Préstamos y créditos con ASNEF, ¿dónde solicitarlos?

Dónde solicitar préstamos y créditos con ASNEF
Préstamos y créditos con ASNEF, ¿dónde solicitarlos?
Valoración: 4.8 (96%) 5 votos

A la hora de aprobar la concesión de un préstamo o un crédito, las entidades analizan la situación financiera de quien realiza la solicitud para analizar la viabilidad de la operación. Lo primero que hacen es comprobar los listados de morosos, siendo ASNEF, CIRBE y RAI los más conocidos y consultados por todos los bancos y entidades financieras.

No podemos obviar que aparecer en un listado de morosos como ASNEF dificulta de manera notable la posibilidad de acceder a un préstamo, pero la realidad es que hoy en día podemos encontrar en el mercado opciones y compañías que facilitan el acceso al crédito a pesar de ello. Muchas de estas empresas operan a través de internet y prometen dinero rápido y sencillo, por lo que debemos asegurarnos de que trabajamos con compañías serias antes de dar el paso.

Préstamos con ASNEF y nómina sin aval

La mejor forma de conseguir un préstamo estando en ASNEF es contar con una nómina, ya que esto garantiza a las entidades financieras que en la actualidad el solicitante dispone de ingresos mensuales suficientes para hacer frente a la deuda. Otra ventaja de disponer de nómina es que nos ofrece la posibilidad de conseguir liquidez inmediata sin necesidad de aval, ya que para cantidades relativamente pequeñas son pocas las entidades que exigen este requisito.

Pero, ¿qué pasa si estás en ASNEF y además no tienes una nómina para justificar tus ingresos? En ese caso se abren otras posibilidades, como el empeño de joyas y coches, los préstamos hipotecarios o el ingreso en cuenta de las cantidades que tenemos asignadas en la tarjeta de crédito, siempre y cuando dicha tarjeta acepte esta operación. En el caso de las empresas, éstas también tienen la posibilidad de adelantar el pago de facturas o acudir al descuento de pagarés para conseguir liquidez a corto plazo.

A continuación vamos a analizar las formas más habituales de solicitar un préstamo con ASNEF, dándole especial protagonismo a las entidades de microcréditos, donde podemos conseguir en cuestión de minutos cantidades de hasta 5.000 euros. Muchas de ellas no piden ni nómina ni aval, por lo que son una opción muy interesante para conseguir liquidez.

Empresas de microcréditos rápidos online

Como acabamos de comentar, estas empresas prometen ingresar el dinero en tu cuenta en apenas unos minutos, sin papeleos y sin necesidad de justificar ingresos. Algunas de ellas permiten solicitar hasta 5.000 euros con un plazo de devolución muy corto, aunque estos plazos se pueden renegociar en función de nuestras necesidades.

En estas entidades el funcionamiento es muy sencillo: sólo hay que entrar en la web, rellenar un pequeño formulario y esperar que la entidad analice los datos para confirmar o denegar el préstamo. Esta operación en muchos casos no supera los 15 minutos. El ingreso del dinero, en caso afirmativo, es inmediato.

Para conocer más detalles son las ventajas de este tipo de operaciones puedes leer el artículo exclusivo que le dedicamos a las empresas de minicréditos y microcréditos online al instante.

1. Creditea

Creditea promete un préstamo por un importe máximo de 3.000 euros y un tiempo de transferencia de apenas 15 minutos. La cantidad solicitada se puede devolver en un plazo de hasta 36 meses con total flexibilidad, ya que el propio cliente elige cuándo devolverlo dentro de este plazo. Además, el usuario tiene en todo momento a su disposición el dinero que le haga falta, ya que puede retirar la cantidad que necesite y sólo pagar por esa parte.

Para la formalización del préstamo, Creditea no cobra ni comisiones de cancelación ni gastos de gestión ni comisiones de apertura. Además, los usuarios pueden acceder a todos sus servicios las 24 horas al día los siete días de la semana.

2. Creditsor

Minicréditos de hasta 300 euros con un plazo de devolución de hasta 30 días es lo que propone Creditsor para sus clientes. Para solicitar el préstamo sólo hay que entrar en la web de la entidad, elegir la cantidad y el plazo de devolución y rellenar los datos para realizar la solicitud. La compañía garantiza el pago 15 minutos después de su aprobación.

Según la empresa, nueve de cada diez solicitudes son aprobadas gracias a que trabaja con una gran cantidad de compañías de préstamos, todas ellas con experiencia en el mercado y con un alto grado de fiabilidad. Los trámites son sencillos y pueden realizarse en apenas unos minutos sin avales ni papeleos.

3. Credy

Credy.es se define como un portal financiero innovador en el mercado de los préstamos rápidos, ya que utiliza algoritmos propios que ofrecen a sus clientes los préstamos que mejor se adaptan a sus necesidades y expectativas. Es por ello por lo que su ratio de aceptación supera el 95%. Y todo ello con un plazo máximo de cobro de 15 minutos.

A través de su web, los usuarios pueden solicitar un préstamo rápido de hasta 750 euros con un plazo de devolución de hasta 30 días. Además, cuenta con un programa de fidelidad con mejores condiciones para sus clientes más fieles. Asimismo, cuenta con servicios adicionales como créditos sin nómina, con Asnef o empeño de coches.

4. Kredito24

En la web de Kredito24, los usuarios pueden solicitar un minicrédito de entre 75 y 750 euros, con un plazo de devolución que oscila entre los siete y los 30 días. Después de rellenar los datos para la solicitud, los asesores de la compañía se pondrán en contacto con el cliente para confirmar el número de cuenta y realizar el ingreso en un plazo nunca superior a 15 minutos.

Además, la compañía ofrece flexibilidad en el caso de que el cliente necesite prolongar el préstamo rápido o quiera realizar una devolución anticipada. En este último supuesto no hay ningún tipo de coste adicional, ofreciendo la posibilidad de cancelar la deuda con antelación para evitar el pago de intereses.

5. Monedo Now

En Monedo Now podemos conseguir hasta 5.000 euros de préstamo con un plazo de devolución de entre 6 y 36 meses. Para solicitar este servicio hay que ser mayor de 18 años y disponer de una cuenta bancaria española y un ingreso regular. Además, es necesario tener una cuenta de e-mail activa y un número de teléfono móvil válido y operativo.

Una vez aceptada la petición, el cliente puede revisar la oferta, hacer cambios, seleccionar las fechas de pago y las cantidades. Además, puede elegir si el importe del préstamo lo quiere recibir en su cuenta bancaria o en su cuenta de PayPal. Del mismo modo, esta compañía permite cancelar el préstamo de forma anticipada para reducir el pago de intereses.

6. MoneyMan

MoneyMan es un portal de servicios financieros que comercializa minicréditos de hasta 300 euros para nuevos clientes con un plazo de devolución de hasta 30 días. Los clientes más antiguos, sin embargo, pueden solicitar cantidades de hasta 1.200 euros y ampliar el plazo de devolución hasta los cuatro meses.

Todo se realiza de manera 100% online en la propia web de la empresa y sin necesidad de papeleos. La solicitud no lleva más de 10 minutos y la compañía se compromete a dar una respuesta en un minuto. Si la solicitud es aprobada el ingreso se realiza en un plazo de apenas 15 minutos.

7. Solcredito

Fundada en mayo de 2011, Solcredito es una de las compañías especializadas más conocidas del mercado. Ofrece préstamos de entre 50 y 800 euros, con un plazo de devolución de entre cinco y 30 días y un ratio de aceptación superior al 95%. El proceso es 100% online, sin avales, sin nómina y sin papeleos. El primer préstamo está libre de intereses para nuevos clientes.

Este servicio está disponible para cualquier persona con residencia en España y una edad de entre 18 y 80 años. El cliente debe disponer de una cuenta bancaria en un banco nacional, un número de teléfono móvil y una dirección de correo electrónico. El pago se realiza 15 minutos después de la aprobación de la solicitud.

Tarjeta de crédito con Asnef

Préstamo con ASNEF mediante tarjeta de crédito

En la actualidad, ninguna normativa prohíbe a una entidad bancaria ofrecer a sus clientes tarjetas de crédito estando en ASNEF, aunque su consecución no es fácil. Por lo general, los bancos acuden a este listado antes de aceptar la entrega de una tarjeta de crédito, por lo que siempre se recomienda solicitar la tarjeta antes de entrar en el mismo.

Si tenemos la posibilidad de acceder a este servicio, debemos saber que muchas de estas tarjetas permiten sacar dinero en efectivo de este crédito desde el cajero o transferir una suma de dinero a nuestra cuenta bancaria. De esta forma podemos conseguir un préstamo de forma rápida y sencilla.

Otras tarjetas también permiten acceder a dinero en efectivo sin necesidad de ir al banco. Hablamos de tarjetas de crédito de comercios físicos como Media Markt, que están respaldadas por compañías de crédito como, por ejemplo, Cetelem. Estas tarjetas, que en un principio están pensadas para comprar en el propio comercio, también permiten derivar el importe del crédito a la cuenta bancaria.

Por lo general, estas tarjetas son aceptadas sobre la marcha con entregar únicamente la nómina. Una vez en posesión de la misma (es mejor que hagamos alguna compra para demostrar liquidez), es bastante probable que la propia entidad financiera que apoya el servicio se ponga en contacto con nosotros para ofrecernos el ingreso del crédito en cuenta para cualquier otro uso.

Préstamo con ASNEF gracias al coche

Si tienes un bien en propiedad con un valor de mercado interesante, las posibilidades de conseguir un préstamo estando en ASNEF se multiplican. Una de las fórmulas más extendidas es el empeño, que permite conseguir un crédito de manera rápida y sencilla y recuperar el bien empeñado una vez satisfecha la deuda.

Hasta ahora todos conocíamos el empeño de joyas, una práctica que se continúa realizando y que ha crecido durante la crisis, pero en los últimos años hemos visto el auge de otros servicios, como el empeño de coches, que permite obtener liquidez y seguir disfrutando del vehículo. Este servicio, por lo general, está pensado para clientes particulares que tengan coches de menos de 10 años, ya que en caso de impago tienen fácil acomodo en el mercado de ocasión.

Gedescoche, el servicio de empeño de Gedesco

Gedesco es una de las empresas españolas más importantes para el descuento de pagarés, factoring, confirming, préstamos de inversión y otros productos financieros para autónomos y empresas, pero desde hace unos años también permite acceder a un servicio de empeño de coches para clientes particulares gracias a Gedescoche.

Con este servicio, la compañía permite acceder a un préstamo de hasta 10.000 euros siempre y cuando se empeñe un coche de menos de 10 años. Gedescoche no consulta ASNEF y ofrece la posibilidad de recuperar el vehículo sin pagar intereses. Es decir, el usuario sigue disfrutando del coche, paga un alquiler por el mismo y, en la fecha acordada, abona la cantidad total del préstamo solicitado, sin ningún interés añadido al propio alquiler.

Para consultar más productos financieros de esta compañía puedes leer el artículo exclusivo en el que analizamos los principales servicios de Gedesco, entre los que se encuentra Gedescoche.

Préstamos con garantía hipotecaria

Muy de la mano del apartado anterior encontramos los préstamos con garantía hipotecaria, con los que podemos conseguir liquidez de manera sencilla siempre y cuando dispongamos de un bien de alto valor. Estos préstamos son muy útiles para conseguir dinero si tenemos un embargo, estamos en una lista de morosos como ASNEF o queremos poner en marcha un proyecto empresarial.

El procedimiento es sencillo: la entidad bancaria nos dará un crédito por un valor determinado a cambio de poner como garantía el propio bien hipotecado, que suele ser de naturaleza inmueble (una vivienda, un terreno, un local…). En estos casos es importante saber que si no podemos hacer frente a la deuda perderemos dicha propiedad, algo muy arriesgado si lo que hipotecamos es la vivienda habitual.

Los préstamos con garantía hipotecaria permiten solicitar importes que pueden llegar hasta los 300.000 euros con un plazo de reembolso de hasta 20 años o más. Además, no tenemos que justificar ingresos, podemos ser víctimas de un embargo o estar en una lista de morosos. El control de la entidad sobre la situación financiera del cliente es mínima.

Eso sí, los intereses de estos préstamos suelen ser más elevados debido al propio riesgo y suelen incluir comisiones bastante altas y gastos de gestión. Además, pueden pasar varios días antes de que tengamos el dinero en la cuenta. Pero lo más negativo de este servicio es que podemos perder la propiedad del bien hipotecado si no pagamos las cuotas.