¿Cómo ahorrar dinero y pagar tus deudas?

¿Cómo ahorrar dinero y pagar tus deudas?

Aunque a simple vista pagar tus deudas al mismo tiempo que consigues ahorrar dinero son conceptos contradictorios, lo cierto es que existen mecanismos con los que puedes llevar a cabo ambas necesidades. En este artículo te daremos algunos consejos para conseguirlo, aunque si necesitas ayuda personalizada, existen compañías especializadas en este tipo de servicios.

Reestructura tus deudas

Para pagar tus deudas y ahorrar dinero al mismo tiempo existen diferentes mecanismos, aunque los más interesantes están amparados por la Ley de Segunda Oportunidad. Una de las soluciones más recurrentes es la reestructuración de las deudas, estableciendo un nuevo plan de pagos que se adapte a la realidad actual del deudor, así como a su capacidad económica.

Gracias a este mecanismo, es posible establecer un nuevo pago mensual que te libere de los agobios de mensualidades imposibles de asumir, sobre todo si has perdido capacidad económica por algún motivo. Esta opción, además de permitirte pagar las deudas de manera más relajada, te ofrece la posibilidad de ahorrar dinero mes a mes.

Cancela las deudas más bajas

Como decíamos anteriormente, aún existen otras posibilidades para ahorrar dinero sin suprimir tus obligaciones con tus acreedores. Lo más fácil es empezar por cancelar las deudas más pequeñas y, cuando lo consigas, emplear esa misma cantidad al ahorro. Tu objetivo debe ser gastar lo menos posible para emplear ese dinero en cancelar el préstamo y, a continuación, comenzar a ahorrar.

No es necesario que canceles tu deuda de golpe si no te es posible, pero recuerda que también es muy interesante realizar cancelaciones parciales. De esta forma, si no modificas el tiempo de liquidación, tendrás que soportar mensualidades más bajas que te permitirán ahorrar una parte.

Fondos de ahorro

Si tienes un perfil más inversor y quieres hacer crecer tu dinero, los fondos de ahorro podrían ser una buena opción para ti. Se trata de planes de ahorro que, a su vez, están vinculados con productos financieros que podrían darte una rentabilidad. Eso sí, estudia muy bien el producto que más se adapte a tu perfil para no llevarte sustos innecesarios.

Si tienes un perfil más conservador podrías optar por un fondo de ahorro garantizado, que te ofrecerá rentabilidades más bajas, pero también te aportarán una mayor seguridad en tus operaciones. Ese dinero extra generado podrás utilizarlo para seguir amortizando deuda o ahorrarlo.

¿No puedes pagar tus deudas? Prueba esto

Hay ocasiones en las que hacer frente a las deudas se convierte en una tarea casi imposible. El miedo al impago genera estrés y, además, los recargos amenazan con seguir aumentando los quebraderos de cabeza.

Si tu situación es esa te aconsejamos que te pongas en manos de expertos. Hay muchas compañías especializadas en deudas que podrán estudiar tu caso de manera detallada y ofrecerte una solución en función de tu situación y tus ingresos.

Si eres un autónomo o una empresa, pon mucha atención a las deudas que generan recargos, como las de la Seguridad Social. Intenta no incrementar estas deudas y ponte en mano de expertos cuanto antes para cancelarlas cuanto antes. Si lo dejas pasar, las consecuencias podrían ser mucho mayores.

Un clavo no saca otro clavo

De ninguna de las maneras pidas un crédito para pagar otro. Esto no hará más que alimentar la bola de nieve y a medio-largo plazo la deuda será aún mayor. Planifica una estrategia de ahorro como paso previo para eliminar tus deudas.

¿Un consejo? Ahorra por adelantado, nunca a final de mes. Tan pronto como cobres tu nómina, separa una cantidad fija cada mes. Te sorprenderás lo fácil que es vivir con una pequeña cantidad menos y estarás sentando las bases para una mayor tranquilidad a largo plazo.

Deja un comentario