Gané un aumento de sueldo… ¿qué hago con ese plus de dinero?

aumento de sueldo
Gané un aumento de sueldo… ¿qué hago con ese plus de dinero?
Valoración: 5 (100%) 1 votos

Si eres asalariado y estás leyendo este artículo es porque has experimentado una de las mejores situaciones por las que un trabajador puede pasar: recibir un aumento de sueldo. Sea por mérito, promoción o por convención colectiva, ver tu salario aumentar es siempre una sensación positiva y satisfactoria.

En ese instante, sin embargo, una duda suele surgir con frecuencia: ¿Y ahora? ¿Qué hacer con este dinero extra que va a entrar en la cuenta cada mes? En este artículo vamos ver unas claves para utilizar ese dinero con inteligencia.

Y es que a menudo un mayor sueldo no implica una mayor calidad de vida, ya que por lo general ese dinero extra solemos emplearlo para realizar gastos superfluos y, lo que es peor, incrementar nuestro endeudamiento. A continuación veremos otras soluciones que consideramos más inteligentes.

Aumento de sueldo por inflación

Antes de perderse en medio de la euforia por el aumento de salario, es importante que el trabajador considere la verdadera relevancia del aumento recibido. Esto es porque, cada año, nuestro poder adquisitivo tiende a disminuir a causa de la inflación y, en este contexto, no siempre un incremento en el salario será, de hecho, un dinero extra para ser aprovechado.

Si el aumento se produjo a través de una convención colectiva, por ejemplo, sólo puede servir para compensar la inflación -o parte de la inflación- del período, a fin de que el poder adquisitivo del trabajador se mantenga. Por otro lado, si el aumento fue proveniente de una promoción o incluso por méritos, vale la pena celebrar.

Aquí, sin embargo, vale una reserva: celebra con moderación. Además de eso, prepárate para recibir este aumento con inteligencia financiera, para que haga la diferencia en tu presupuesto -y en tu vida- a largo plazo.

Atención a tu lifestyle

Cuando el aumento recibido por el trabajador es relevante, no es inusual caer en excesos. Muchas personas tienen la idea de que, si ganan más, también pueden elevar sus gastos mensuales. Y eso es un error, como nos explica con todo lujo de detalles Robert Kiyosaki en su célebre libro Padre Rico, Padre Pobre.

Si elevas tus gastos a medida que aumenta tu salario, nunca conseguirás ahorrar el dinero suficiente para alcanzar tus diversos objetivos financieros. Cuanto más recibas, más necesidad sentirás de gastar… y no saldrás de dicha espiral.

Además, para quienes no tienen control sobre su propio dinero, el aumento de gastos junto a una mejor remuneración puede llevar a una situación de deudas en momentos de emergencia. Después de todo, nunca estará cómodo financieramente para hacer frente a una situación financiera adversa.

Por eso, después de ganar un aumento, es imprescindible mantener el estilo de vida y un patrón de consumo compatible con tus ingresos, evitando al máximo cambiar este patrón en relación a lo que estaba acostumbrado antes de recibir un salario mejor.

La reserva de emergencia

Si no dispones de una reserva de emergencia –una cantidad de dinero establecido para emergencias-, este sería un excelente momento para iniciar esta reserva. ¿Cómo? Ahorrando dinero y reservando el importe correspondiente al incremento salarial para este fin.

Mantener hábitos saludables y tener una reserva de emergencia formada son los primeros pasos para quien desea mantener una vida financiera más tranquila y organizada.

Oportunidad para inversiones

¿Ganaste un aumento de sueldo? ¿Qué tal comenzar a invertir tu dinero y hacer que esta pequeña parte del sueldo trabaje a tu favor con el tiempo? Puede ser invirtiendo en bienes raíces (inmuebles), en bonos, acciones… o creando negocios que trabajen para ti. Si te atrae el mundo de la bolsa, en este otro artículo podrás conocer los mejores simuladores de bolsa para aprender a invertir sin riesgos. Y si te atrae el mundo de las divisas, aquí te contamos qué es Forex y cómo funciona este mercado.

Recibir un aumento en la remuneración mensual es una situación más que propicia para empezar a invertir. Si no sueles realizar aportes con frecuencia, no te preocupes. Con calma, estudio y una buena dosis de organización y regularidad conseguirás formar una cartera de inversiones sólida, que te ayudará a ganar buenos ingresos a lo largo de los años.

Realización de sueños

Si tu vida financiera está organizada y debidamente planeada -con inversiones regulares y una reserva de emergencia formada-, tal vez sea el momento de utilizar este dinero extra para realizar tus sueños. Puede hacer aquel viaje que siempre quiso… o cambiar tu coche por un modelo más nuevo. En cualquier caso, la adquisición de pasivos siempre lo vemos como la última opción.

Organización, en primer lugar

Independiente del uso que vayas a dar a tu aumento, es imprescindible que te organices financieramente y no caigas en trampas cotidianas como, por ejemplo, gastar más porque estás recibiendo un salario mejor. Evita ser inmediatista; piensa en el corto, medio y largo plazo y descubra de qué forma tu aumento puede ser utilizado de una manera positiva.

Nuestro consejo, que el aumento de sueldo vaya a parar a la columna de las inversiones para hacerlo crecer y comenzar a crear una cartera de inversiones sólida que se convierta en una alta rentabilidad a largo plazo.

No Comments, Be The First!

Tu dirección de correo no será publicada.