SICAV: Qué es una sicav y cómo funciona

Qué es una sicav y cómo funciona

Por lo general, cuando escuchamos el término sicav lo asociamos a un tipo de inversión especialmente ligado a los grandes capitales. Y es que son muchas las personas con cuentas millonarias que utilizan estas sociedades para realizar inversiones por sus enormes ventajas fiscales. A continuación trataremos de explicar qué es una sicav y cómo funciona.

Antes de profundizar en la materia debemos empezar por la propia definición del término. Las siglas sicav (o SICAV) significan Sociedad de Inversión de Capital Variable. Esto quiere decir que todo lo que se invierta en una sicav se convierte automáticamente en acciones, ya que estas sociedades tienen “personalidad jurídica de sociedad anónima”. Esto debe aplicarse a todos los fondos que son captados por la misma, independientemente de su origen. Los socios, por tanto, se convierten en accionistas.

Todo este dinero se invertirá en activos financieros, y esto queda pautado con la única actividad financiera de la empresa. Además, como decimos, estas sociedades se benefician de unas características fiscales muy favorables, por lo que invertir en una sicav es una excelente opción para rentabilizar al máximo la inversión. Esta tasa de intereses es muy baja en casi todos los países.

En este sentido, la próxima vez que te preguntes qué es una sicav, quizá deberías utilizar esta definición: una oportunidad casi inmejorable para invertir. Eso sí, como tipo de inversión colectiva, hay que cumplir una serie de requisitos. El caso de España lo veremos a continuación.

Las sicav en España

Las sicav son muy utilizadas en países de Europa Occidental, como Francia, Reino Unido, Italia, Bélgica, Luxemburgo… y España no es una excepción. Cada país tiene su propia forma de regular las tasas de intereses y las ventajas pueden variar.

En España, el impuesto sobre sociedades aplicado a las sicav es de apenas el 1%, al igual que los fondos de inversión. Este es el motivo principal por el que muchos grandes inversores se unen en este tipo de sociedad para rentabilizar su dinero. Para constituir este tipo de sociedad se necesitan al menos 100 miembros accionistas. Estas personas se pueden repartir entre accionistas y mayoristas. El capital social no puede ser menor de los 2,4 millones de euros.

En España todas las acciones de las sicav están controladas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores y sus leyes y estatutos están regulados por la Sociedad de Capitales, además de las instituciones de inversión colectiva. Hablamos, por tanto, de sociedades 100% legales a pesar de la controversia que estas compañías de inversión colectiva suelen levantar en la opinión pública.

Principales ventajas de las Sicav

Después de lo visto hasta ahora, enumerar las principales ventajas de una sicav es una tarea sencilla. Aun así, es importante detenernos en este punto para saber si es una opción viable para el tipo de inversión que buscamos:

  • Las sicav tiene una tasa de interés muy baja y esa es una de sus más grandes ventajas.
  • El fin de una sicav es evitar las grandes fugas de fortunas del país.
  • Todo lo que se invierta en sicav son acciones, bonos, deudas públicas o privadas, lo cual permite manejar de manera muy concreta un patrimonio.
  • Los dueños de una sicav pueden sacar dinero de un fondo, sin la necesidad de pagar tasa de impuestos, lo que se conoce como reducción de capitales.
  • Las acciones se pueden vender o comprar en cualquier momento, ya que cotizan en el mercado alternativo bursátil. Y pueden aumentar o disminuir su capital hasta 10 veces. Tienen buena liquidez.

Sicav: impuestos

Lo último que necesitamos para comprender qué es una sicav y cómo funciona es hacer un pequeño repaso al asunto de los impuestos. Como hemos visto, en la fiscalidad reside uno de sus principales beneficios, ya que solo pagan el 1% de impuestos de las plusvalías que se obtienen. Si en lugar de reinvertirse el capital los socios deciden repartirse los beneficios, dichas cantidades tendrán que declararse como ganancia patrimonial (en este caso la tributación ronda el 27%).

Espero que tus dudas acerca de qué es una sicav y cómo funciona hayan sido aclaradas y que esta información te ayude a elegir la mejor forma de inversión para tus proyectos. Este tipo de sociedad es muy beneficiosa y además te da muy buenas ventajas con respecto a los impuestos.

Qué es un pagaré bancario y cómo funciona

pagare bancario

Si nos centramos en la definición de pagaré sin más preámbulos, podemos definir el pagaré bancario como un título de crédito, es decir, un documento legal, mediante el cual personas -ya sean físicas o jurídicas- se comprometen a abonar una cantidad de dinero determinada a otra persona -física o jurídica- en un momento fijado en el propio pagaré.

Este tipo de documento es muy utilizado por empresas para realizar compras y adquisiciones de bienes o servicios. Mediante el pagaré, el que compra -que se convierte en deudor- se compromete con el beneficiario a realizar el pago de la cantidad acordada una vez alcanzada la fecha de vencimiento. Es lo que se conoce como una promesa de pago.

Dicha fecha de vencimiento es acordada por ambas partes. Aunque no existe un patrón predefinido, por lo general el pagaré bancario se utiliza para realizar pagos a corto plazo. ¿Los más frecuentes? 30 60 y 90 días. Una vez alcanzada la fecha de vencimiento, la entidad bancaria del deudor realizará el pago del importe indicado en el documento en la cuenta del beneficiario.

El descuento como forma de financiación

Un concepto muy ligado a lo anterior es el descuento de pagarés, que no es más que una herramienta para adelantar el cobro de dicho documento antes de que se produzca la fecha de vencimiento. Para ello se utiliza el endoso, es decir, la cesión del derecho de cobro de dicho pagaré a otra entidad bancaria, que adelantará el importe indicado en el pagaré al beneficiario -menos una comisión y unos intereses acordados- a cambio de adelantar dicho pago. Para profundizar en este tema aconsejamos leer otros artículos, como ‘Qué es el descuento de efectos‘, ‘Qué es el descuento de pagarés‘ y, por último, cuáles son ‘Las mejores empresas de descuento de pagarés‘.

Pero, ¿qué ocurre si llega la fecha de vencimiento y el deudor no realiza el abono de la cantidad indicada en el pagaré? En ese caso, el beneficiario podrá acudir a un notario, que dará fe de que dicho documento no ha sido abonado, lo que dará al beneficiario total libertad para emprender las acciones judiciales que considere necesarias para reclamar su dinero. Si ha habido un endoso previo, será el nuevo poseedor de los derechos de cobro quien podrá emprender dicho procedimiento judicial.

¿Qué ventajas ofrece un pagaré bancario?

La utilización del pagaré bancario como forma de pago ofrece multitud de ventajas para ambas partes. En el caso del deudor, el hecho de establecer un periodo de tiempo entre la fecha de adquisición de los bienes o servicios y la fecha de pago, permite acumular el dinero suficiente para satisfacer la deuda sin necesidad de acudir a una entidad bancaria. Esto es especialmente relevante en el caso de la compraventa de productos, ya que una empresa puede adquirir una serie de artículos, venderlos a un precio superior y solo después de realizar la venta, hacer frente al pago de la deuda.

En el caso del beneficiario, la principal ventaja deriva directamente del compromiso de pago adquirido por el deudor. Es decir, al tratarse de un documento legal, en el momento en el que el emisor firma el pagaré le otorga todos los derechos legales para reclamar su dinero si no satisface la deuda en la fecha acordada.

Asimismo, el beneficiario puede utilizar el descuento de pagarés como herramienta de financiación a corto plazo. Es decir, mediante el endoso, el propietario del derecho de cobro puede adelantar el abono del pagaré a través de otra entidad financiera antes de la fecha indicada. Gracias a ello, las empresas se puede financiar a corto plazo utilizando su propia actividad y sin recurrir a los métodos tradicionales de financiación.

En este otro artículo te dejamos un modelo de pagaré en Word y PDF para que puedas descargarlo.

IVA deducible: Qué es el IVA deducible y no deducible en tu actividad

iva deducible y no deducible

Antes de entrar de lleno en explicar qué es el IVA deducible y no deducible, tenemos que comenzar hablando de cada uno de estos conceptos por separado para que queden bien identificados. Por ello, a continuación, iremos desglosando cada uno de estos términos, así como su importancia en la contabilidad de cualquier profesional o compañía.

Y es que a la hora de realizar las declaraciones de impuestos, el balance resultante de ambos tipos de IVA es fundamental para no cometer ningún tipo de error que pueda conllevar una futura reclamación por parte de Hacienda (o una sanción). Recordemos que cualquier empresa o autónomo repercute y soporta IVA en sus operaciones del día a día, algo que debemos tener claro antes de seguir con esta lectura. Por ese motivo recomendamos leer previamente nuestro artículo ‘Qué es el IVA repercutido y el IVA soportado’.

Una vez aclarados estos conceptos, vamos a profundizar un poco más en los términos que hoy nos ocupan, es decir, IVA deducible e IVA no deducible. Ambos tienen una relación directa con el IVA soportado del que hablamos anteriormente:

Qué es el IVA deducible

El IVA deducible podemos entenderlo como esa parte de impuesto indirecto que un profesional o empresario ha abonado durante su actividad (al contratar un servicio o comprar un bien) y que puede recuperar en la declaración de dicho impuesto. Es lo que se entiende como IVA soportado deducible. Eso sí, para que Hacienda dé el visto bueno a dicha deducción, debe estar relacionada con la actividad en la que se desenvuelve el solicitante.

En resumen, todos los profesionales deben pagar IVA al realizar una compra. Y una parte de este IVA se puede recuperar si se reporta la adquisición de dicho bien o servicio mediante el modelo 303 (liquidación de IVA trimestral) en Hacienda. Sin embargo, como dijimos anteriormente, dicho gasto debe estar perfectamente relacionado con el área de actividad del profesional. Por ejemplo, un fotógrafo que adquiera una cámara de fotos, un objetivo, un programa de edición fotográfica o cualquier otro producto o accesorio relacionado con su actividad, podrá reclamar a Hacienda la devolución del IVA soportado en dicha compra.

Más allá de la compra de un producto o servicio, también suele ser deducible el IVA del alquiler del local, de la compra de un vehículo, del combustible, de la gestoría… Eso sí, todos los gastos deben estar perfectamente justificados mediante una factura y registrados en la contabilidad de la empresa.

Qué es el IVA no deducible

En contraposición, el IVA no deducible es aquel tipo de IVA soportado que no se justifica como actividad del profesional o la empresa y por ende no tiene devolución. En el ejemplo anterior, si un fotógrafo presenta en el modelo 303 el IVA soportado por la compra de un sofá, Hacienda obviará dicha factura y no entenderá dicho impuesto como deducible, ya que no está relacionado con su actividad profesional.

Así, a la hora de realizar la liquidación, Hacienda tendrá en cuenta el IVA repercutido y el IVA soportado deducible para calcular la cantidad que el empresario tendrá que abonar (o cobrar si el saldo es positivo). De esta manera, si el profesional en cuestión ha recaudado a sus clientes 5.000 euros de IVA durante un trimestre y ha pagado, es decir, ha soportado, 2.000 euros de IVA deducible (esto es, para la realización de su actividad), en la liquidación le saldrá a pagar 3.000 euros.

Entender bien qué es el IVA deducible y no deducible es fundamental para evitar problemas con el fisco a largo plazo, ya que son muchos los autónomos o gestores que incluyen en la liquidación trimestral cualquier factura. Esta práctica se entiende como un fraude y puede acarrear inspecciones y sanciones.

En la adquisición de bienes y servicios que se usen para el disfrute familiar, este IVA no se puede recuperar. Una de las consultas más frecuentes tiene que ver con el IVA deducible del coche, que sí se podría devolver, pero para esto sea así se necesita que la obtención del vehículo cumpla con todos los requisitos del IVA deducible que establece la ley. En este sentido cabe destacar que también se podría lograr una devolución del IVA deducible de los coches de segunda mano, pero siempre según el mismo criterio: debe cumplir con todos los requisitos legales. Así, una empresa de mudanzas que compre una furgoneta (nueva o de segunda mano) podrá deducir el IVA sin ningún tipo de problemas.

También se puede deducir el IVA de un coche un autónomo con los mismos criterios. Es decir, si los gastos y el uso son en exclusividad para la actividad. Asimismo, todo lo que tenga que ver con la compra, reparaciones, chófer, combustible y demás gastos de transporte están perfectamente justificados.

IVA de importación, ¿es deducible?

En el caso de las importaciones, el IVA deducible de las mismas es liquidado por la AEAT, una vez que el gasto se presenta ante la declaración aduanera (DUA). Cuando la importación es admitida en el despacho, la administración de aduanas comunica al importador cual será la cuota del IVA proporcionado, según una notificación del modelo 031 se abre un pago general de 10 días. Esto quiere decir que si el bien importado cumple con todos los requisitos podrá ser deducible, según los plazos de pago establecidos.

Esperamos que tus dudas sobre qué es el IVA deducible y no deducible se hayan aclarado y te sea de utilidad esta información para que logres administrar y gestionar correctamente tu empresa, organización o vida personal.

¿Qué es un CEO y cuál es su significado?

que es ceo, significado

En todo proyecto, no importa de qué se trate o quién forme parte de él, es importante la existencia de un líder, de una persona que tenga la autoridad máxima y la inteligencia necesaria -también emocional- para comandar y dirigir el proyecto de la manera adecuada. En el mundo de la empresa esa persona de la máxima jerarquía es el CEO. Pero, ¿qué es CEO?

¿Qué es un CEO? Significado de CEO

Un CEO es la persona que se encarga de tomar las decisiones y velar por el correcto cumplimiento de los objetivos de una empresa. Esto implica diseñar las estrategias necesarias para poder lograrlos, dirigir todos los departamentos y trabajadores y establecer las líneas estratégicas de la compañía.

Ahora bien, ¿cuál es el significado de CEO? ¿De dónde viene esta expresión? CEO son las siglas de “Chief Executive Officer”, lo que empieza a demarcar la importancia que esta persona tiene dentro de la estructura organizativa de una empresa. En español podemos traducirlo como “ejecutivo en jefe”, aunque está más aceptada la traducción de director ejecutivo. Es, simplemente, la máxima autoridad.

La relevancia de este personaje es innegable en la estructura de una compañía. Tanto es así que, a pesar de que el significado de CEO es principalmente anglosajón -este término fue acuñado en el Reino Unido en el año de 1955-, fue adoptado por el resto del mundo 20 años más tarde. En los países de habla hispana, este título también se conoce como director general o gerente general.

Importancia del CEO

La importancia que tiene un CEO se centra en el papel de líder y de máximo representante de la compañía. Esto significa que sobre sus hombros estará la correcta gestión del negocio, el fortalecimiento y el cumplimiento de los valores y los objetivos, y por supuesto, la eficiencia de los trabajadores a su mando.

Esto significa, no solamente trabajar incansablemente en la administración y en el proceso de toma de decisiones de una empresa, sino también en el manejo y protección de sus trabajadores para la creación y mantenimiento de una fructífera relación con ellos, ayudándolos a cumplir sus funciones, eliminando obstáculos y ofreciéndoles incentivos.

ceo significado

¿Cuáles son las funciones de un CEO?

Para entender mejor qué es un CEO y su importancia, se pueden resumir sus funciones en cuatro pilares fundamentales:

  1. Definir objetivos generales y misión de la empresa. Esta se centra principalmente en la creación de un plan de negocios, el diseño de los objetivos y la formación de una imagen corporativa.
  2. Tomar decisiones. Esta se considera una de las tareas y responsabilidades más importantes que debe cumplir un CEO, ya que no solamente se trata de tomar las decisiones correctas, sino también hacerlas en el tiempo correcto y con la rapidez necesaria.
  3. Informar y Comunicar. Para poder lograr el éxito, todos deben remar hacia la misma dirección. Para ello, el CEO debe compartir la información relevante como las decisiones tomadas, los logros y las fallas, no solamente con los socios, sino también con cada uno de los empleados.
  4. Ser líder. Esta se presenta como una de las tareas más complejas, debido a que se trata de coordinar los departamentos, crear un buen ambiente de trabajo y monitorizar, motivar, ayudar y asesorar a todos los trabajadores y empleados. Es importante recordar que todos ellos tienen un papel importante en los resultados de la empresa.

Un CEO que cumpla con estas responsabilidades es aquel que llevará a una empresa o compañía a lograr sus objetivos y, finalmente, al éxito.

En la actualidad, existen multitud de ejemplos de CEO, de todas las edades y nacionalidades, que han sido capaces de llevar sus compañías a buen término. Algunos de ellos son Tim Cook (CEO de Apple), Bill Gates (CEO de Microsoft), Elon Musk (CEO de Tesla), Indra Nooyi (CEO de PepsiCo), Ginni Rometty (CEO de IBM) o Sundar Pichai (CEO de Google).

¿Qué es el crowdfunding y cómo funciona?

que es el crowdfunding

Hoy en día, fundar una compañía, poner en marcha un negocio o realizar cualquier proyecto es significativamente más complicado de lo que era hace un par de décadas, sobre todo en lo relacionado con la financiación. En general, la competencia es más compleja y el acceso al crédito es más limitado. No obstante, en la actualidad, las pymes y los autónomos cuentan con más herramientas para conseguir financiación alternativa, todas ellas de gran ayuda para que los emprendedores puedan dar sus primeros pasos. Y entre ellas está el crowdfunding.

¿Qué es el crowdfunding? Definición y significado

Cuando una persona quiere iniciar un proyecto, poner en marcha una idea o crear una empresa, necesita de una cantidad de dinero mínima, lo que le obliga a acudir a préstamos y créditos -institucionales y no institucionales- para obtener la cantidad necesaria para arrancar o para seguir creciendo. Sin embargo, una vez más, la tecnología se ha convertido en un importante aliado para los emprendedores, ya que internet ofrece la posibilidad de pedir donaciones o préstamos para cubrir la meta.

El crowdfunding, como herramienta de financiación, le ofrece la capacidad al emprendedor de explicar su proyecto y compartir su idea, para que las personas que formen parte de una comunidad le ofrezcan la ayuda económica que necesita.

Por tanto, el crowdfunding es una forma de financiación colectiva muy útil tanto para jóvenes como para adultos, debido a que no existe ningún tipo de limitación en cuanto a la temática o al objetivo, pudiendo utilizarse para proyectos empresariales, artísticos, políticos o, incluso, humanitarios.

El crowdfunding tuvo sus inicios en España a finales de los años 80, en 1989, cuando el grupo Extremoduro logró grabar un álbum gracias a donaciones realizadas por inversores privados. Sin embargo, es en 1997 la fecha que se utiliza para explicar qué es el crowdfunding, debido a que un reconocido grupo de música llamado Marillon fue capaz de financiar una gira por Estados Unidos gracias a la ayuda de sus fanáticos.

¿Cómo funciona el crowdfunding?

Poner en marcha un proyecto de crowdfunding es significativamente sencillo. Lo único que se necesita es pertenecer a una comunidad con esta naturaleza y, por supuesto, contar con un proyecto interesante y estructurado que invite a las personas a participar en él. Estos proyectos deben presentarse ante estas comunidades, conocidas como plataformas de crowdfunding –en este otro artículo puedes conocer algunas de las mejores plataformas de crowdfunding en España–. El proceso de divide en tres pasos:

  1. Envío e intercambio del proyecto. Este se centra en el emprendedor, quien tiene la obligación de presentar a la plataforma o a la comunidad de la que forma parte, el proyecto que ha creado. Para ello, se debe explicar por completo, desde el fin hasta sus objetivos, además de detallar la cantidad de dinero que se necesita, el uso que se le dará y el tipo de crowdfunding; esto le da valor y seguridad al donante.
  2. Valoración y envío del proyecto. Una parte fundamental de cómo funciona el crowdfunding es la evaluación de la plataforma en la cual será ofrecido el proyecto, ya que esta estudiará todos los aspectos relevantes y lo valorará antes de publicarlo. Esta evaluación afectará el proceso de toma de decisión del potencial contribuyente.
  3. Donación y cierre. Cuando el proyecto es publicado tras su valoración, se coloca un límite de tiempo o un plazo para obtener el dinero necesario, haya o no conseguido la meta.

Cuáles son los modelos o tipos de crowdfunding

Se habla de 5 principales tipos de crowdfunding. Todos ofrecen diferentes beneficios y especificaciones que se consideran importantes y determinantes para el contribuyente.

  • Donaciones. No se ofrece ninguna recompensa a los contribuyentes.
  • Con Recompensas. Existirá una recompensa tras la contribución.
  • Con Acciones. Se ofrece un porcentaje de participación en el proyecto que se busca crear.
  • Crowdlending. Se trata de préstamos entre particulares, es decir, el dinero será devuelto con un interés –leer más sobre qué es el crowdlending–.
  • Royalties. Esta se considera una inversión, que generará beneficios a futuro.

Tarjeta revolving: qué son las tarjetas revolving

tarjeta revolving

Las tarjetas revolving son un tipo de tarjeta de crédito de consumo. Son instrumentos de pago que permiten aplazar las compras que hagamos con ellas, lo que nos permite, asimismo, realizar la cancelación de los bienes que adquirimos con este instrumento en cómodos plazos, ajustados a nuestras necesidades y condiciones.

Las tarjetas revolving traen asignado un límite de crédito establecido que indica la cantidad de dinero de la que podemos disponer. Estos recursos disminuyen en la medida en que vayas sumando cargos o compras, y se reponen a través de pagos a plazos. Esta ventajosa condición permite contar siempre con un monto de crédito a favor, porque a medida que la deuda se cancela, el dinero vuelve a estar disponible para que el titular de la tarjeta revolving pueda hacer uso de él en cualquier momento.

Ante la pregunta ¿qué son las tarjetas revolving? también podemos decir que son un excelente instrumento financiero que se acopla, no solo a las necesidades del beneficiario, sino que también hace más amigables las condiciones del mercado.

¿Qué beneficios tiene una tarjeta revolving?

El hecho de que puedas escoger la modalidad de pago de tus consumos: total o aplazado, ya es de por sí una gran ventaja. Es decir, compras y te ocupas cómodamente de la cancelación de esos bienes que adquiriste, pero, eso sí, recuerda que el pago a plazos genera la obligación de cancelar intereses de manera adicional. Por ello recomendamos que, siempre que puedas, optes por el pago del monto total -evitarás pagar intereses que incrementen el valor final-.

Infórmate bien de cómo vas a amortizar la deuda, en qué plazo y términos lo harás. Queda en manos de la institución financiera que emite la tarjeta revolving elegir la fecha de pago. Y esto último es importante. Por eso, lo mejor es informarse primero de todos estos detalles para que luego no nos llevemos sorpresas y nos enfrentemos a unos intereses que no podamos pagar.

Entonces, ¿qué son las tarjetas revolving? Ese trozo de plástico es una tarjeta de crédito no convencional que te ofrece las mismas ventajas con el plus de que tú escoges cuánto -entre el 3% y el 25% de la compra-, será la cuota que pagarás mensualmente.

Podemos citar como ejemplo la tarjeta ‘A tu Ritmo BBVA’, en la que se fijan límites de recursos para tus compras que oscilan entre los 20 y 200€. Es una buena opción, pero te recomendamos leer bien las condiciones que te especifica la tarjeta. Otra buena opción, el menos en España, es la tarjeta revolving del Santander ‘Mi Otra 1/2/3’, con un límite de crédito de 12.000 euros.

Otra peculiaridad: las tarjetas revolving tienen otras ventajas muy similares a las tarjetas de crédito tradicionales, como planes de descuentos, seguros y otras garantías que dependen, claro está, de la tarjeta que contrates.

Detalles a considerar

Ojo, a pesar de las ventajas de estas tarjetas siempre recomendamos utilizar los instrumentos financieros con cautela. Toma en consideración que cuando vayas a optar por alguna forma de obtener crédito, sobre todo de la sencilla manera que explicamos en este artículo, debes estar siempre atento a no sobrepasarte en la utilización de estos recursos. Si echas mano de estas tarjetas de manera habitual, intenta no alargar las cuotas de pago de la financiación que estos instrumentos te ofrecen. ¿El motivo? Evitar altos intereses.

Si bien una tarjeta revolving es una opción interesante, elegir una cuota de pago muy pequeña para la cancelación mensual de los productos que compraste con ella puede ser contraproducente, porque el elevado tipo de interés que deberás cancelar podría exceder tus posibilidades. La deuda final se generará sobre el precio inicial del bien que adquiriste -más los intereses- y que, a fin de cuentas, deberás cancelar a la entidad emisora de la tarjeta.

¿Cuál es la diferencia entre crédito y préstamo?

diferencia entre credito y prestamo

Para un ciudadano común, con poca educación financiera, los términos crédito y préstamo pueden llevar a equívoco, ya que muchos se enfrentan a estas palabras con la idea de que son conceptos distintos. Sin embargo, tal y como veremos a continuación con más detalle, ambos hacen referencia a un mismo instrumento, aunque con matices. Debido esta duda recurrente creemos necesario que es importante analizar cuál es la diferencia entre crédito y préstamo… si es que existe.

Crédito bancario vs préstamo bancario

Cuando hablamos de un crédito o contrato de crédito nos referimos a una operación financiera a través de la cual una persona o una institución financiera (el acreedor) pone a disposición de la persona que lo solicita, en ese momento deudor o cliente, de una cantidad de dinero con un límite prefijado.

Generalmente si nos referimos a un crédito, la entidad financiera no entrega todo el dinero de una sola vez al cliente. Este, en cambio, puede utilizar la masa monetaria pedida a la institución según sus necesidades a través de una cuenta bancaria o su tarjeta de crédito.

A solicitud del cliente o deudor, en este caso, la entidad bancaria desembolsará montos parciales a la persona que contraiga la deuda, de acuerdo a como esta lo vaya solicitando. Es decir, si un cliente tiene concedido un crédito de 3.000 euros y solicita 500 para realizar un pago, la entidad únicamente abonará los 500 euros solicitados.

El cliente que obtiene el crédito solo pagará intereses por el dinero del que haya dispuesto de acuerdo a lo que compruebe la institución que eroga dichos recursos. El deudor, a su vez, se compromete a devolver el dinero más una pequeña comisión sobre el saldo no dispuesto.

La ventaja es que en la medida que devuelve el dinero podrá seguir disponiendo de más, sin sobrepasar, eso sí, el límite que se fijó al momento de transar la operación.

Qué es un crédito: definición

Los créditos también se otorgan a un plazo determinado, y muy por el contrario a lo que ocurre con un préstamo, cuando la transacción ha terminado sin problemas entre la institución y el cliente o deudor, este se puede renovar o ampliar.

Esa es una diferencia sustantiva con el préstamo, que implica el fin de la relación entre ambas partes cuando la deuda ha sido saldada. Otra diferencia con el crédito es que los intereses no son tan elevados.

Como decimos, los intereses de los créditos suelen ser más altos que los de un préstamo, pero, como conviene recalcar, sólo se paga por la cantidad utilizada. Esta es una gran diferencia entre crédito y préstamo.

Qué es un préstamo: definición

Un préstamo también es una operación financiera. En ella la entidad bancaria funge como prestamista y entrega una cantidad de dinero fija a otra institución o persona, que se convierte en el prestatario.

La transacción está condicionada a que el beneficiario de dichos recursos devuelva correctamente y en el tiempo estipulado, la cantidad de dinero que se le otorgó como préstamo, más los intereses generados en un plazo determinado fijado generalmente por el prestamista.

Esta amortización o pago se realiza de manera fraccionada, mediante cuotas prefijadas y regularmente. Las condiciones de la referida operación son muy específicas y se exige su estricto cumplimiento.

El fin: otra diferencia entre crédito y préstamo

Los fines para los que se solicitan préstamos o créditos también diferencian estas operaciones financieras.

Explican los expertos que cuando se quiere financiar la compra de un bien específico como un vehículo, un viaje, estudios, o la modificación o reparación de la vivienda, por ejemplo, se tiende a otorgar un préstamo.

Los créditos, por su parte, se utilizan para sufragar períodos en los que se registra falta de liquidez en una empresa o se producen la baja de recursos temporales por retrasos entre cobros y pagos.

Así que recuerda siempre que no es lo mismo solicitar un préstamo que un crédito. Estos últimos, incluso, son más recomendados para necesidades de una empresa que para los requerimientos de una persona particular. Las empresas también tienen alternativas de financiación, como el crowdfunding, el crowdlending o el descuento de pagarés, herramientas que ya hemos analizado en profundidad en anteriores artículos.

Prestamista y prestatario: conoce sus diferencias

prestamista y prestatario

Como en cualquier operación mercantil, a la hora de firmar un préstamo aparecen conceptos que no siempre están del todo claros. Por ello conviene conocer la terminología específica para no cometer errores que puedan volverse en nuestra contra en un futuro.

En las siguientes líneas vamos hablar en profundidad sobre las dos figuras principales en todo préstamo. Se trata del prestamista y el prestatario; términos muy útiles en el mundo financiero y que vale la pena tener claro para evitar confusiones. En este punto damos por hecho que todos los lectores tienen claro qué es un préstamo, por lo que vamos a pasar de puntillas por su definición.

A pesar de que estos dos términos se usan de manera habitual, muchas personas que no tienen conocimientos financieros no diferencian con precisión estas figuras. A continuación entraremos con detalle en estos conceptos, presentes en cualquier contrato de préstamo de dinero.

Prestamista: definición

Por prestamista se entiende toda persona, física o jurídica, que tiene la capacidad de realizar un préstamo. Pero, ¿qué es un préstamo? Para el asunto que nos atañe vamos a definirlo como un contrato mediante el cual una persona otorga una cantidad de dinero a otra a cambio de unos intereses.

Los prestamistas de dinero, que como decimos pueden ser personas físicas o jurídicas, son aquellos que hacen entrega de una cantidad a un tercero que este debe devolver íntegra con una serie de condiciones establecida en un contrato verbal o escrito, donde se especifica el modo, las cuotas, el interés y los lapsos de tiempo en que este capital debe ser devuelto. Todo contrato tiene que estar sujeto a las leyes y normas de la zona donde se realizó y firmó.

Un prestamista puede ser de tipo bancario y de tipo no bancario. El prestamista de tipo bancario es el tipo de prestamista más popular al que se recurre a la hora de solicitar un préstamo. Un prestamista bancario no es más que el ente financiero jurídico que ofrece préstamos de todo tipo, ya sea personal, de inversión y desarrollo de empresas, hipotecarios o remodelación, etc.

Por lo general, este tipo de prestamista exige una serie de requisitos, como soporte y demostración de solvencia para devolver el préstamo que está otorgando. El prestamista de tipo no bancario, a su vez, se clasifica en prestamista individual y prestamistas jurídicos. Los prestamistas individuales son todas aquellas personas físicas que tienen la capacidad de realizar un préstamo.

Este tipo de prestamista no exige tantos requisitos y son más flexibles con las cuotas para el pago del préstamo. Los principales prestamista jurídicos no bancarios son empresas de inversión, caja de ahorros, empresas de crédito rápido o empresas comerciales. El prestamista, por tanto, como se suele decir coloquialmente, es “la gente que presta dinero”.

Prestatario: definición. ¿Quién es la parte prestataria?

Por su parte, un prestatario es la persona física o jurídica que solicita y recibe un capital en concepto de préstamo, el cual acepta, a través de un contrato, el modo, las cuotas, el interés y los lapsos de tiempo en que este capital debe ser devuelto.

En fin, el prestatario asume todas las obligaciones y adquiere todos los derechos del contrato de préstamo firmado. Dicho contrato está sujeto a los derechos y deberes que establece las leyes de la zona donde se desarrolló y se firmó. Los prestatarios son personas que necesitan financiación para cualquier fin: comprar vivienda, crear o reimpulsar una empresa, etc.

Prestamista y prestatario: diferencias

Las diferencias entre un prestamista y un prestatario, por tanto, son muy evidentes. El prestamista es quien tiene la capacidad de dar un capital en préstamo y es quien recibe dicho pago del capital prestado en cuotas y medios preestablecidos en un contrato junto a un interés asociado al préstamo. Y el prestatario es quien recibe el préstamo y debe pagar el mismo en cuotas, modos de pago e interés ya preestablecido en un contrato que él y el prestamista hayan aceptado.

A modo de resumen, el prestamista es quien ofrece un préstamo con las condiciones que se preestablecen en un contrato, ya sea verbal o escrito, y el prestatario es quien recibe el préstamo y acepta las condiciones del contrato convirtiéndose en el titular del préstamo. Está obligado a pagar como lo han establecido ambas partes en el contrato.

Zoho CRM. Toda la información: análisis, precios y opiniones

zoho crm

Los programas o software de CRM, como Zoho CRM, son cada día más utilizados por empresas de cualquier tamaño para gestionar la relación con sus clientes, controlar sus acciones comerciales y de marketing, realizar informes, analizar oportunidades de negocio o establecer el seguimiento de todo tipo de campañas, entre otras funciones.

Estos programas se han ganado su popularidad gracias a dos aspectos fundamentales: son económicos (las plataformas de pago, mucho más completas que las gratuitas, tienen precios muy competitivos) y han demostrado sobradamente su capacidad para incrementar la facturación y, en consecuencia, la rentabilidad de las compañías.

En esta ocasión vamos a analizar en profundidad uno de los software más recomendados y utilizados, Zoho CRM, del que muchos nos han solicitado información. Vamos a tratar de explicar qué es, cuáles son sus características, sus ventajas principales y sus precios. Si quieres explorar otras opciones, te invitamos a leer nuestro artículo sobre CRM gratuitos, en el que puedes encontrar alternativas muy interesantes sin coste o con precios reducidos.

¿Qué es Zoho CRM?

Zoho CRM es un CRM basado en la web diseñado para atraer, retener y satisfacer a sus clientes. ¿El objetivo? Hacer crecer los negocios. El núcleo de la funcionalidad de Zoho CRM es la gestión de contactos y liderazgo, pero también la gestión de embudos de venta y el control de las compras.

Todas estas funciones están ahora unidas gracias a una interfaz renovada y fácil de usar. La pantalla de inicio incluye ahora 10 opciones diferentes. El panel de navegación del módulo principal se mantiene ubicado en la parte superior para una búsqueda más fácil. Sin embargo, el usuario puede configurar la pantalla principal a su gusto y adaptarla a las necesidades o al gusto de su negocio.

Este programa está pensado para cualquier empresa, independientemente de si hablamos de un pequeño negocio o de una gran compañía. Zoho CRM puede automatizar las actividades diarias del negocio o rastrear las ventas. Asimismo, su plataforma móvil permite utilizar el CRM en cualquier lugar, por lo que es posible obtener actualizaciones rápidas y en tiempo real, y cerrar ofertas incluso durante un viaje.

Otro aspecto interesante es que también se puede ampliar la funcionalidad del CRM mediante la integración de otras aplicaciones muy populares, incluyendo Microsoft Outlook, Mailchimp, QuickBooks, ConstantConnect y Google Apps; así como con conectores basados en la nube como OneSaas y Cloud.

zoho_crm

Beneficios de Zoho CRM

Zoho CRM ofrece una amplia lista de beneficios, la mayoría relacionados con el cierre de ventas y la atracción de clientes. Pero, ¿cómo contribuyen sus funcionalidades a mejorar las relaciones con los clientes? Vamos a analizar cinco aspectos:

1. Automatiza las operaciones de venta principales

El valor central de Zoho CRM es que automatiza las tareas de ventas diarias e importa datos de fuentes externas, incluyendo ferias, e-mails directos y seminarios. Una vez importadas en el sistema, las entradas se emparejan con los agentes de ventas apropiados. La mayoría de las operaciones de ventas en Zoho CRM se gestionan en un solo clic y se pueden personalizar para satisfacer las necesidades de un negocio específico.

Zoho CRM también permite administrar cuentas de clientes, así como supervisar todas las cuentas desde una base de datos compartida, rastrear su historial de compras para realizar ventas cruzadas o detectar oportunidades de venta. Asimismo, puede pronosticar con precisión los ingresos, asignar cuotas de ventas o crear informes personalizables y paneles.

2. Da acceso a datos importantes en tiempo real

Este CRM ofrece una útil herramienta de seguimiento de oportunidades que le permite ver dónde está su cliente en el ciclo de ventas, el historial de contacto y el perfil de la competencia para ayudarle a crear mensajes más adecuados. En cualquier momento se puede acceder tanto a datos de informes dinámicos como a cuadros de mandos.

Zoho también le permite identificar y orientar los leads inactivos con datos históricos para rediseñar la estrategia comercial. La vista de la tarjeta de visita, por ejemplo, le permite acceder rápidamente a todos los clientes potenciales en una ventana sin necesidad de desplazarse o buscar. La sección de notas muestra la hora y el contenido de las conversaciones pasadas para idear una comunicación más personal y lógica.

3. Hace el máximo uso de las redes sociales

Nos guste o no, la mayoría de nuestros clientes hoy en día utilizan Twitter y Facebook, por lo que es imprescindible tener un CRM que pueda vincularlos con nuestros productos y servicios. Zoho CRM sigue su comportamientos y los categoriza como leads y contactos para que podamos conectar con ellos y enviarles invitaciones para conocer nuestro trabajo.

4. Es móvil

Zoho CRM tiene una versión especial y dedicada para los usuarios de Android y iOS que ayuda a mantener el control de los clientes incluso fuera de la oficina. Permite controlar todas las acciones, acceder a los registros de ventas o enviar invitaciones directamente desde el dispositivo móvil.

5. Se integra con Google Apps

Este programa permite la integración con una serie de aplicaciones de Google Apps, incluyendo Drive, Gmail, Calendar, Contactos… También se puede utilizar en sinergia con otros productos Zoho sin cambiar de cuenta.

Descripción general de las características de Zoho CRM

  • Automatización de fuerza de ventas
  • Gestión de leads
  • Gestión de cuentas
  • Seguimiento efectivo
  • Integración de sitios web con formularios
  • Gestión de flujos de trabajo CRM
  • Seguimiento de ventas
  • Pronóstico de ventas
  • Productividad
  • MailMagnet
  • Biblioteca de documentos
  • CRM Social
  • CRM móvil
  • CRM para Google Apps

¿Cuánto cuesta Zoho CRM? Tarifas

Zoho CRM escalona sus precios en España en función de cuatro paquetes -se cobra una vez al año-. El más básico es el Standard, que cuesta 12 euros al mes por usuario (+IVA). El paquete Professional, que ya incorpora la integración de e-mail, el Social CRM o las señales de venta, tiene un coste mensual de 20 euros por usuario.

El paquete más popular es el Entreprise, que cuesta 35 euros mensuales por usuario. Incorpora muchas más opciones enfocadas a la conversión y al análisis exhaustivo de los diferentes targets -para nosotros, es el más equilibrado-. El más avanzado es el paquete Ultimate, cuyo precio se sitúa en 100 euros al mes. Ofrece soporte profesional, bases de datos dedicadas y funciones muy pensadas para grandes corporaciones.

¿Qué es crowdlending? Así es el préstamo entre particulares

¿Qué es crowdlending?

Ya sea para poner en marcha un negocio, afrontar su crecimiento o desarrollar alguna inversión concreta, la financiación es sin duda alguna uno de los aspectos más importantes, y por ese motivo nace el crowdlending. En los últimos años, debido a la escasez de crédito, el mercado ha ideado nuevos conceptos para conseguir financiación de manera alternativa a los bancos, algo que ha favorecido principalmente a pymes, autónomos y nuevos emprendedores.

Es por ello por lo que en la actualidad podemos encontrar nuevos modelos de financiación, que han sido creados con el fin de ayudar a que un proyecto tome vuelo. Así fue como nació el crowdfunding y, posteriormente, el crowdlending, que podemos entenderlo como una forma específica de crowdfunding –a veces lo encontramos escrito como crowlending, aunque es un error–.

El crowdfunding, en sus diferentes modalidades, permite a la colectividad, normalmente a través de internet, donar dinero para la realización de un proyecto o para la puesta en marcha de una idea empresarial. Sin embargo, el paso del tiempo abrió la posibilidad de que las donaciones se convirtieran en préstamos, y que estos se realizaran bajo ciertas condiciones que se respetarían y que generarían un retorno financiero.

Qué es el crowdlending: significado y definición

El crowdlending es uno de los modelos que permite en la actualidad ofrecer un servicio de financiación, sin la necesidad de tener que contar con el apoyo de ningún tipo de institución financiera tradicional. Esta idea nació en los años 90, cuando el crowdfunding se encontraba en su apogeo. No obstante, no fue sino hasta casi mediados de la segunda década del siglo XXI, cuando este modelo se convirtió en una opción popular.

En este sentido, en el año 2013, el crowdlending logró mover hasta 3.000 millones de dólares, un aumento del 150% en comparación con el año anterior. Esto se debe a simples factores como el desarrollo de internet y el aumento del papel de las redes sociales en la sociedad.

crowdlending

De esta manera, el crowdlending se convierte en el impulso monetario que un emprendedor necesita para comenzar su proyecto y lograr el éxito. Por otra parte, para el inversor supone la promesa de recibir un saldo de retorno que estará establecido según los términos del préstamo realizado.

Después de explicar qué es el crowdlending de manera teórica, es fundamental detallar su funcionamiento, el cual comprende una serie de pasos a seguir. De esta manera, tanto la inversión como el retorno de la misma, estará asegurado, buscando beneficiar a todas las partes.

Así funciona el crowdlending

Se pueden organizar el proceso para participar en el crowdlending, de la siguiente manera:

  • Primero. Tanto el potencial inversor como el emprendedor, deben formar parte de una red o de una plataforma que actúe como intermediario en todo el proceso. Esta se encargará de las operaciones y de todos los aspectos relacionadas con las mismas.
  • Segundo. El emprendedor debe presentar el proyecto en la plataforma en la cual forma parte. Junto a ello debe adjuntar la solicitud del préstamo y los términos del mismo. Esto le ofrece al potencial inversor toda la información que necesite para tomar su decisión. Normalmente, en la mayoría de las plataformas, el proyecto será estudiado y valorado según el riesgo que presenta. Este es un dato importante que es tomado en cuenta por los inversores.
  • Tercero. En caso de ser aprobada, la plataforma publicará el proyecto con los detalles más relevantes, como la meta que se buscará cumplir e, incluso, los intereses fijados por la plataforma.
  • Cuarto. Los inversores transferirán el dinero en una cuenta a nombre de la plataforma y en el caso de que el proyecto logre la meta con los préstamos, la plataforma se encargará de transferir el dinero a la cuenta de la empresa.
  • Quinto. Partiendo del conocimiento sobre qué es el crowdlending, cómo funciona y sobre la tasa de retorno que se es prometida por la plataforma, la misma será la delegada del proceso de retorno de inversión. Ella será quien se encargue de no solamente cobrar las cuotas y las tasas, sino también de dividirlas y distribuirlas a todos los inversores del proyecto.