos de su internet y hasta cortar la televisión por cable si es necesrio.

5. Negocie siempre

¿Tiene facturas atrasadas? Contacte con la prestadora del servicio y aproveche las campañas de negociación; si la cuestión involucra a la operadora de tarjetas de crédito, evalúe si es mejor hacer un préstamo para cancelar al contado.

Hay algunas situaciones en las que el préstamo puede ser una buena solución. Haga un análisis detallado de la situación y considere esta alternativa. No hay acción prohibida cuando se quiere resolver la situación financiera, pero existe la mejor opción para cada caso. Si ha intentado negociar y no lo ha conseguido, diga que va a esperar una condición mejor para resolver la deuda pendiente.

6. Trabaje su cabeza

Vivir una situación de descontrol financiero no es nada fácil, pero no necesita desesperarse y aislarse por ello. Hay siempre formas de resolver la situación. Trabaje su cabeza para no transformar ese período en un tiempo de mal humor y desánimo.

Celebre cada pequeña conquista: una deuda cerrada, la recuperación del crédito, una negociación lograda. Disfrute de disfrutar de las atracciones gratuitas que ofrece su ciudad. Visite museos, paseos en parques ecológicos, visite plazas. Hay muchas alternativas de diversión gratuitas, sólo tienes que estar abierto a ellas.

7. Envolver a la familia en la solución

No tiene sentido esconder a la familia el momento vivido. Es muy importante que todos entiendan y sepan la situación de descontrol financiero vivida y se involucren en la solución. Esta puede ser una oportunidad de empezar a reedificar a toda la familia a las cuestiones que involucran las finanzas.

Es necesario dejar claro cómo cada uno podrá contribuir: reduciendo el consumo de juegos, recibiendo una paga menor o suspendiéndola por un tiempo y restringiendo los paseos al centro comercial. Mostrando las acciones de cada uno, todos se sienten responsables de la recuperación financiera y toman conciencia sobre el problema.

La salud financiera es algo esencial en la vida de las personas. Aprenda a entender las lecciones que una situación de descontrol financiero puede presentar.

8. Día del presupuesto

Reserve un día por mes para organizar su vida financiera. Monte una planilla con gastos fijos, deudas, pagos, posibles gastos. Incluya asimismo sus ingresos, como sueldo, ingresos de alquiler, ganancias ocasionales, etcétera. Monte su presupuesto mensual, acomodando los gastos a los ingresos. Lo idóneo es que siempre y en toda circunstancia quede entre el diez por ciento y el veinte por ciento .

9. Priorizar

Si el presupuesto está desequilibrado –un gasto mayor que los ingresos–, el camino es reducir de forma inmediata los gastos. Establezca prioridades y suprima lo que no es esencial. Ese periodo de ajuste requiere disciplina. Visitas al restaurante, paseos, viajes o compras innecesarias pueden aguardar hasta el momento en que se recupere el equilibrio financiero.

10. Aprenda a utilizar el dinero

A la mayor parte de la gente le importa aprender a hacer dinero, pero no de qué manera emplearlo. Hay gran diferencia entre las dos situaciones. Todos conocen historias de empresarios que amontonaron fortunas, pero que acabaron quebrados. Nada mejor que aprender de los fallos de otros. Lea, estudie, busque información sobre finanzas. Hay múltiples libros, gacetas, periódicos y sitios que traducen tecnicismos económicos al lenguaje rutinario.

11. Fijar objetivos financieros

Determine un valor, un plazo y un propósito financiero a lograr. Organícese de forma que se creen las condiciones a fin de que se cumpla el propósito.

12. Ahorrar siempre y en toda circunstancia

No hay organización de las finanzas personales sin ahorros. Es la reserva de capital la que deja a la persona hacer en frente de situaciones de urgencia o bien crisis estacionales. Considere como compromiso la labor de guardar del diez por ciento al veinte por ciento de su ingreso mensual.

13. Aprender a invertir

Desde un determinado nivel de organización de las finanzas, la persona dispone de recursos para la inversión. Las cuentas están al día, no hay deudas pendientes y el propósito de gastar menos de lo que gana se transformó en ley. Es hora de hacer que el dinero trabaje para ti. Busque inversiones conforme a su perfil. Para esto, pida la ayuda de su gerente del banco, cuente con la ayuda de empresas expertas en prestar esta clase de asesoramiento o bien se capacite para aceptar la labor de cuidar a sus inversiones.

Si quieres más consejos para mejorar sus finanzas personales, en estos otros artículos le contamos algunos consejos de finanzas para parejas, 31 trucos de economía doméstica7 hábitos que perjudican su presupuesto familiar y 7 hábitos financieros negativos.

Consejos para emprender un negocio con éxito

consejos para emprender un negocio

Las personas siempre quieren tener éxito y más aún en el mundo de los negocios, a pesar que es una tarea bastante difícil. Sin embargo, es posible si lo hacemos con constancia y perseverancia. En esta ocasión, si necesitas aumentar tu carrera profesional o simplemente sumergirte ante el mundo y ser un emprendedor y alcanzar el éxito debes leer con atención, pues te traemos 4 consejos para emprender un negocio con éxito.

Si no arriesgas no ganas

En el ámbito laboral, al igual que en cualquier faceta de nuestra vida, si no te arriesgas nunca tendrás resultados. En un entorno en el que estamos rodeados de muchas empresas, si no apostamos no tendremos resultados de ningún tipo y no podremos saber si generamos ganancias o pérdidas al hacerlo. Pero debes tener muy en claro que si te quedas con los brazos cruzados, el dinero no va a venir solo a tu puerta.

Todo en la vida requiere de riesgos y esta no es la excepción. Debes tener en cuenta que no siempre saldrá bien y debemos prepararnos ante cualquier posible fracaso, sin embargo, también puede ser un éxito rotundo. Y es que como dice el dicho: unas veces se gana y otras se aprende.

Pierde el miedo a equivocarte

Algunas veces, las personas tienen millones de dudas en la cabeza, que en ocasiones los frenan y limitan ante ciertas circunstancias, ocasionando que pierdan muchas oportunidades. Sin embargo, equivocarse está bien, pues te genera un aprendizaje más en la vida. Y esto, en el mundo de los negocios, es fundamental.

Todo error nos genera algo nuevo que podemos aprender. Siempre tener actitud positiva y un conjunto de aptitudes que nos permitan seguir adelante ante cualquier posible fracaso, eso es lo que hace un verdadero emprendedor. Lo importante no es no caerse, sino saberse levantar.

Que las cosas no salgan tal y como esperabas no es el fin del mundo, créeme que con la actitud adecuada podrás sobresalir ante cualquier adversidad posible. Como lo decía el famoso publicista español Fernando Monzón “que se equivoquen, que se atrevan, que prueben, y que lo hagan muchas veces, porque cada vez se equivocarán mejor”.

Proactividad

La proactividad es una característica sumamente importante para ser un emprendedor exitoso. El emprendimiento está conformado por diversos recursos, ya sea humanos o tecnológicos, los cuales poseen una misma finalidad. Y esta particularidad en un emprendedor crea una organización constante ante la persecución de un objetivo.

Si unimos esta gran característica, veras una diferencia entre el emprendedor exitoso que todos quieren ser ante los que no logran serlo.

Destaca siempre

Una de las claves más importantes para ser un emprendedor consiste en colocarse en una posición por encima de todos los competidores que tengas. Esto es, sobresalir, ofrecer algo diferente, algo mejor. Desarrolla ideas y proyectos sumamente creativos, que de seguro te harán ser superior al resto de cierto modo.

Ser un emprendedor exitoso y montar un negocio de éxito solo dependerá de cuánto lo desees y luches por ello, aunque estas 4 claves  te brindarán una excelente ayuda para serlo. Solo será tu disciplina, constancia y perseverancia las que te llevarán a alcanzar el éxito. Recuerda que la respuesta siempre está al alcance de tu mano y que nada cambia si tú no cambias. Demuéstrate que ser exitoso puede estar al alcance de tu mano.

Consejos para aprender a invertir en bolsa para principiantes

aprender a invertir en bolsa

Comenzar a invertir en la bolsa de valores no es tan simple como se puede ver en la televisión. Y es que se trata de dinero (leer tipos de dinero), lo que inevitablemente hace que debamos estar siempre atentos. Perder valores financieros no es agradable, no solo por el descalabro económico, sino porque también puede afectar a nuestra autoestima y a nuestra credibilidad como inversores.

La bolsa de valores puede ser feroz con los más desprevenidos, pero al mismo tiempo puede ser un buen empujón para los que comprenden el negocio. Es posible que creas que los principiantes no inician bien, pero eso no tiene ningún fundamento si se comienza con los deberes hechos y no a lo loco. Se puede comenzar bien o mal, en función de las estrategias y los conocimientos.

Eso sí, en cualquier caso recomendamos formarse (puedes empezar con las guías de la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España), leer, aliarse con expertos en la materia y comenzar a operar con dinero ficticio utilizando un simulador de bolsa. Reducirás el riesgo de manera notable.

Por ello, si quieres iniciar con el pie derecho y saber cómo operar en bolsa desde cero, a continuación presentamos una serie de consejos básicos para triunfar en la bola de valores:

Qué es un trader

Un trader es una persona que hace intercambios financieros y también invierte en activos. Puedes estar en la puerta del proceso, comprando de una compañía, o bien estar revendiendo la acción que lograste de otro sitio. Sea lo que sea, debes comprender qué son y cuál es su función.

Además, debes estar al día con tu situación financiera. Una gran parte de los fallos financieros en la bolsa de valores se generan por el hecho de que los inversores no comprenden bien su situación en el mercado. Para comenzar, debes comprender tus gastos y tus ganancias.

💼 3 consejos para aprender a invertir en bolsa

1. Elegir un buen corredor

Existen muchas agencias que puedes seleccionar para invertir en la bolsa de valores. El paso inicial es comprender que para un principiante estas agencias pueden ser necesarias para no desanimarte con las primeras pérdidas. Y es que la mayoría no podrá triunfar en la bolsa sin una guía de corredores.

Los corredores están por todos lados, en internet y en el ambiente físico. Basta que muestres tu interés por las inversiones para recibir un buen número de ofertas. Como el mercado de corredores es grande, tendrás que seleccionar, entonces, tu mejor opción.

Para hacer eso, no te olvides de conocer más sobre la historia de la compañía, sobre la actuación y sobre los inversores actuales.

2. Escoger una compañía de calidad

Una vez elegido al corredor, precisas de una inversión en acciones de grandes empresas para comenzar a ganar verdaderamente en el mercado de valores. Y para eso, debes tomar la resolución adecuada.

Seleccionar acciones económicas de pequeñas empresas es uno de los fallos más habituales de los inversores de primera. Después todo, la atracción de una acción más asequible es verdaderamente grande en la mitad del mercado, pero esto puede resultar inestable y también inflexible. Por ello, debes evitarlas para no tener consecuencias nefastas, sobre todo cuando eres un principiante.

Lo mejor es invertir acciones más en cuenta de empresas con renombre; ya que se trata de las más estables en el mercado.

3. Repartir y ser paciente

Un buen número de personas, al efectuar la primera inversión, desean ver reflejadas sus ganancias en el lapso de unas cuantas horas. Y es aquí donde entra en juego una de las principales características de los inversores de éxito: la paciencia.

Si te animas a invertir en bolsa, te recomendamos leer mucho sobre la materia, conocer gente con tus mismas inquietudes, participar en foros y utilizar simuladores virtuales antes de dar el salto al mundo real.

¿Cuál es el mejor simulador de bolsa para aprender a invertir?

el mejor simulador de bolsa

Invertir en bolsa, como señalan los expertos, requiere de fuertes conocimientos y de experiencia para controlar el riesgo y tomar las decisiones oportunas en el momento correcto. Es por ello por lo que un simulador de bolsa virtual puede convertirse en una herramienta fundamental para comenzar a operar con valores eliminando el peligro.

Estos simuladores, por lo general, ofrecen interfaces muy avanzadas, un fondo económico virtual para invertir e información en tiempo real. Es decir, cuentan con todas las herramientas y funciones necesarias para aprender a invertir en bolsa online como si estuviéramos sobre el propio parquet del mercado de valores.

Leer más¿Cuál es el mejor simulador de bolsa para aprender a invertir?

¿Dónde encontrar socios inversores para mi proyecto?

socios inversores

A menudo los emprendedores no disponemos de los recursos financieros necesarios para poner en marcha un proyecto. Buscar socios inversores y, en definitiva, financiación, es el aspecto menos agradable de un emprendimiento, aunque sigue siendo uno de los más importantes.

Antes de entrar a fondo en el artículo te recomendamos otros post que te pueden interesar, como este en el que analizamos diferentes alternativas a los bancos para la financiación de pymes y autónomos.

Un préstamo participativo puede ser una buena idea, así como buscar business angels (o inversores privados) que te ayude a arrancar. Por supuesto, el crowdfunding y el crowdlending son dos muy buenas opciones en función del tipo de negocio.

Lo primero es saber lo que necesitas

Tu plan de empresa ha de ser muy meticuloso y lo más preciso posible. Incluye todos los gastos de constitución y puesta en marcha, sin olvidar incluir todos los gastos mensuales y partidas para imprevistos. Una vez terminado deberías poder contestar a estas preguntas con un número exacto de euros.

  • ¿Cuánto dinero necesito para poner en marcha mi proyecto?
  • ¿Cuánto dinero necesito hasta conseguir los primeros ingresos?
  • ¿Cuánto dinero necesito en mi flujo de caja durante el primer año?
  • ¿De cuánto dinero dispongo?
  • ¿Que cantidad de dinero necesito buscar?

No dudes en pedir ayuda si lo necesitas a un asesor, a tu agente de desarrollo local, en cualquier punto de activación empresarial de tu Ayuntamiento o a ese amigo tuyo economista. Asegúrate de que los números son realistas y tu plan es coherente.

Prepara tu presentación para los socios inversores

Con nuestras necesidades presupuestadas y teniendo clara su viabilidad prepararemos un breve documento explicando nuestro proyecto, su modelo y su plan de negocio. Escueto y claro. Debe captar la atención desde el primer segundo, que atrape y enamore. Ya habrá tiempo después de dar detalles. Ahora es momento de seducir y de mostrar los beneficios que obtendremos con nuestra propuesta de valor para solucionar los problemas de los usuarios. Haz que entre por los ojos y por el corazón.

Prepara este documento en diversos formatos: PDF, presentación, vídeo…, y llévalo siempre encima en diferentes soportes: smartphone, tablet, pen drive… Lo tendrás disponible para mostrar en cualquier momento y situación.

Diseña tu Elevator Pitch y conviértelo en tu frase favorita. Tenlo a punto para cualquier situación.

Selecciona a los socios inversores

Una vez terminada nuestra impactante presentación, ya podemos identificar aquellos inversores a los que puede resultarles más tentador nuestro proyecto.

Empezaremos por nuestro círculo más cercano: la familia. Padres, hermanos, abuelos… pueden hacerte un préstamo con las mejores condiciones del mercado. Sondéalos y haz una lista con su disponibilidad a participar y en qué cuantía.

Amigos y conocidos también pueden ser una buena fuente de financiación. Acude a reuniones o eventos y no pierdas la oportunidad de hablar de tu proyecto con todas aquellas personas a las que creas que les puede interesar.

Hay gente dispuesta a dejarte sus ahorros si les resulta rentable. ¿Quiénes son? Identifica aquellos con más posibilidades de inversión y prepara encuentros personales con ellos para ofrecerles tu proyecto. ¡Con todos! No descartes a nadie hasta que no te diga que no de forma explícita.

¿Necesitas un departamento de programación o financiero? ¿Necesitas diseños para la web? Si tu proyecto requiere además formar equipo, busca socios que aporten parte del capital y las habilidades o talentos que te complementan.

Debes pensar lo siguiente:

  • ¿Qué socios serían estratégicos para tu proyecto?
  • ¿A quién te gustaría tener en tu equipo?
  • ¿Qué personas estarían dispuestas a invertir su dinero y su talento en tu proyecto?

Con nuestra lista en la mano concertaremos las entrevistas para presentar nuestra oportunidad de negocio y desarrollo profesional a los posibles socios.

Llega el momento de los inversores profesionales y plataformas de financiación colectiva. Los hay especializados en diferentes sectores: TIC´s, Renovables, e-commerce… Selecciona a tus inversores ideales, aquellos interesados en tu sector y tu modelo. Por sus manos pasan cientos de ideas y proyectos. Están acostumbrados a oír algo como “la mejor idea del mundo” en cada uno de ellos. Busca impactar y sobre todo enamorar.

Te dejamos algunas claves para presentar tu proyecto a un inversor que te pueden ayudar en este momento.

Para que puedas hacer la selección de tus posibles inversores hemos elaborado una pequeña lista. Hay muchos más. Si conoces alguna que no está, por favor deja un comentario para que todos puedan acceder. Gracias por tu ayuda.

Sitios en los que buscar socios y financiación

  • InnoBan
  • Ángeles inversionistas
  • AEBAN
  • Socios inversores
  • Emprende Capital
  • Sociedades de capital riesgo
  • Inverem
  • Businessinfact
  • First Tuesday
  • Ashoka (Emprendedores sociales)
  • SeedRocket
  • Cink-Emprende
  • DAD (Digital Assets Devployment)
  • Lánzanos
  • Emprendelandia
  • Nestarter
  • Bihoop
  • Verkami (Proyectos artísticos)

Si te decides por un préstamo puedes optar a varias convocatorias oficiales de ayuda, como las de ENISA (Empresa Nacional de Innovación). Hablaremos sobre este tipo de financiación y sobre ayudas al emprendimiento en otro post. Hay muchas opciones

Estudia todas las posibilidades y decídete por aquellos socios inversores que mejor se adapten a ti y al momento en el que te encuentras. Ya tienes una visión general. Ahora te toca actuar y comenzar a buscar la mejor financiación para tu proyecto. A tu medida.

Deudores y acreedores, ¿qué son? ¿En qué se diferencian?

deudor

Dentro del mundo de las finanzas y las relaciones de comercio, podemos encontrar a personas o individuos que juegan un rol especifico. En este caso, el deudor es quizás uno de los conceptos más recurrentes y básicos que existen actualmente en cuanto a contratos o préstamos de dinero de parte de cualquier agencia certificada.

A continuación, conoceremos algunas definiciones más relevantes en cuanto a este concepto específico, como también su relación con el acreedor, tipos de deudores, características… entre otros aspectos que son importantes para conocer su impacto dentro de cualquier préstamo o crédito.

Qué es un deudor: definición

En líneas generales, un deudor es una compañía o individuo que debe dinero. Si la deuda es en forma de préstamo de una institución financiera, se hace referencia al deudor como prestatario, y si la deuda es en forma de valores, como los bonos, se hace referencia al deudor como emisor. Legalmente, alguien que presenta una petición voluntaria para declararse en bancarrota también es considerado un deudor.

Excepto en ciertas situaciones de bancarrota, los deudores pueden priorizar el pago de sus deudas como deseen, pero si no cumplen con los términos de su deuda, pueden enfrentar cargos y penalizaciones, así como una caída en su puntaje de crédito. Además, el acreedor puede llevar al deudor a juicio por el asunto. Esto puede conducir a gravámenes.

Una de las consecuencias directas de deber dinero es que es muy probable que nuestro nombre pase a formar parte de algún archivo de morosos, como Asnef (leer qué es Asnef). Si es tu caso, en estos otros artículos te explicamos cómo saber si estoy en Asnef por internet y cómo salir de Asnef sin pagar.

Relación entre deudor y acreedor

Las relaciones informales acreedor-deudor se desarrollan entre empresas, de la misma manera que se extienden entre individuos. Las compañías pueden y a veces lo hacen, llegar a otras compañías con cortesías, gratitud, obligaciones, respeto y asistencia de muchos tipos.

Sin embargo, la característica que define las relaciones formales acreedor-deudor discutidas en este artículo es la existencia de un acuerdo (o contrato) legalmente vinculante.

Hablamos de relaciones formales en estos supuestos:

  • Los bancos que otorgan préstamos a individuos o empresas se convierten en sus acreedores en una relación formal legalmente vinculante.
  • Los comerciantes que venden bienes y servicios a crédito, o con una factura pagadera en una fecha futura, se convierten en acreedores legales de sus clientes.
  • Las empresas pueden prestar fondos a clientes u otras empresas en forma de documentos por pagar. Un documento por pagar representa una relación acreedor-deudor legalmente vinculante.
  • Cualquier compra de una parte a otra representa una relación acreedor-deudor legalmente vinculante cuando ambas partes firman un contrato legal para la venta.

Ejemplos de deudores

Las empresas que emiten bonos son quizás los deudores más conocidos. Deben proporcionar a sus tenedores de bonos pagos fijos de intereses y capital en fechas específicas y, en algunos casos, deben estar dispuestos a convertir esa deuda en capital en proporciones específicas o a pagar la deuda antes de que ocurran ciertos eventos.

Sin embargo, también se puede exigir a un deudor que realice determinadas tareas o incluso que se abstenga de realizar determinadas acciones. Cuando un deudor incumple sus obligaciones, a veces se le considera en mora.

Obligaciones del deudor

Los deudores están sujetos a obligaciones contractuales. Como tal, si no cumplen con sus obligaciones, los acreedores suelen tener derecho a recurrir a los tribunales.

Una cantidad significativa de daños a la reputación también puede ocurrir cuando una entidad, especialmente una compañía pública, no cumple con sus obligaciones. En algunos casos, incluso la especulación de que un deudor podría no cumplir con sus obligaciones puede hacer que el precio de sus acciones baje y que sea muy difícil obtener financiación u otra ayuda más adelante.

Tipos de deudores según el riesgo

Usualmente un deudor es clasificado mediante el riesgo que este mismo supone para el acreedor, es decir, se mide el tiempo estimado en el que podrá pagar la deuda, o si podrá hacerla en ultima instancia. Los bancos y agencias de seguros (o cualquier entidad de prestamos en general) utilizan esta metodología para evitar perdidas y entrar en asuntos legales más allá de sus necesidades.

En la mayoría de los países las clasificaciones se miden de la siguiente manera:

  1. Riesgo Nivel 0: Este nivel de riesgo es el menor, indica que no existe un riesgo visible en donde el deudor no pueda pagar el dinero prestado. Se hacen estudios previos para analizar la cantidad de ingresos en un tiempo determinado, también si este mismo posee un puesto de trabajo fijo, como también una calidad de crédito positiva.
  2. Riesgo Nivel 1: En este nivel se pueden apreciar algunas variaciones, en donde podemos ver que el deudor posee algunas pequeñas dificultades referentes a su ingreso neto de dinero y estabilidad económica en general, sin embargo, aún es hábil para optar por un crédito con ciertas restricciones.
  3. Riesgo Nivel 2: Este nivel de riesgo es bastante delicado, ya que los estudios en este caso señalan una estabilidad economía por parte del deudor que no se encuentra dentro de los niveles de trabajo de la agencia prestamista, es decir, no cumple los requisitos mínimos para un préstamo. Aun puede pedir un préstamo, pero propicia un riesgo de perdida de dinero bastante alta.

Pagaré al portador, ¿son legales? ¿Podrías perder tu dinero?

pagare al portador

Un pagaré, como hemos analizado en diferentes artículos, responde a compromisos o promesas de pago que afectan a dos personas, físicas o jurídicas. Quien lo emite, es considerado un suscriptor o deudor; por su parte, quien lo recibe, es el beneficiario o acreedor.

Su finalidad recae en la obtención de recursos financieros; y se suscribe a través del compromiso de pagar una determinada cantidad de dinero en un tiempo, previamente, estipulado. La denominación pagaré al portador, que hoy nos ocupa, proviene del enunciado que precede a este documento: “debo y pagaré”; y es, precisamente, por esta razón que parte de una promesa o compromiso.

El pagaré se traduce como uno de los medios de pago más empleados en el universo económico. Puede ser visto como un elemento legal, que se vincula con la exigencia del cobro, en la fecha que se determine durante su creación y con el momento pautado en el mismo. Se caracteriza por permitir su endoso o descuento, lo que anima a su uso, ya que sirve como medio de financiación.

¿Qué se entiende por pagaré al portador?

Los pagarés al portador son documentos contables que se caracterizan por carecer de personalidad física o jurídica en su emisión. Esto impide que, en la falta del pago, se pueda emprender un procedimiento ejecutivo con motivo de fraude. En esos casos, el pagaré al portador, solo será de utilidad para comprobar que hay una relación comercial.

Por lo cual, este tipo de pagaré disminuye la posibilidad de solicitar en términos legales, el pago de la deuda. Todo esto es debido a que, en conclusión, el pagaré al portador solo es visto como una promesa de pago, sin acceso a los beneficios ejecutivos que sí goza el pagaré nominativo. De modo que, asumir este documento como compromiso de pago, solo supone esta finalidad, porque no existirá un poder legal que garantice el pago responsable y al día.

De este modo, vemos que el pagaré al portador genera un riesgo a la empresa, pues no hay garantías de su pago. No existe un porcentaje exacto que exprese el riesgo de este documento, pero sí hay innumerables registros de pérdidas. Por ende, y aunque existan muchos tipos de pagaré, asegúrate de que este sea nominativo o no tendrás ninguna posibilidad de exigir asistencia legal al momento de un impago.

¿Por qué el pagaré nominativo sí ofrece garantías de pago?

La razón es muy simple; el pagaré nominativo está circunscrito a una persona física o jurídica. Por ende, está a nombre del beneficiario y este contará con la potestad de acudir a instancias legales para exigir el pago reflejado en el documento contable. El pagaré nominativo posee el poder y la validez para solicitar el cambio del mismo. De hecho, este puede ser cobrado en moneda oficial o extrajera, siempre y cuando se deje por escrita esta condición, reflejando el monto en letras y en números.

Este documento suele ser aplicado como pago de proveedores en cualquier empresa. Surge como una legislación y jurisprudencia que señala a cualquier pagaré al portador sin efecto para atender ningún reclamo ejecutivo. De ahí que su más valiosa ventaja radique en ser un contrato legal que sirve de soporte para el financiamiento de préstamos personales y/o empresariales.